Ha­ga­mos nú­me­ros

A la ma­yo­ría nos ge­ne­ran te­mor y re­cha­zo. Pe­ro los nú­me­ros son par­te esen­cial de nues­tra vi­da y apren­der a que­rer­los pue­de ayu­dar­nos a pen­sar me­jor y has­ta di­ver­tir­nos. Una es­pe­cia­lis­ta nos ex­pli­ca có­mo.

Ultima Hora - Vida - - En Pocas Palabras -

tras vi­das, los nú­me­ros. Es que sin ellos es im­po­si­ble, in­clu­so, en­ten­der el mun­do.

A pe­sar de su im­por­tan­cia, las ma­te­má­ti­cas no se ha­cen que­rer. Y al­gu­na ra­zón de­be ha­ber pa­ra que nos ge­ne­ren re­cha­zo. ¿Es na­tu­ral esa suer­te de fo­bia que nos ata­ca cuan­do de re­sol­ver pro­ble­mas con nú­me­ros se tra­ta?

“De nin­gu­na ma­ne­ra”, res­pon­de Ga­brie­la Gó­mez, di­rec­to­ra eje­cu­ti­va de la Or­ga­ni­za­ción Mul­ti­dis­ci­pli­na­ria de Apo­yo a Pro­fe­so­res y Alum­nos (Oma­pa), una oe­ne­gé que de­cla­ra que su mi­sión es co­la­bo­rar con el me­jo­ra­mien­to de la ca­li­dad de la edu­ca­ción y así con­tri­buir a ele­var la ca­li­dad de vi­da de los pa­ra­gua­yos.

Gó­mez afir­ma que los ni­ños, sal­vo ca­sos ex­cep­cio­na­les de di­fi­cul­tad de apren­di­za­je, sien­ten in­te­rés por apren­der tan­to lo re­la­cio­na­do con la lec­toes­cri­tu­ra co­mo las ope­ra­cio­nes ma­te­má­ti­cas, y des­car­ta cual­quier in­si­nua­ción de al­gún sen­ti­mien­to in­na­to de re­cha­zo ha­cia los nú­me­ros.

“Te­ne­mos la cer­te­za ab­so­lu­ta de que a la gran ma­yo­ría de los chi­cos les gus­tan las ma­te­má­ti­cas; les fas­ci­na apren­der a con­tar, a su­mar, a res­tar con la mis­ma avi­dez con que quie­ren apren­der a leer y es­cri­bir. Es par­te de lo que se pue­de lla­mar la pro­gra­ma­ción, el soft­wa­re de apren­di­za­je del ce­re­bro, el de­seo y el pla­cer de apren­der”, ex­pli­ca Gó­mez.

MAL DE MU­CHOS

Sin em­bar­go, la do­cen­te sos­tie­ne que en la ma­yo­ría de los paí­ses la­ti­noa­me­ri­ca­nos, in­clui­do el nues­tro, la pro­pues­ta de en­se­ñan­za de ma­te­má­ti­cas en las au­las es aburrida y re­cha­za­da por mu­chos ni­ños. Es de­cir, es­ta ac­ti­tud ne­ga­ti­va ha­cia los nú­me­ros no es na­tu­ral sino ad­qui­ri­da, por de­fec­to del sis­te­ma.

“Es­tán mal el cu­rrí­cu­lum, la me­to­do­lo­gía, la pre­pa­ra­ción de ori­gen de los pro­fe­so­res, el sis­te­ma de eva­lua­ción. No hay con­trol aca­dé­mi­co real, es­ta­mos des­fa­sa­dos de las tendencias mun­dia­les”, se que­ja Gó­mez. En su opi­nión, hay que ver qué es lo que es­tá fun­cio­nan­do en el mun­do

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.