VA­RIA­DO.

Ultima Hora - Vida - - Enpocas Palabas -

co­mo al­go su­pe­rim­por­tan­te. Me ayu­dó a te­ner una lec­tu­ra de mi obra, ade­más de en­con­trar coin­ci­den­cias y he­rra­mien­tas que uti­li­za­ba pa­ra ha­cer gra­ba­dos en los años 90 y que aho­ra me sir­ven en la fo­to­gra­fía”, des­cri­be el ga­na­dor del pre­mio Ma­tis­se en el año 2000.

EN SU LU­GAR

El ar­tis­ta tu­vo co­mo maes­tros a Ol­ga Blin­der y Li­vio Abra­mo, en­tre otras per­so­na­li­da­des de la cul­tu­ra na­cio­nal, ade­más de par­ti­ci­par de ta­lle­res y cur­sos con re­fe­ren­tes ex­tran­je­ros co­mo Luis Fe­li­pe Noé. La se­gun­da ex­po­si­ción que rea­li­za en es­ta retrospectiva de su tra­ba­jo se de­no­mi­na Hen­dá­pe y se pue­de apre­ciar en el Mu­seo del Ba­rro has­ta fi­na­les de agos­to.

“Mu­chas ve­ces el ar­tis­ta ya no guar­da sus pro­pias crea­cio­nes, por­que las ven­de o las pres­ta. Por eso des­ta­co la im­por­tan­cia del Mu­seo del Ba­rro. Es­te lu­gar fue ad­qui­rien­do al­gu­nas de mis obras des­de los años 90 has­ta el 2014. Gra­cias a eso ten­go tra­ba­jos in­tac­tos y con­ser­va­dos. To­do lo que ve­mos acá for­ma par­te del acer­vo”, des­cri­be Mar­cos, quien es­te año vol­ve­rá a ex­po­ner en la Bie­nal de Por­to Ale­gre, una dé­ca­da des­pués de su pri­me­ra pre­sen­cia en es­te en­cuen­tro.

LA BÚS­QUE­DA

Mar­cos Be­ní­tez no te­nía en sus ini­cios una bús­que­da en par­ti­cu­lar, su úni­co fin era ser ar­tis­ta, cuen­ta. Per­si­guien­do es­te ob­je­ti­vo, em­pe­zó a to­mar cur­sos y ta­lle­res, y par­ti­ci­pó de se­mi­na­rios pa­ra sa­ciar ese de­seo de tra­ba­jar pa­ra y con el ar­te.

Co­mo es­tu­dian­te de Cien­cias de la Co­mu­ni­ca­ción en la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca de Asun­ción, se vin­cu­ló más a lo so­cial. “En la se­de de San­ta Li­bra­da pu­de co­no­cer la reali­dad de la gen­te de Ca­teu­ra, que es­tá ahí cer­ca. Tra­ba­jé con la gen­te del Ba­ña­do Sur. Mi obra siem­pre es­tá vin­cu­la­da a la co­mu­ni­dad. Hi­ce co­sas con los pro­duc­to­res de ce­rá­mi­ca, los re­ci­cla­do­res y en Pi­re, la ex­po­si­ción de ha­ce un tiem­po, en la que usé te­ji­do mb­ya”, re­cuer­da.

En es­tas dos dé­ca­das de tra­yec­to­ria, Mar­cos tu­vo una pau­sa de nue­ve años sin ex­po­si­cio­nes in­di­vi­dua­les. En ese tiem­po vol­vió a una eta­pa de ali­men­ta­ción in­tros­pec­ti­va, le­yen­do, par­ti­ci­pan­do en se­mi­na- rios, char­las y ta­lle­res. “Lo hi­ce pa­ra so­li­di­fi­car más mi obra, pa­ra que ten­ga más con­sis­ten­cia y me dé una lec­tu­ra más pro­fun­da so­bre las co­sas. A es­ta for­ma­ción tam­bién le su­mé ex­pe­rien­cias y te­ra­pias per­so­na­les. To­do eso —des­cri­be— tu­vo que ver con la evo­lu­ción que tie­ne uno mis­mo”.

RE­GIS­TRO

En el pro­ce­so crea­ti­vo, el au­tor de Hen­dá­pe vi­ve di­ver­sas emo­cio­nes, des­de la adre­na­li­na por la obra que va sur­gien­do has­ta la frus­tra­ción cuan­do al­go no sa­le. Cuen­ta ade­más que no tra­ba­ja con un so­lo ma­te­rial, sino que ha pro­du­ci­do ar­te ha­cien­do uso de ce­rá­mi­ca, vi­drio, ce­men­to y ma­de­ra. La rein­ven­ción de su obra es al­go que le gus­ta bas­tan­te, ade­más del pro- ce­so en que la crea­ción va cre­cien­do y cam­bian­do. “Cuan­do ha­go al­go, me apa­sio­na. En­ton­ces lo re­gis­tro, gra­bo, es­cri­bo y tra­to de ser lo más ho­nes­to po­si­ble con­mi­go. Y pri­me­ro tie­ne que con­ven­cer­me a mí. Cuan­do veo que ya es­tá lis­to, lo mues­tro y bus­co opi­nio­nes de ami­gos y crí­ti­cos”, de­ta­lla.

No vi­ve de sus obras, asu­me el ar­tis­ta. Aun­que las ven­de ca­da cier­to tiem­po, su sus­ten­to es­tá en ta­lle­res y di­se­ños que rea­li­za. Des­de su pun­to de vis­ta, ha­cen fal­ta en el país más per­so­nas de­di­ca­das a la di­fu­sión, que apo­yen a los ar­tis­tas. Se re­fie­re es­pe­cí­fi­ca­men­te a re­la­cio­nis­tas pú­bli­cos que se en­car­guen de pro­mo­cio­nar y vi­sua­li­zar los tra­ba­jos.

“En Pa­ra­guay hay mu­cho ta­len­to y gen­te ha­cien­do co­sas. El país es­tá ex­plo­tan­do creatividad en to­das las áreas que tie­nen que ver con es­to. El ar­tis­ta ne­ce­si­ta a al­guien que es­té a car­go de pro­mo­cio­nar sus tra­ba­jos. Ve­mos que tam­bién acá te­ne­mos ex­pre­sio­nes ar­tís­ti­cas muy va­lio­sas, co­mo el Ku­ru­su Ára y otras pa­re­ci­das. Es­tá en ca­da uno la ca­pa­ci­dad de sa­ber re­co­no­cer y va­lo­rar esas ex­pre­sio­nes”, ex­pre­sa Be­ní­tez, quien en dos dé­ca­das se ha he­cho ca­mino al an­dar.

Mar­cos Be­ní­tez ha pro­du­ci­do ar­te con ce­rá­mi­ca, vi­drio, ce­men­to y ma­de­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.