La man­za­na en­can­ta­da

¡Y no es co­sa de cuen­tos! Con es­te ex­pe­ri­men­to co­noz­ca­mos qué ha­cen los an­ti­oxi­dan­tes.

Ultima Hora - Revista Escolar - - EXPERIMENTOS -

Ma­te­ria­les

Dos man­za­nas Ju­go de li­món Un cu­chi­llo Al­gu­nas ser­vi­lle­tas Un re­loj

¿Có­mo se ha­ce?

1.° Cor­tá la man­za­na por la mi­tad, con la ayu­da de al­guien ma­yor. 2.° Mo­já una ser­vi­lle­ta con ju­go de li­món. 3.° Fro­tá una de las mi­ta­des con es­ta ser­vi­lle­ta, em­be­bi­da con el ju­go de li­món. 4.° Es­pe­rá diez mi­nu­tos y ob­ser­vá. ¡La mi­tad que no fue mo­ja­da con el ju­go de li­món es­tá os­cu­ra! 5.° Con la otra man­za­na rea­li­zá el mis­mo pro­ce­di­mien­to. Pe­ro es­ta vez, guar­dá las dos mi­ta­des en la he­la­de­ra. ¡El re­sul­ta­do es igual, pe­ro el pro­ce­so se ha­ce más len­to! El ai­re con­tie­ne oxí­geno, es­te pro­du­ce una reac­ción en al­gu­nas sus­tan­cias. El hie­rro se oxi­da y to­ma ese color. Pe­ro, ¿por qué cuan­do co­lo­ca­mos li­món es­te pro­ce­so de­mo­ra más? Es­to es de­bi­do a una sus­tan­cia pro­pia del li­món que se le lla­ma AN­TI­OXI­DAN­TE. Las ba­jas tem­pe­ra­tu­ras tam­bién ayu­dan a que es­te pro­ce­so de­mo­re más.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.