La ver­dad des­nu­da

Ultima Hora - Vida - - Editorial - Fá­ti­ma Schul­zVa­lle­jos EDI­TO­RA fa­ti­ma-schulz@aj­vier­ci.com.py

Ape­sar de los avan­ces so­cia­les que ha­ya­mos te­ni­do, hay un mal, en par­ti­cu­lar, que to­da­vía nos fal­ta su­pe­rar: el ab­sur­do mie­do a la des­nu­dez. Nues­tra cul­tu­ra vi­ve en una cons­tan­te iro­nía: por un la­do, el show

bu­si­ness se vuel­ve ca­da vez más ex­hi­bi­cio­nis­ta y la vio­len­cia es muy di­fun­di­da; por el otro, el des­nu­do de la vi­da co­ti­dia­na ge­ne­ra con­flic­tos. La des­nu­dez, si no es co­mer­cial, asus­ta. La lac­tan­cia en pú­bli­co ge­ne­ra in­co­mo­di­dad y con­flic­to, pe­ro se con­ti­núa to­le­ran­do la co­si­fi­ca­ción y la mer­can­ti­li­za­ción del cuer­po fe­me­nino en la pu­bli­ci­dad. Pa­re­cie­ra ser que el des­nu­do tie­ne un sig­ni­fi­ca­do dis­tin­to en fun­ción del con­tex­to en el que se mues­tra.

Y es que los pre­jui­cios exis­ten y el pri­me­ro de ellos vie­ne im­pues­to por la ti­ra­nía es­té­ti­ca, so­bre to­do en la mu­je­res. Nues­tra so­cie­dad ejer­ce una enor­me pre­sión so­bre no­so­tras. To­dos los días re­ci­bi­mos imá­ge­nes de fi­so­no­mías per­fec­tas y ca­si irrea­les, y al mis­mo tiem­po nos per­si­guen pa­ra que nos ci­ña­mos a unos de­ter­mi­na­dos cá­no­nes de be­lle­za y ten­ga­mos un cuer­po no so­lo del­ga­do, sino tam­bién per­fec­to: po­ca cin­tu­ra, pe­chos ge­ne­ro­sos, ca­be­llo abun­dan­te, bue­na piel... Y así su­ce­si­va­men­te.

El te­ma del des­nu­do es­tá tan im­preg­na­do de una se­rie de con­di­cio­na­mien­tos cul­tu­ra­les, que el re­sul­ta­do es una in­sa­tis­fac­ción ge­ne­ra­li­za­da y ca­si pan­dé­mi­ca. La exi­gen­cia es tan gran­de, que in­clu­si­ve ten­de­mos a po­ner en ries­go nues­tra sa­lud y has­ta nues­tras re­la­cio­nes so­cia­les.

La des­nu­dez na­tu­ral y li­bre, la que ocu­rre en la vi­da co­ti­dia­na, si­gue su­po­nien­do un pro­ble­ma en una so­cie­dad don­de el pu­dor es un sen­ti­mien­to cul­tu­ral bas­tan­te ge­ne­ra­li­za­do, pe­ro re­sul­ta tan irra­cio­nal que es di­fí­cil de en­ten­der.

En es­ta edi­ción, que­re­mos de­rri­bar pre­jui­cios, reivin­di­car el amor al cuer­po y en­ten­der lo im­por­tan­te que es mi­rar­nos li­bres de ata­du­ras y pre­jui­cios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.