A

Ultima Hora - Vida - - En Pocas Palabras -

Sebastián Boes­mi siem­pre es­tá en bus­ca de ex­pe­rien­cias, y has­ta ex­po­ne su ta­len­to en la vía pú­bli­ca, gra­cias la ini­cia­ti­va de una em­pre­sa pri­va­da. Vida le in­vi­ta a co­no­cer a un ar­tis­ta cu­ya obra

siem­pre da que pen­sar. mí me gus­ta que la gen­te no se abu­rra, que en­cuen­tre siem­pre nue­vas co­sas, nue­vas ex­pe­rien­cias con los ob­je­tos con los que desea con­vi­vir, como es una obra de ar­te”. El ar­tis­ta Sebastián Boes­mi re­fle­ja sus vi­ven­cias en sus tra­ba­jos, pe­ro lo que ca­da es­pec­ta­dor en­cuen­tra en sus crea­cio­nes es per­so­nal. Es uno de sus se­llos.

El es­ti­lo de Boes­mi tie­ne mu­cho que ver con la pro­fu­sión y el co­lor. Él se de­fi­ne como un “di­bu­jan­te que pin­ta” y que mu­chas ve­ces di­bu­ja con pin­tu­ra. “Uso ma­te­ria­les muy es­pe­cí­fi­cos y, por su­pues­to, el co­lor. Yo mez­clo mis co­lo­res, los ha­go con pa­le­ta, los voy co­ci­nan­do; no sa­co el co­lor del po­mo y lo apli­co di­rec­ta­men­te, sal­vo que sea blan­co o ne­gro”, ex­pli­ca.

A sus 34 años, es­te crea­dor pa­ra­gua­yo di­ce que to­da­vía en­cuen­tra la ins­pi­ra­ción en las co­sas que no son con­ven­cio­na­les, una ca­rac­te­rís­ti­ca que im­preg­na su pro­pia ca­rre­ra y la bús­que­da de su iden­ti­dad de ar­tis­ta.

“Ha­cía tea­tro, pe­ro no que­ría ser ac­tor, sino co­no­cer me­jor mis emo­cio­nes, sa­ber de mi he­rra­mien­ta prin­ci­pal pa­ra las ar­tes vi­sua­les, que es el cuer­po; siem­pre qui­se ser pin­tor y pen­sa­ba que el tea­tro me iba a ayu­dar a co­no­cer­me más”, re­ve­la.

Boes­mi se ini­ció en el Ins­ti­tu­to Mu­ni­ci­pal de Ar­te (IMA), y des­pués, en 1999, em­pe­zó la ca­rre­ra de Ar­qui­tec­tu­ra, pe­ro so­lo por dos años. Que­ría es­tu­diar pin­tu­ra, pe­ro no en la Aca­de­mia de Be­llas Ar­tes, acla­ra. Por eso, cuan­do co­no­ció el Ins­ti­tu­to Su­pe­rior de Ar­te (ISA) de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de Asun­ción (UNA), aban­do­nó Ar­qui­tec­tu­ra.

¿La ra­zón? “El ISA se en­fo­ca más en ar­te con­tem­po­rá­neo que en ar­te aca­dé­mi­co, como lo ha­ce Be­llas Ar­tes. Me con­cen­tré ne­ta­men­te en el ar­te y ter­mi­né la ca­rre­ra en 2008, con una in­te­rrup­ción de un año en 2006, que apro­ve­ché pa­ra ha­cer es­cue­la de ar­te du­ran­te un año en Man­hat­tan (Nue­va York, Es­ta­dos Uni­dos)”.

EN SE­RIE

Sebastián co­men­zó con la se­rie Gra­fit­tis ima­gi­na­rios ha­ce una do­ce­na de años, y des­de en­ton­ces no ha pa­ra­do de crear, con al­gu­nos mo­men­tos de in­fle­xión en su ca­rre­ra, mo­men­tos ne­ta­men­te co­lo­ris­tas, como su úl­ti­ma se­rie Moun­tains mo­ve­ments, y la pos­te­rior Wa­ters­hips, don­de re­pre­sen­ta na­ves sub­ma­ri­nas en­tre or­gá­ni­cas y me­cá­ni­cas.

“Des­pués ten­go la se­rie Lo­ves and dis­le­xia, que lle­vo pre­pa­ran­do ha­ce unos 10 años. Y ten­go otra muy cu­rio­sa que se lla­ma Vis­ci­ci­tu­des, que hi­ce en 2012 en Bar­ce­lo­na. Vi­vía en una ca­lle que era la de los heavy me­tals, dos cua­dras lle­nas de ba­res, y mi pai­sa­je in­me­dia­to era ese: el cue­ro, las ta­chas, el co­lor ne­gro”, re­la­ta.

Mu­cho de ese mo­men­to de su vida tam­bién es­tá re­fle­ja­do en su obra. Nun­ca ha­bía pin­ta­do con co­lo­res os­cu­ros, mus­tios, pe­ro en esa se­rie sí, en la que se ve to­do lo con­tra­rio a las ex­pe­rien­cias de co­lor. “Qui­zás por­que era un mo­men­to de mi vida que ha­bía que re­fle­jar­lo así”, jus­ti­fi­ca Sebastián.

El di­bu­jo, la lí­nea, la pro­fu­sión de los ele­men­tos, el di­bu­jar sin bo­ce­tar, co­sas que son pen­sa­das en ese mo­men­to. Son ele­men­tos re­la­cio­na­dos con el da­daís­mo, con la es­cri­tu­ra au­to­má­ti­ca de los su­rrea­lis­tas.

“El es­ti­lo se de­no­mi­na mo­re is mo­re. Por lo me­nos yo le lla­mo así; se ve en mu­chas par­tes, pe­ro yo lo es­toy ha­cien­do en Asun­ción ha­ce más de 13 años. No es que me ca­sé con ese es­ti­lo, pe­ro es mi se­llo”, ex­pli­ca.

HE­RRA­MIEN­TAS

El ar­tis­ta cuen­ta que di­bu­ja so­bre la ma­de­ra cru­da, usan­do úni­ca­men­te gra­fi­to, ma­de­ra y al­gún que otro tono en acrí­li­co. Tam­bién ha­ce lu­ces de

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.