Cons­truc­to­ra mi­ni­ma­lis­ta

Ca­si en for­ma ca­sual, Gra­ce de El­sam des­cu­brió una pa­sión que es, al mis­mo tiem­po, ar­te y do­cen­cia. Sus ma­que­tas re­pro­du­cen cons­truc­cio­nes his­tó­ri­cas y em­ble­má­ti­cas.

Ultima Hora - Vida - - En Pocas Palabras -

P acien­cia y mi­nu­cio­si­dad. Gra­ce de El­sam las tie­ne y las po­ne en prác­ti­ca cuan­do se de­di­ca a su pa­sa­tiem­po fa­vo­ri­to: cons­truir ma­que­tas de edi­fi­cios.

De as­cen­den­cia es­co­ce­sa, Gra­ce Mun­ro na­ció en En­car­na­ción un 19 de enero. En 1971 via­jó al Reino Uni­do pa­ra pro­se­guir sus es­tu­dios. En ese país com­ple­tó su for­ma­ción y co­men­zó una fa­mi­lia, pues se ca­só con Ro­bert El­sam, un ciu­da­dano bri­tá­ni­co, con quien tu­vo dos hi­jos, Ri­chard (36) y Alex (32).

En las is­las bri­tá­ni­cas des­cu­brió su afi­ción ac­tual. Pro­fe­so­ra de edu­ca­ción ini­cial y di­rec­to­ra del jar­dín de in­fan­tes bi­lin­güe The En­glish Play­group, en uno de sus dos via­jes anua­les a In­gla­te­rra de­ci­dió com­prar una ca­sa de mu­ñe­cas pa­ra su guar­de­ría in­fan­til.

“De chi­ca me gus­ta­ban las mu­ñe­cas, pe­ro me en­con­tré con que es­tas ca­sas no son tan­to pa­ra cria­tu­ras, sino que es­tán pen­sa­das co­mo pa­sa­tiem­po de se­ño­ras”, cuen­ta Gra­ce.

A par­tir de ese mo­men­to em­pe­zó a ad­qui­rir las ma­que­tas y a de­co­rar­las y equi­par­las. En Pa­ra­guay se en­te­ró de que la es­po­sa del em­ba­ja­dor bri­tá­ni­co coin­ci­día con ella la mis­ma afi­ción, y de­ci­die­ron con­tra­tar a un car­pin­te­ro pa­ra que les fa­bri­que las ma­que­tas, en prin­ci­pio fie­les al es­ti­lo de vi­vien­das de los Jor­ge.

Ac­tual­men­te ya po­see al­re­de­dor de una do­ce­na de es­tas cons­truc­cio­nes en mi­nia­tu­ra, en­tre las que se des­ta­ca la Ca­sa de la In­de­pen­den­cia, cons­trui­da en homenaje al Bi­cen­te­na­rio de la In­de­pen­den­cia. Tam­bién re­sal­tan la igle­sia de Tri­ni­dad y el al­ma­cén Ca­ñi­sá, de ese ba­rrio (“por­que vi­vo en Tri­ni­dad”), y es­tá en cons­truc­ción la Ca­te­dral de En­car­na­ción (“por­que soy en­car­na­ce­na”).

Ar­te­sa­nos pa­ra­gua­yos, joyeros de Lu­que y al­fa­re­ros de Are­guá la ayu­dan a com­ple­tar sus ac­ce­so­rios. El res­to es crea­ción e in­ge­nio pro­pio pa­ra apro­ve­char ob­je­tos desecha­dos y con­ver­tir­los en pe­que­ñas obras de ar­te.

Ca­da año rea­li­za un en­cuen­tro con sus ami­gas pa­ra ex­hi­bir sus crea­cio­nes, pe­ro sue­ña con ha­bi­li­tar un mu­seo don­de pue­da ex­po­ner­las de ma­ne­ra per­ma­nen­te. Los ob­je­tos que Gra­ce fa­bri­ca son pe­que­ños… pe­ro se dis­fru­tan en gran­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.