En pa­re­ja En la ac­tua­li­dad, apro­xi­ma­da­men­te el 30% de las fa­mi­lias de la co­mu­ni­dad co­rea­na co­rres­pon­de a ma­tri­mo­nios mix­tos.

Ultima Hora - Vida - - Agenda -

El tam­bién empresario Jimmy Kim di­ce que aho­ra se no­ta el re­sul­ta­do del tra­ba­jo de sol a sol de la pri­me­ra ge­ne­ra­ción de in­mi­gran­tes co­rea­nos. “Siem­pre in­vir­tie­ron en la edu­ca­ción de los hi­jos, por­que sa­bían que esa era la cla­ve de to­do éxi­to. El fa­mo­so co­reano de la es­qui­na tra­ba­ja­ba so­la­men­te pa­ra en­viar a sus hi­jos a los me­jo­res co­le- gios del país y creo que gra­cias a eso es­ta nue­va ge­ne­ra­ción es­tá sa­lien­do a flo­te en la so­cie­dad pa­ra­gua­ya”, des­ta­ca.

Koo aña­de que “la in­mi­gra­ción, no so­lo en Pa­ra­guay, sino en to­do el mun­do, es po­si­ti­va. Crea di­ver­si­dad, en­ri­que­ce la cul­tu­ra y ha­ce que to­dos los hu­ma­nos sea­mos más in­clu­si­vos. Los in­mi­gran­tes, tan­to co­rea­nos co­mo de otras na­cio­na­li­da­des, es­tán con­tri­bu­yen­do al desa­rro­llo del país. Creo que hoy son un pi­lar eco­nó­mi­co muy im­por­tan­te que co­la­bo­ra con el en­gran­de­ci­mien­to del Pa­ra­guay”.

El le­ga­do de aque­llos pio­ne­ros que se aven­tu­ra­ron, ha­ce 53 años, a de­jar su tie­rra e ir­se a vi­vir a un país des­co­no­ci­do y le­jano se ve y se sien­te en la so­cie­dad pa­ra­gua­ya. Aque­lla di­fí­cil de­ci­sión de los in­mi­gran­tes tu­vo co­mo re­sul­ta­do el pro­gre­so de sus des­cen­dien­tes y el en­ri­que­ci­mien­to de nues­tra cul­tu­ra. Gra­cias por ve­nir.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.