Es­ce­na na­cio­nal: El club de las feas

UNA NUE­VA CO­ME­DIA DE HU­GO RO­BLES

High Class - - HC/CONTENIDODO - Por Ga­bu Za­pa­ta

Las de­ci­sio­nes de nues­tro pa­sa­do pue­den des­en­ca­de­nar un mon­tón de cir­cuns­tan­cias que nun­ca ima­gi­na­mos. Lo mis­mo pa­sa en es­ta his­to­ria que da­rá que ha­blar du­ran­te su tem­po­ra­da so­bre las ta­blas.

Así se ti­tu­la la nue­va crea­ción del re­co­no­ci­do di­rec­tor Hu­go Ro­bles, una co­me­dia que si­gue la his­to­ria de Lo­la, una mu­jer que tras lar­gos años de so­le­dad es­tá a pun­to de ca­sar­se con el amor de su vi­da. Es­te he­cho es fal­sa­men­te ce­le­bra­do por sus amigas, a las que co­no­ce des­de ha­ce vein­te años, y quie­nes si­guen “con­de­na­das” a la sol­te­ría.

El con­flic­to ini­cia cuan­do es­tas amigas de­ci­den pre­pa­rar­le una des­pe­di­da. La fies­ta se con­vier­te en el es­ce­na­rio don­de, po­co a po­co, van que­dan­do ex­pues­tas mu­chas si­tua­cio­nes que no se so­lu­cio­na­ron en el pa­sa­do, y que des­en­ca­de­na­ron pro­ble­mas.

La tra­ma se­rá re­pre­sen­ta­da por un elen­co de pri­mer ni­vel con­for­ma­do por Bruno So­sa, Am­pa­ro Velázquez, La­ra To­mas­si, Natalia Cál­ce­na y Leticia So­sa.

Se to­can di­ver­sos te­mas en es­ce­na: el bull­ying, la dis­cri­mi­na­ción, el len­gua­je vio­len­to de la so­cie­dad, la vio­len­cia con­tra la mu­jer y la in­di­fe­ren­cia ha­cia las dis­tin­tas mi­no­rías.

RI­SA PA­RA LA RE­FLE­XIÓN

El club de las feas es­tá con­for­ma­do por mu­je­res que se en­cuen­tran fue­ra del mol­de tra­di­cio­nal, que no os­ten­tan po­si­ción so­cial al­gu­na. Sim­ple­men­te, es un gru­po de amigas co­mo cual­quier otro, que en su reen­cuen­tro se co­mien­zan a sa­car los tra­pos su­cios y, fi­nal­men­te des­pués de tan­to tiem­po, dis­cu­ten los pro­ble­mas que nun­ca so­lu­cio­na­ron.

Los res­pon­sa­bles de es­ta pro­duc­ción to­ma­ron la de­ci­sión de ha­cer la pues­ta con mu­cho hu­mor, ya que el gé­ne­ro les per­mi­te to­car di­ver­sos te­mas, des­de el más com­pa­si­vo has­ta el más cruel. Si bien lo que pre­sen­tan es una co­me­dia, en las es­ce­nas se ex­po­nen te­mas bas­tan­te con­tro­ver­ti­dos pa­ra los es­pec­ta­do­res.

Su pro­pó­si­to no es de­jar un men­sa­je ni to­mar pos­tu­ra so­bre al­gún te­ma en par­ti­cu­lar; lo que bus­ca es que el pú­bli­co se di­vier­ta con las si­tua­cio­nes que se­rán re­pre­sen­ta­das, pa­ra lue­go ana­li­zar­las al sa­lir del tea­tro. La obra en sí no tra­ta so­bre pro­ble­mas so­cia­les, pe­ro con iro­nía plan­tea in­te­rro­gan­tes pa­ra la au­dien­cia.

El de­ba­te se da­rá por los di­ver­sos te­mas que se to­can en es­ce­na: el bull­ying, la dis­cri­mi­na­ción, el len­gua­je vio­len­to de la so­cie­dad pa­ra­gua­ya, la vio­len­cia con­tra la mu­jer y la in­di­fe­ren­cia ha­cia las dis­tin­tas mi­no­rías. Gra­cias al tra­ba­jo co­lec­ti­vo, el equi­po ins­ta a me­dir las con­se­cuen­cias que pue­den te­ner to­das las in­ter­ac­cio­nes que te­ne­mos den­tro de nues­tros círcu­los so­cia­les.

EL IN­NO­VA­DOR RO­BLES

Hu­go Ro­bles, di­rec­tor y dra­ma­tur­go, es­tá al fren­te de es­ta in­creí­ble pro­duc­ción. Ro­bles se ca­rac­te­ri­za por te­ner una ma­ne­ra muy pe­cu­liar de tra­ba­jar con los ac­to­res, so­bre to­do cuan­do la obra es pro­duc­to de un tra­ba­jo de la­bo­ra­to­rio.

