PER­SO­NA­LI­DAD.

Ultima Hora - Vida - - Zapping -

—En ese sen­ti­do nos to­ma­mos la li­ber­tad de mos­trar una pe­lí­cu­la bas­tan­te di­fe­ren­te al li­bro ori­gi­nal. Le agre­ga­mos más his­to­ria, con el per­mi­so de la fa­mi­lia Dahl, tam­bién. Por ejem­plo, sen­ti­mos que la rei­na te­nía que te­ner la mis­ma can­ti­dad de tiem­po que el res­to de los per­so­na­jes du­ran­te su es­ce­na (ri­sas). No que­ría­mos de­jar­la fue­ra. era Mi ami­go el gi­gan­te y lo pe­que­ñi­to que era to­do lo de­más en el Pa­la­cio de la Rei­na. Y hay al­go muy es­pe­cial en el desa­yuno de la rei­na, en el li­bro. Esa es mi par­te fa­vo­ri­ta. Por eso de­ja­mos esa fil­ma­ción tam­bién para el fi­nal. —Ten­go suer­te de tra­ba­jar con él. Me sien­to con mu­cha pe­ro mu­cha suer­te de ha­ber­lo co­no­ci­do. Y sien­to que to­da­vía ten­go más suer­te de ha­ber­nos con­ver­ti­do en ami­gos. Co­no­cí mu­cha gen­te des­pués de di­ri­gir te­le­vi­sión y ci­ne por 44 años, y sin em­bar­go no acer­co tan­tas per­so­nas a mi vi­da per­so­nal. Con Mark nos di­ver­ti­mos mu­cho, so­mos ami­gos y tam­po­co es la ra­zón por la que lo ele­gí para la pe­lí­cu­la Ready pla­yer one. Lo ele­gí por­que no hay na­die que pue­da in­ter­pre­tar me­jor a Ha­lli­day co­mo Mark Ry­lan­ce. Pe­ro te­ner una re­la­ción tan pro­fe­sio­nal co­mo nues­tra amis­tad es un sue­ño he­cho reali­dad.

Ste­ven Spielberg es ase­dia­do por sus fans allá don­de va­ya, gra­cias a pe­lí­cu­las me­mo­ra­bles que que­da­ron en el ima­gi­na­rio co­lec­ti­vo de la gen­te.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.