LOS NUE­VOS VÍNCU­LOS

Ultima Hora - Vida - - Turismo -

• Sa­ben quié­nes son los ami­gos de sus hi­jos. • Co­no­cen sus gus­tos. • Les acom­pa­ñan a sus reunio­nes

so­cia­les. • Ayu­dan a ha­cer ta­reas. • Jue­gan con ellos. • Les abra­zan. • Les di­cen que les quie­ren. • Les es­cu­chan. suer­te de po­der ma­ne­jar mis ho­ra­rios de tra­ba­jo, de en­sa­yos y de es­tu­dios de gra­ba­ción. Para los con­cier­tos, su ma­má ha­ce to­do lo po­si­ble e im­po­si­ble para es­tar”, re­la­ta.

Mario Ariel agre­ga, por su par­te, que su tra­ba­jo de fun­cio­na­rio tie­ne un ho­ra­rio que va de 7.00 a 15.00. “Lle­go a ca­sa en­tre las 16.30 y las 17.00, si no ten­go que ha­cer ta­reas ex­tras. Mi se­ño­ra, An­drea Be­lén Ibá­ñez, tra­ba­ja en una ma­qui­la­do­ra y tie­ne más o me­nos mi ho­ra­rio. Ella lle­ga a las 18.00”, cuen­ta.

En es­tas con­di­cio­nes, el cui­da­do de Santiago se tor­na di­fí­cil, da­da la coin­ci­den­cia del tiem­po que pa­san fue­ra del ho­gar. ¿Có­mo enfrentan es­ta si­tua­ción? “Jun­ta­mos nues­tros suel­dos para pa­gar­le a una per­so­na que se en­car­ga del tra­ba­jo de la ca­sa y se que­da a cui­dar al ni­ño. Los fi­nes de se­ma­na sí es­ta­mos de lleno con él”, re­ve­la.

Mo­der­nos con­vic­tos y con­fe­sos

Mario Ariel lle­va el pe­lo lar­go (la ma­yo­ría de las ve­ces) y usa bar­ba, un ras­go de ac­tua­li­dad que lo di­fe­ren­cia de los pa­pás de an­tes. Pe­ro él no cree que la mo­der­ni­dad pa­se por las mo­das. “Me con­si­de­ro un pa­pá mo­derno por­que, a di­fe­ren­cia de có­mo fue for­ma­da la sociedad que co­no­cía­mos, el pa­dre era el que sa­lía a tra­ba­jar y la ma­má se que­da­ba en la ca­sa, él era el en­car­ga­do de lle­var el sus­ten­to, y po­co y na­da se re­la­cio­na­ba con los hi­jos”, ase­gu­ra.

Ma­tías también se con­si­de­ra un pa­dre mo­derno, por los va­lo­res que lo ador­nan an­tes que por su as­pec­to fí­si­co. Ex­pli­ca que com­par­te con mu­chos otros pa­pás, si­mi­la­res in­quie­tu­des con res­pec­to a los hi­jos, co­mo el es­tar más pre­sen­tes para ver­los cre­cer.

“La ma­yor pre­sen­cia es el gran re­cla-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.