La Cuen­ca del Pla­ta: Te­so­ro del pla­ne­ta

Es el quin­to sis­te­ma hí­dri­co más gran­de del mun­do. So­lís la lla­mó Mar dul­ce. Hoy es una re­gión prós­pe­ra que to­da­vía no apren­di­mos a va­lo­rar del to­do. ¡Em­pe­ce­mos a ex­plo­rar­la hoy mis­mo!

Ultima Hora - Revista Escolar - - EL MUNDO AQUI -

Ayer me­tal, hoy lí­qui­do pre­cio­so

Los es­pa­ño­les que llegaron a Amé­ri­ca des­de el si­glo XVI in­ves­ti­ga­ron va­rias for­mas pa­ra lle­gar a Pe­rú en bus­ca de oro. Por eso, se lle­na­ron de con­ten­to cuan­do en­con­tra­ron es­te río que les lle­vó a co­no­cer una re­gión in­men­sa, con mu­chos re­cur­sos na­tu­ra­les y gran­des ri­que­zas. La lla­ma­ron del Pla­ta, pues eso bus­ca­ban: oro y pla­ta. La cuen­ca es un sis­te­ma hí­dri­co que re­co­ge to­da el agua de cin­co gran­des ríos y desem­bo­ca en el Atlán­ti­co. Ellos son el Paraná, el Pa­ra­guay, el Pil­co­ma­yo, el Bermejo y el Uru­guay.

Po­co a po­co

En la ac­tua­li­dad es­ta cuen­ca abar­ca par­te de Bo­li­via, de Bra­sil, de Pa­ra­guay, Uru­guay en su to­ta­li­dad, y el cen­tro y nor­te de Ar­gen­ti­na. Gra­cias a su cli­ma, fau­na y flo­ra, ade­más de las ri­que­zas de sus tie­rras, se for­ma­ron más de cin­cuen­ta ciu­da­des im­por­tan­tes en es­ta re­gión. La fer­ti­li­dad del sue­lo y el agua abun­dan­te con­vir­tie­ron a la Cuen­ca del Pla­ta en el gra­ne­ro de la hu­ma­ni­dad.

La na­tu­ra­le­za nos une

La Cuen­ca del Pla­ta es co­mo un gran sis­te­ma ner­vio­so de ríos, ria­chos, arro­yos, la­gu­nas y hu­me­da­les que pro­du­cen pe­ces, animales, cul­ti­vos de gran va­lor, es­to ha per­mi­ti­do el asen­ta­mien­to de co­lo­nos, quie­nes for­ma­ron lo que hoy son los paí­ses que in­te­gran es­ta re­gión y que tie­nen un gran in­ter­cam­bio co­mer­cial.

Mer­co­sur

Los paí­ses que se desa­rro­lla­ron en la Cuen­ca del Pla­ta fir­ma­ron un acuer­do de co­mer­cio pa­ra me­jo­rar sus re­la­cio­nes. Es lo que dio en lla­mar el Mer­co­sur, que hoy in­te­gra tam­bién Ve­ne­zue­la que no es de la Cuen­ca. Me­dian­te es­te blo­que se agi­li­zan y pro­te­gen las re­la­cio­nes eco­nó­mi­cas con otros bloques de otros lu­ga­res del pla­ne­ta. Al ini­cio fue­ron Pa­ra­guay, Bra­sil, Uru­guay y Ar­gen­ti­na con al­gu­nos so­cios. El Mer­co­sur man­tie­ne re­la­cio­nes con Eu­ro­pa, Asia, Es­ta­dos

Uni­dos y otras re­gio­nes del mun­do.

Agua dul­ce

Ba­jo la Cuen­ca es­tá el ma­yor re­ser­vo­rio de agua dul­ce del mun­do: el acuí­fe­ro Gua­ra­ní. Nues­tro gran te­so­ro es es­te lí­qui­do pre­cio­so tan va­lo­ra­do en el mun­do hoy: el agua dul­ce.

En re­su­men

Cuen­ca es un sis­te­ma de ríos, arro­yos y hu­me­da­les de un lu­gar de­ter­mi­na­do. Gra­cias a su sue­lo ge­ne­ro­so se for­ma­ron ciu­da­des y fo­cos de ci­vi­li­za­ción en es­ta zo­na. Así na­ció el Mer­co­sur, blo­que eco­nó­mi­co for­ma­do ini­cial­men­te por Bra­sil, Ar­gen­ti­na, Bo­li­via, Uru­guay y Pa­ra­guay, y al que ha­ce po­co se in­te­gró Ve­ne­zue­la.

Cui­de­mos nues­tra gran ca­sa

Los pro­ble­mas so­cia­les y la ile­ga­li­dad son los ma­yo­res des­truc­to­res de la na­tu­ra­le­za de la cuen­ca. Ri­cos y po­bres, es­tu­dian­tes, de­por­tis­tas, po­lí­ti­cos, to­dos de­be­mos cuidar es­ta tie­rra, pues no tie­ne re­pues­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.