¿Cuá­les son los be­ne­fi­cios?

Ultima Hora - Vida - - Agenda -

Las te­ra­pias asis­ti­das por ca­ba­llos a tra­vés del mo­vi­mien­to rít­mi­co del ani­mal es­ti­mu­lan res­pues­tas fi­sio­ló­gi­cas y psi­co­ló­gi­cas, por eso tie­nen una am­plia apli­ca­ción te­ra­péu­ti­ca en me­di­ci­na, psi­co­lo­gía, psi­quia­tría, pe­da­go­gía, habilitación y reha­bi­li­ta­ción psi­co­mo­triz. Es­tán re­co­men­da­das pa­ra su­je­tos con dis­ca­pa­ci­dad psí­qui­ca, fí­si­ca o sen­so­rial; in­di­vi­duos con tras­tor­nos psi­co­ló­gi­cos, del len­gua­je o del apren­di­za­je, y per­so­nas con mar­gi­na­ción o in­adap­ta­ción so­cial. Tam­bién co­mo te­ra­pia an­ti­es­trés y pa­ra com­ba­tir la an­sie­dad. es un vy­ro­rei, un pa­seí­to a ca­ba­llo. No es co­mo la gen­te pien­sa: ‘Ay, qué lin­do ca­ba­llo, es man­so, va­mos a ha­cer te­ra­pia ecues­tre’”, acla­ra.

¿Có­mo fun­cio­na la te­ra­pia? El ca­ba­llo se­lec­cio­na­do pa­ra te­ra­pias emi­te apro­xi­ma­da­men­te de 2.250 a 3.000 ajus­tes tó­ni­cos os­teo­mioar­ti­cu­la­res (hue­sos, múscu­los y ar­ti­cu­la­cio­nes) a tra­vés de sus múscu­los dor­so­lum­ba­res ha­cia la pel­vis del pa­cien­te, de don­de pa­sa a la mé­du­la es­pi­nal a tra­vés del hi­po­tá­la­mo, que es don­de se gra­ba el pa­trón de mar­cha.

Del hi­po­tá­la­mo, esas vi­bra­cio­nes pa­san al lu­gar del ce­re­bro don­de los hu­ma­nos tie­nen el sis­te­ma lím­bi­co, el que ma­ne­ja las emo­cio­nes. “Eso le da al pa­cien­te el po­der, las ganas y la fuer­za de ha­cer las co­sas, de in­de­pen­den­cia, y pueden rea­li­zar to­das las di­rec­ti­vas que les da­mos”, ex­pli­ca Mur­doch.

Se­gún la pro­fe­sio­nal, el equino tie­ne una mar­cha tri­di­men­sio­nal por­que cuan­do ca­mi­na siem­pre apo­ya tres pa­tas, mien­tras que los se­res hu­ma­nos, aun­que

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.