INTIMACIÓN REAL.

Ultima Hora - Vida - - En Pocas Palabras -

L as cam­pa­na­das de la Ca­te­dral son el san­to y se­ña con­ve­ni­do. Pe­dro Juan Ca­ba­lle­ro apu­ra el pa­so y se di­ri­ge a la ca­sa del go­ber­na­dor es­pa­ñol Ber­nar­do de Velasco. Son las 22.00 del 14 de ma­yo de 1811. El pa­trio­ta le in­ti­ma ren­di­ción al pe­nin­su­lar, pe­ro es­te se nie­ga; re­cién a la ter­ce­ra intimación, per­sua­di­do por los ca­ño­nes que lo apun­tan, ac­ce­de a com­par­tir el go­bierno con los crio­llos. Ha na­ci­do un nue­vo país.

Al­go cam­bió en el Pa­ra­guay en la ma­ña­na del 15 de ma­yo de 1811, cuan­do Velasco de­ci­dió que era inú­til opo­ner re­sis­ten­cia y acep­tó con­for­mar un go­bierno pro­vi­so­rio con el pró­cer Jo­sé Gas­par Ro­drí­guez de Fran­cia y el co­mer­cian­te es­pa­ñol Juan Va­le­riano de Ze­ba­llos. Esa fe­cha es la que adop­ta­mos co­mo la de nues­tra in­de­pen­den­cia na­cio­nal y eso no se dis­cu­te.

Bueno, no es tan así. A pe­sar de que pa­ra la ma­yo­ría de los paraguayos la fe­cha de nues­tra in­de­pen­den­cia no de­ja lu­gar a du­das, hay au­to­res, pre­do­mi­nan­te­men­te ex­tran­je­ros, que opi­nan que el aniver­sa­rio de nues­tra li­ber­tad de­be­ría­mos fes­te­jar­lo otro día, di­fe­ren­te al que hoy to­ma­mos co­mo ofi­cial.

Pa­ra en­trar en te­ma, hay que re­cor­dar que el gol­pe es­ta­ba pre­vis­to pa­ra el 25 de ma­yo, pe­ro los pla­nes ha­bían de­ja­do de ser se­cre­tos y los ru­mo­res de cons­pi­ra­ción eran co­no­ci­dos por los asun­ce­nos; has­ta Velasco sa­bía del com­plot. Por eso los con­ju­ra­dos de­ci­die­ron ade­lan­tar lo pla­ni­fi­ca­do pa­ra el 14 de ma­yo.

Con la re­vo­lu­ción vic­to­rio­sa, el triun­vi­ra­to con­for­ma­do el 16 de ma­yo ju­ró ese mis­mo día fi­de­li­dad al rey de Es­pa­ña, Fer­nan­do VII, quien se en­con­tra­ba en Fran­cia, pri­sio­ne­ro del em­pe­ra­dor fran­cés Na­po­león.

El ar­gen­tino Felipe Pig­na afir­ma que, al igual que ese ju­ra­men­to, la per­ma­nen­cia de Velasco en el go­bierno co­mo fi­gu­ra sim­bó­li­ca fue una ma­nio­bra po­lí­ti­ca, que dis­fra­za­ba el ob­je­ti­vo de la in­de­pen­den­cia to­tal.

El historiador pa­ra­gua­yo Pe­dro Ca­ba­lle­ro y la di­rec­to­ra de la Ca­sa de la In­de­pen­den­cia, Yanny Oli­vei­ra y Sil­va, coin­ci­den en que, efec­ti­va­men­te, la per­ma­nen­cia del go­ber­na­dor en el po­der de­be­ría ver­se co­mo un in­ten­to de que la tran­si­ción a una Re­pú­bli­ca in­de­pen­dien­te sea pro­gre­si­va y sin ma­yo­res trau­mas. No se de­be sos­la­yar que en el Pa­ra­guay ha­bía par­ti­da­rios del mo­nar­ca –es­pa­ño­les y crio­llos–, por­te­ñis­tas y na­cio­na­lis­tas in­de­pen­den­tis­tas.

“Se usó el nom­bre de Fer­nan­do VII, pe­ro so­lo co­mo una más­ca­ra, por­que el po­der real se ha­lla­ba en ma­nos de los crio­llos. La leal­tad al rey era so­lo no­mi­nal, pe­ro se­guían ape­lan­do a la fi­gu­ra de Fer­nan­do VII pa­ra te­ner cier­ta le­gi­ti­mi­dad en cuan­to a la for­ma­ción de los go­bier­nos, por­que se mo­vían so­bre te­rreno ines­ta­ble”, ex­pli­ca Ca­ba­lle­ro.

OTRAS FE­CHAS

Ese pri­mer go­bierno so­lo du­ró un mes y Velasco fue apar­ta­do por los pa­trio­tas por­que sos­pe­cha­ban que es­ta­ba en tra­ta­ti­vas con por­tu­gue­ses y por­te­ñis­tas. El 17 de ju­nio de 1811, el pri­mer Con­gre­so Na­cio­nal eli­gió a los miem­bros de la Jun­ta Su­pe­rior Gu­ber­na­ti­va, que se­ría el pri­mer go­bierno cons­ti­tui­do ne­ta­men­te por paraguayos.

La Jun­ta Su­pe­rior Gu­ber­na­ti­va es­tu­vo pre­si­di­da por el te­nien­te co­ro­nel Ful­gen­cio Ye­gros, co­mo pre­si­den­te y co­man­dan­te ge­ne­ral de ar­mas, e in­te­gra­da por los vo­ca­les Ro­drí­guez de Fran­cia, Pe­dro Juan Ca­ba­lle­ro, Fer­nan­do de la Mo­ra y el sa­cer­do­te Fran­cis­co Javier Bo­ga­rín.

El Pa­ra­guay se de­cla­ró ofi­cial­men­te Re­pú­bli­ca en el con­gre­so reuni­do des­de el 30 de se­tiem­bre de 1813, que el 12 de oc­tu­bre apro­bó un re­gla­men­to de go­bierno. Al­gu­nos au­to­res con­si­de­ran es­te do­cu­men­to co­mo una de­cla­ra­ción de la in­de­pen­den­cia, pues en él ya no se alu­de al mo­nar­ca es­pa­ñol.

El es­ta­dou­ni­den­se Richard Alan Whi­te sos­tie­ne que es­ta es la fe­cha real de la in­de­pen­den­cia pa­ra­gua­ya y la que hay que con­me­mo­rar. El Con­se­jo Ase­sor de la Co­mi­sión Na­cio­nal de Con­me­mo­ra­ción del Bi­cen­te­na­rio, en 2011, sa­lió al pa­so de es­ta afir­ma­ción y apor­tó do­cu­men­tos que sus­ten­tan que el Pa­ra­guay cum­plió ese año dos si­glos de exis­ten­cia in­de­pen­dien­te.

Un nue­vo con­gre­so, reuni­do el 25 de no­viem­bre de 1842, ba­jo la pre­si­den­cia de Car­los An­to­nio Ló­pez, san-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.