En los en­sa­yos, Hu­go pre­fie­re ser el úni­co que co­no­ce el fi­nal de la obra. Es­te es­ti­lo de tra­ba­jo pro­du­ce cier­ta an­sie­dad en sus ac­to­res, una sed por sa­ber có­mo se desa­rro­lla­rán los acon­te­ci­mien­tos. Es­te he­cho le per­mi­te al di­rec­tor apro­ve­char de me­jor ma­ne­ra los re­cur­sos que ca­da in­tér­pre­te ofre­ce, ase­gu­ra: “Es­to lle­va al ac­tor un po­co al lí­mi­te. Nun­ca sa­ben muy bien qué va a ocu­rrir has­ta el día del es­treno”.

Des­de el pri­mer día, los per­so­na­jes de El club de las feas fue­ron tra­ba­ja­dos co­mo ca­ri­ca­tu­ras y na­cen del cli­ché. A par­tir de es­to, el di­rec­tor fue dan­do sus in­di­ca­cio­nes pa­ra co­men­zar a cons­truir los per­so­na­jes y sus diá­lo­gos.

Ro­bles es uno de los di­rec­to­res más pro­lí­fi­cos del tea­tro con­tem­po­rá­neo en Pa­ra­guay. Es­ta es su sex­ta pues­ta del año, lue­go de tra­ba­jar en tí­tu­los co­mo Las vie­jas del nor­te vien­to, Nues­tros años gri­ses, La can­di­da­ta y Le pré­nom, que dis­fru­ta­ron de éxi­to du­ran­te sus tem­po­ra­das. Él mis­mo co­men­ta que no des­car­ta se­guir tra­ba­jan­do en más his­to­rias lue­go de la pre­sen­ta­ción de El club de las feas.

El pro­lí­fi­co di­rec­tor tie­ne es­cri­tas más de 40 obras y ha di­ri­gi­do a los ac­to­res más im­por­tan­tes del país, co­mo Clo­til­de Ca­bral, Margarita Irún, Sil­vio Ro­das y La­li Gon­zá­lez, en­tre otros.

CÓ­MO INI­CIÓ EL PRO­YEC­TO

Es­ta es una obra im­por­tan­te pa­ra la ca­rre­ra de las ac­tri­ces Am­pa­ro Velázquez y La­ra To­mas­si, pues cons­ti­tu­ye un desafío per­so­nal pa­ra am­bas. Des­de los años de co­le­gio, com­par­tie­ron los mis­mos gus­tos: eran fa­ná­ti­cas de to­das las te­le­no­ve­las más co­no­ci­das de la épo­ca y coin­ci­die­ron en la mis­ma pa­sión por las ar­tes es­cé­ni­cas.

A me­di­da que cre­cie­ron, la amis­tad se for­ta­le­ció, a pe­sar de que to­ma­ron ca­mi­nos di­fe­ren­tes. Ca­da una te­nía sus pro­pios pro­yec­tos, La­ra por el la­do del mo­de­la­je y Am­pa­ro co­mo con­duc­to­ra de te­le­vi­sión, pe­ro ja­más se les es­ca­pó la idea de ha­cer tea­tro jun­tas. Des­pués de mu­chas idas y vuel­tas, se pre­sen­tó la opor­tu­ni­dad de con­cre­tar el sue­ño pa­ra las dos amigas.

Am­pa­ro co­men­ta que de­ci­dió dar de ba­ja mu­chos pro­yec­tos pa­ra que es­ta obra se pue­da rea­li­zar, y con­tac­tó con La­ra pa­ra cum­plir aquel ob­je­ti­vo que se ha­bían pro­pues­to ha­ce tan­tos años. En es­te ca­so, no so­lo son par­te del elen­co, sino que tam­bién, por pri­me­ra vez, tra­ba­jan co­mo pro­duc­to­ras eje­cu­ti­vas.

Am­bas ex­pli­can que eli­gie­ron a Hu­go Ro­bles por su ma­ne­jo del ti­ming de la co­me­dia y el hu­mor pa­ra­gua­yo. Los en­sa­yos co­men­za­ron en agos­to y con­ti­nua­rán has­ta los días pre­vios al es­treno. Cui­dan­do ca­da de­ta­lle, es­ta pro­duc­ción bus­ca que el pú­bli­co sal­ga sa­tis­fe­cho lue­go de ver una bue­na co­me­dia y sien­ta que su in­ver­sión va­lió la pe­na

Des­de el pri­mer día, los per­so­na­jes de El club de las feas fue­ron tra­ba­ja­dos co­mo ca­ri­ca­tu­ras y na­cen del cli­ché. A par­tir de es­to, el di­rec­tor fue dan­do sus in­di­ca­cio­nes pa­ra co­men­zar a cons­truir los per­so­na­jes.

Am­pa­ro Velázquez co­mo Pa­tri­cia So­le­dad.

Bruno So­sa co­mo Fer­nan­do Ma­ría.

Natalia Cál­ce­na co­mo Ju­lia Do­lo­res.

Leticia So­sa co­mo Pao­la del Rosario.

La­ra To­mas­si co­mo Lorena del So­co­rro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.