Gra­cias, Ma­rio

Ultima Hora - Vida - - Editorial -

Al ho­jear la re­vis­ta del sá­ba­do leí Vuel­ta a la Man­za­na sin en­ten­der de qué tra­ta­ba, pe­ro al leer bien com­pren­dí a qué se re­fe­ría. A cau­sa de eso aho­ra me in­va­den dos sen­ti­mien­tos: ale­gría y tris­te­za. Ale­gría por­que una eta­pa de su vi­da ter­mi­na muy bien, con éxi­to, y se le abre otro ho­ri­zon­te lleno de vi­da y es­pe­ran­za. Tris­te­za por­que de­ja un va­cío en la re­vis­ta y los lectores. Ma­rio Ca­sar­te­lli es una gran per­so­na, do­ta­da de tan­tos do­nes que Dios le dio pa­ra sen­tir­se fe­liz y rea­li­za­do, sir­vien­do así a los de­más. Nos hi­zo reír, llo­rar, pen­sar, re­fle­xio­nar y so­bre to­do te­ner con­cien­cia crí­ti­ca so­bre las dis­tin­tas reali­da­des na­cio­na­les e in­ter­na­cio­na­les. Gra­cias por lo que él es, por lo que hi­zo en la re­vis­ta y en el pe­rió­di­co y por lo que se­gui­rá ha­cien­do en nues­tro que­ri­do, su­fri­do y mal­tra­ta­do Pa­ra­guay. Gra­cias, re­vis­ta Vi­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.