The gol­den hour

PIEL DO­RA­DA Y SA­LU­DA­BLE

High Class - - HC/PUBLINOTA -

Lle­gó di­ciem­bre con sus días lar­gos e in­ten­sa­men­te ca­lu­ro­sos, el an­ti­ci­po a los días de pla­ya. La ex­po­si­ción des­me­di­da al sol en es­ta épo­ca pue­de cau­sar una se­rie de da­ños en la piel que po­de­mos evi­tar, sin ne­ce­si­dad de de­jar de la­do la ex­po­si­ción al as­tro rey. Son va­rias las op­cio­nes que nos ayu­da­rán a pro­te­ger­nos pa­ra po­der dis­fru­tar a pleno y de for­ma sa­lu­da­ble.

El sol emi­te ra­dia­cio­nes lu­mi­no­sas con dis­tin­ta lon­gi­tud que se cla­si­fi­can en ra­yos cós­mi­cos, ra­yos gam­ma, ra­yos X, ra­yos ul­tra­vio­le­ta (UV). Es­tos úl­ti­mos es­tán for­ma­dos por los UVC, los UVB y los UVA, los ra­yos vi­si­bles, los in­fra­rro­jos y las on­das de ra­dio.

Den­tro de es­ta muy am­plia ca­te­go­ri­za­ción, los que lle­gan has­ta no­so­tros son los UVB, UVA, los vi­si­bles e in­fra­rro­jos, que cau­san di­fe­ren­tes con­se­cuen­cias en nues­tro or­ga­nis­mo y pue­den lle­gar has­ta no­so­tros en los días de sol o nu­bla­dos. Los ra­yos in­fra­rro­jos emi­ten ca­lor, al con­tra­rio de los UVB y UVA, que son fríos e in­vi­si­bles, pe­ro que ejer­cen una im­por­tan­te reac­ción en nues­tra piel.

Se­gún la Or­ga­ni­za­ción Mun­dial de la Sa­lud (OMS), exis­ten va­rias ma­ne­ras sen­ci­llas de pro­te­ger­se an­te los los ra­yos del sol, co­mo, por ejem­plo, re­fu­giar­se en al­gu­na som­bra o uti­li­zar len­tes de sol. Ade­más, tam­bién re­co­mien­dan apli­car­se una cre­ma con fil­tro so­lar en las par­tes del cuer­po que que­dan al des­cu­bier­to. Es im­por­tan­te re­cor­dar que el uso de fil­tro so­lar no es una ex­cu­sa pa­ra pro­lon­gar la ex­po­si­ción al sol.

Los ra­yos UV son más fuer­tes en­tre las 10 de la ma­ña­na y las 4 de la tar­de. Es­te da­to es clave pa­ra po­der or­ga­ni­zar las ac­ti­vi­da­des al ai­re li­bre que se ten­drán, y así po­der evi­tar una ex­po­si­ción ex­ce­si­va an­te los ra­yos del sol.

Si te en­con­trás en la ca­lle en es­tos ho­ra­rios, in­ten­tá apro­ve­char las som­bras, pe­ro re­cor­dá que es­tas no pro­te­gen an­te la ra­dia­ción so­lar. Pa­ra eso se pue­den uti­li­zar pren­das que sean ca­pa­ces de res­guar­dar va­rias par­tes del cuer­po co­mo, por ejem­plo, camisas de man­gas lar­gas li­via­nas, pan­ta­lo­nes lar­gos, som­bre­ros

La OMS tam­bién re­co­mien­da usar ga­fas de sol. Es­tas de­ben ser ce­rra­das a los la­dos pa­ra que den una pro­tec­ción apro­xi­ma­da­men­te del 99 % a 100 % con­tra las ra­dia­cio­nes ul­tra­vio­le­ta.

de alas an­chas o faldas que pue­dan cu­brir la la ma­yor par­te de la piel y ofre­cer la má­xi­ma pro­tec­ción po­si­ble, den­tro de los pa­rá­me­tros de la co­mo­di­dad.

La OMS tam­bién re­co­mien­da usar ga­fas de sol. Es­tas de­ben ser ce­rra­das a los la­dos pa­ra que den una pro­tec­ción apro­xi­ma­da­men­te del 99 % a 100 % con­tra las ra­dia­cio­nes ul­tra­vio­le­ta. De es­ta ma­ne­ra, se pue­den re­du­cir los da­ños ocu­la­res.

En las zo­nas de la piel que no que­den cu­bier­tas por la ro­pa, se de­ben apli­car con re­la­ti­va fre­cuen­cia los fil­tros so­la­res. Ha­waiian Tro­pic ofre­ce dis­tin­tas lí­neas pa­ra el uso dia­rio de gran­des y ni­ños, pro­duc­tos que sua­vi­zan, hu­mec­tan y pro­te­gen el cuer­po. La lí­nea Sheer Touch Ul­tra Ra­dian­ce es re­sis­ten­te al su­dor y su tex­tu­ra es muy li­ge­ra y no gra­sa, así que pue­de uti­li­zar­se dia­ria­men­te. Ade­más, se des­ta­can los pro­duc­tos de Silk Hy­dra­tion Air­soft, que cuen­ta con un pro­duc­to crea­do es­pe­cial­men­te pa­ra el ros­tro.

La me­jor pro­tec­ción se lo­gra apli­can­do to­das es­tas re­co­men­da­cio­nes en tu ru­ti­na dia­ria, y así po­der dis­fru­tar de los días de ve­rano cui­dan­do de tu piel

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.