Pa­ra con­cen­trar­se en una ta­rea y ser real­men­te pro­duc­ti­vo se de­ben cum­plir cier­tos re­qui­si­tos bá­si­cos. Co­noz­ca tru­cos pa­ra me­jo­rar y en­fo­car ade­cua­da­men­te la aten­ción.

Ultima Hora - Vida - - En Pocas Palabras -

SI­LEN­CIAR LAS PREO­CU­PA­CIO­NES

1 2 Los días, las se­ma­nas y los me­ses pa­san sin dar­nos cuen­ta, y mien­tras tan­to, la ma­yo­ría se su­mer­ge en preo­cu­pa­cio­nes fu­tu­ras y/o en crí­ti­cas al pa­sa­do y deja muy po­co tiem­po pa­ra en­fo­car­se en ac­ti­vi­da­des del pre­sen­te. Su­ce­de que la ma­yor par­te de lo que vie­ne de aden­tro tam­bién pue­de ser un dis­trac­tor im­por­tan­te. Aun cuan­do uno lo­gre en­con­trar mo­men­tos de si­len­cio —al­go ca­da vez más di­fí­cil—, los pen­sa­mien­tos que vie­nen y van pue­den per­tur­bar la con­cen­tra­ción en el pre­sen­te.

“Ser cons­cien­tes de nues­tra res­pi­ra­ción, pen­sa­mien­tos y emo­cio­nes de una ma­ne­ra no reac­ti­va ayu­da a me­jo­rar la aten­ción, acep­tan­do lo que vie­ne. Pe­ro siem­pre re­en­fo­can­do la aten­ción cuan­do cae­mos en la cuen­ta de que nos des­via­mos con otros pen­sa­mien­tos”, de­ta­lla. Prac­ti­car de 5 a 10 mi­nu­tos de res­pi­ra­ción y me­di­ta­ción dia­ria tam­bién es útil. “Es­tos ejer­ci­cios pue­den ser­vir pa­ra lo­grar una ma­yor con­cen­tra­ción”, in­di­ca Go­doy.

CE­RO DIS­TRAC­TO­RES

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.