Ne­go­cio que va

Al pe­lo

Ultima Hora - Vida - - En Pocas Palabras -

En el país hay una fir­ma pio­ne­ra en ape­lar al sis­te­ma de fran­qui­cias pa­ra ex­pan­dir­se. La pe­lu­que­ría Rommy ope­ra en el mer­ca­do des­de 1978, y ha­cia 1984 co­men­zó con la aper­tu­ra de nuevos lo­ca­les en la ca­pi­tal y en lo­ca­li­da­des del in­te­rior. El cre­ci­mien­to de la em­pre­sa se sos­tu­vo al prin­ci­pio con la aper­tu­ra de su­cur­sa­les, pe­ro des­de 1989 al­qui­la la mar­ca y el mo­de­lo de ne­go­cio. “Nues­tras pri­me­ras fran­qui­cias fue­ron un po­co ‘a lo Pa­ra­guay’, por­que vi­mos que po­día­mos ha­cer­lo ani­man­do a nues­tros em­plea­dos a abrir sus pro­pios lo­ca­les, con nues­tro ase­so­ra­mien­to y apo­yo. So­lo des­pués pa­sa­mos a las fran­qui­cias con ter­ce­ros que que­rían apro­ve­char nues­tra mar­ca y nues­tra ex­pe­rien­cia”,re­la­ta Víc­tor Ah­lers, pre­si­den­te de Ah­le­mar, la em­pre­sa pro­pie­ta­ria de Rommy Fe­me­nino/Mas­cu­lino. La mar­ca po­see hoy cin­co lo­ca­les pro­pios y sie­te fran­qui­cia­dos. Sus con­tra­tos va­rían de acuer­do a la lo­ca­ción de la fran­qui­cia, pues la ren­ta­bi­li­dad tam­bién de­pen­de de la ubi­ca­ción del sa­lón. Por es­ta ra­zón, los mon­tos que pa­gan los fran­qui­cia­dos va­rían en­te el 20 y el 35% de las uti­li­da­des, si bien tam­bién se sue­le abo­nar un mon­to fi­jo. Los con­tra­tos son anua­les, pe­ro se renuevan au­to­má­ti­ca­men­te ca­da año, des­de lue­go, si am­bas par­tes es­tán con­for­mes. Des­de que co­men­zó a ope­rar me­dian­te fran­qui­cias, Rommy so­lo tu­vo que ce­rrar tres lo­ca­les: una vez por­que el fran­qui­cia­do no man­tu­vo la ca­li­dad acor­da­da, otra por­que el lo­cal se tras­la­dó y una ter­ce­ra por­que el in­ver­sor de­ci­dió aban­do­nar el ne­go­cio. La clave del éxi­to es man­te­ner los es­tán­da­res de ca­li­dad aso­cia­dos a la mar­ca, en­fa­ti­za Ah­lers. Ade­más, ca­da fran­qui­cia de­be acon­di­cio­nar el sa­lón con una de­co­ra­ción igual a la de los de­más lo­ca­les, pa­ra que en ca­da uno de ellos el clien­te per­ci­ba la iden­ti­dad de Rommy. ex­pe­rien­cia (por ejem­plo, tres) pe­ro de­ben te­ner al me­nos dos lo­ca­les ope­ran­do, po­seer la mar­ca re­gis­tra­da y ser una em­pre­sa for­mal.

MÁS ALLÁ DE LAS FRON­TE­RAS

Una fir­ma pa­ra­gua­ya que ya tie­ne in­clu­so ex­pe­rien­cia in­ter­na­cio­nal en fran­qui­cias es Be­lli­ni. Jor­ge Ávila, eje­cu­ti­vo de la mar­ca, es­tá con­ven­ci­do de que las em­pre­sas pa­ra­gua­yas es­tán en con­di­cio­nes de fran­qui­ciar, aun en el ex­te­rior. “Aho­ra hay mu­chí­si­mas que es­tán ha­cien­do muy bien las co­sas y no te­ne­mos na­da que en­vi­diar a las em­pre­sas ex­tran­je­ras”, des­ta­ca.

El em­pre­sa­rio ad­vier­te, sin em­bar­go, que no hay que pen­sar que se tra­ta de una ta­rea sen­ci­lla. Los pro­pie­ta­rios de Be­lli­ni ve­nían ha­cien­do un buen tra­ba­jo con la mar­ca y con­si­de­ra­ron que ya ha­bían al­can­za­do un ni­vel com­pe­ti­ti­vo de ca­te­go­ría in­ter­na­cio­nal; eso los lle­vó a ani­mar­se a abrir una fran­qui­cia en Flo­ria­nó­po­lis.

“Con­tac­ta­mos con un em­pre­sa­rio bra-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.