A tra­vés del uni­ver­so

Con 15 años de vi­gen­cia, el gru­po Flou pre­sen­ta su cuar­to dis­co. El ba­jis­ta Fe­de­ri­co Wa­ge­ner ha­bla de las me­tas y la clave pa­ra man­te­ner­se en la es­ce­na na­cio­nal.

Ultima Hora - Vida - - En Pocas Palabras -

U n so­ni­do nue­vo, re­sul­ta­do de la ma­du­rez mu­si­cal y ar­tís­ti­ca. Es­ta es la pro­pues­ta del gru­po Flou en su nue­vo dis­co, Uni­ver­so In­ver­so, que se pre­sen­ta es­ta no­che an­te sus se­gui­do­res. “En es­tos 15 años, ha­blan­do des­de lo mu­si­cal, po­de­mos de­cir que he­mos en­con­tra­do nues­tro ca­mino”, ex­pli­ca Fe­de­ri­co Wa­ge­ner, ba­jis­ta del gru­po.

En sus ini­cios, en el año 2000, Flou cul­ti­va­ba un es­ti­lo que se iden­ti­fi­ca­ba con el nü me­tal. Ac­tual­men­te, los so­ni­dos tie­nen una ten­den­cia más ro­que­ra, con in­fluen­cias del rock pe­sa­do, me­tal, grun­ge y otras co­rrien­tes que mar­ca­ron la dé­ca­da del 90, es­pe­ci­fi­ca el mú­si­co. “In­ten­ta­mos no en­ca­si­llar­nos. Ha­ce­mos rock, y lis­to”, agre­ga el ba­jis­ta.

El nom­bre del gru­po ha­ce re­fe­ren­cia al flou ar­tís­ti­co, una téc­ni­ca que con­sis­te en un des­en­fo­que desea­do en la ima­gen. Es­to es apli­ca­do en fo­to­gra­fía y ci­ne, prin­ci­pal­men­te, pe­ro tam­bién se ha uti­li­za­do en pin­tu­ra y li­te­ra­tu­ra. “El sig­ni­fi­ca­do en­ca­ja bas­tan­te con lo que es la ban­da y su esen­cia. Si ve­mos esa ima­gen de una ma­ne­ra fo­to­grá­fi­ca, nos trans­mi­te esa ener­gía que el gru­po trae, al­go os­cu­ro, ni muy pe­sa­do ni sua­ve. El con­cep­to per­mi­te, ade­más, mu­cha más li­ber­tad en el es­ti­lo”, de­ta­lla Wa­ge­ner.

EL CAM­BIO

Uni­ver­so In­ver­so trae un so­ni­do nue­vo pa­ra Flou, pe­ro man­te­nien­do la esen­cia de la ban­da. “Hay una evo­lu­ción en com­po­si­ción y so­ni­dos. Es­te dis­co sue­na más fres­co y tie­ne co­sas que no te­nían los an­te­rio­res. El fa­ná­ti­co que nos si­gue va a no­tar la di­fe­ren­cia. No­so­tros mis­mos —aco­ta Wa­ge­ner— es­ta­mos con­ten­tos y con­for­mes con lo que se dio”.

El ma­te­rial es­tá dis­po­ni­ble en las dis­que­rías des­de ha­ce tres se­ma­nas, aun­que el cor­te pro­mo­cio­nal En mil pe­da­zos fue lan­za­do a prin­ci­pios de abril. Rá­pi­da­men­te se ubi­có en­tre los fa­vo­ri­tos del pú­bli­co, ade­más de re­ci­bir bue­nas crí­ti­cas. Las le­tras de Flou ha­blan de sen­ti­mien­tos y vi­ven­cias que ca­da in­te­gran­te plas­ma en la mú­si­ca. “Ge­ne­ral­men­te se es­cri­be de una ma­ne­ra más sub­je­ti­va, pa­ra que ca­da uno pue­da to­mar­lo como le lle­gue. Que­re­mos —sub­ra­ya Fe­de­ri­co— que la gen­te se apro­pie de la le­tra y la sien­ta su­ya”.

EL RITUAL

Cual axio­ma, Fe­de­ri­co se­ña­la que uno no de­ci­dió ha­cer mú­si­ca pa­ra es­tar so­lo en un es­tu­dio o que­dar­se en­ce­rra­do en su ca­sa. La idea es to­car en vi­vo, sen­tir el con­tac­to con el pú­bli­co. “La esen­cia de la ban­da es jus­ta­men­te esa. Si a la gen­te le gus­tó o se sin­tió a gus­to con la ban­da, fue mu­cho más por los con­cier­tos en vi­vo. Es el prin­ci­pal mo­ti­vo por el que ha­ce­mos pre­sen­ta­cio­nes. Cuan­do la gen­te va, uno quie­re re­tri­buir­les el ca­ri­ño que nos brin­da”, di­ce al ar­gu­men­tar so­bre ese ritual que los une con su pú­bli­co.

La fan pa­ge del gru­po cuen­ta con ca­si 80.000 se­gui­do­res, una ci­fra que se acer­ca bas­tan­te a las 85.000 per­so­nas que vi­bra­ron con ca­da uno de sus te­mas, cuan­do se pre­sen­ta­ron en el fes­ti­val Pil­sen Rock Vol. 3, en 2005. Con sus can­cio­nes fue­ron for­man­do un pú­bli­co fiel en el país e in­clu­so en el ex­te­rior.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.