Cul­tu­ra con pies de ba­rrio

Las ca­lles de Asun­ción, evo­ca­das por in­nu­me­ra­bles poe­tas, son re­cor­da­das en los ver­sos de ca­da va­te co­mo tran­qui­las, se­gu­ras. Con Ca­lle­cul­tu­ra, ins­ti­tu­cio­nes y ve­ci­nos bus­can re­cu­pe­rar el es­pí­ri­tu que re­co­rría las ar­te­rias ba­rria­les. Nue­va sa­via pa­ra una

Ultima Hora - Vida - - Sumario -

Lu­gar de con­vi­ven­cia pa­ra las fa­mi­lias y foco de reunión de los ve­ci­nos, en ca­da ba­rrio la vía pú­bli­ca cons­ti­tuía tam­bién un pun­to de en­cuen­tro so­cial, de es­par­ci­mien­to, y es­ce­na­rio de ma­ni­fes­ta­cio­nes cul­tu­ra­les. ¿Pos­tal de un tiem­po irre­pe­ti­ble? No tan­to, por­que las ini­cia­ti­vas pa­ra re­cu­pe­rar la ca­lle pa­ra la gen­te es­tán ga­nan­do te­rreno a par­tir de es­fuer­zos ofi­cia­les y pri­va­dos.

Uno de es­tos em­pren­di­mien­tos es Ca­lle­cul­tu­ra, que hoy ten­drá su cuar­ta edi­ción y que na­ció en 2015 co­mo un es­fuer­zo con­jun­to en­tre ins­ti­tu­cio­nes ve­ci­nas de la ca­lle Juan de Sa­la­zar. El ob­je­ti­vo de sus im­pul­so­res es res­ca­tar la ca­lle co­mo es­pa­cio pú­bli­co co­mún, de uso se­gu­ro pa­ra to­das las eda­des, don­de pue­dan crear­se si­tios de jue­go, ex­pre­sión ar­tís­ti­ca y cul­tu­ral, y brin­dar un lu­gar en don­de fa­mi­lias y ami­gos com­par­tan una tar­de di­fe­ren­te.

“La ca­lle hoy en día es so­lo pa­ra au­tos, pa­ra el trán­si­to. An­tes, cuan­do no so­lo era pa­ra eso, los chi­cos po­dían ju­gar a la no­che fút­bol o los ve­ci­nos es­ta­ban afue­ra, se en­con­tra­ban, to­ma­ban te­re­ré. Hoy en día eso ya no se ve, so­lo se usa la ca­lle pa­ra lle­gar de un pun­to a otro”, afir­ma Si­mo­ne Her­drich, del Ins­ti­tu­to Cul­tu­ral Pa­ra­gua­yo-Ale­mán (ICPA), una de las ins­ti­tu­cio­nes in­vo­lu­cra­das en la ini­cia­ti­va.

Ar­te y di­ver­sión

Du­ran­te el en­cuen­tro se desa­rro­llan di­fe­ren­tes ac­ti­vi­da­des y pro­pues­tas cul­tu­ra­les y de re­crea­ción, en la cal­za­da y las ve­re­das de la ca­lle Juan de Sa­la­zar, en­tre San Jo­sé y Ar­ti­gas. Las di­fe­ren­tes pro­pues­tas ar­tís­ti­cas y cul­tu­ra­les in­clu­yen mú­si­ca en vi­vo, bai­les, fe­ria de li­bros usa­dos, ta­lle­res y jue­gos pa­ra ni­ños y adul­tos, mu­ra­les, co­mi­das y una gran va­rie­dad de pro­pues­tas, ade­más de sor­pre­sas.

“Hay va­rias ins­ti­tu­cio­nes li­ga­das a la cul­tu­ra en ese tra­mo. En­tre to­das tu­vi­mos la idea de rea­li­zar una ac­ti­vi­dad por año, ce­rrar esa cua­dra y ha­cer jue­gos, ex­po­si­cio­nes, ma­nua­li­da­des”, re­cuer­da Her­drich. To­do con es­te pro­pó­si­to en men­te y con el ob­je­ti­vo de po­si­cio­nar a la ca­lle Juan de Sa­la­zar co­mo uno de los ejes cul­tu­ra­les de Asun­ción.

Las ins­ti­tu­cio­nes or­ga­ni­za­do­ras de la nue­va ver­sión de Ca­lle­cul­tu­ra son el An­glo En­glish, el ICPA Goet­he Zen­trum, el Co­le­gio del Sol, Stael Ruf­fi­ne­lli de Or­tiz En­glish y El Gra­nel. Co­mo lo ex­pre­san en la pro­mo­ción del acon­te­ci­mien­to, la in­vi­ta­ción –di­ri­gi­da a to­da la ciu­da­da­nía– ins­ta a asis­tir a “una nue­va y ener­gi­zan­te ver­sión” de la ac­ti­vi­dad.

Si­mo­ne tam­bién tie­ne cla­ro en qué no desean que se con­vier­ta Ca­lle­cul­tu­ra: “No que­re­mos una fe­ria, esa es otra ac­ti­vi­dad. No que­re­mos gen­te que ven­ga a ven­der co­sas, sino un es­pa­cio don­de nos jun­te­mos a hablar, a com­par­tir tiem­po li­bre”.

Los or­ga­ni­za­do­res se sor­pren­die­ron cuan­do se reali­zó la pri­me­ra edi­ción de la ac­ti­vi­dad, ya que la res­pues­ta de la ciu­da­da­nía su­peró las ex­pec­ta­ti­vas más op­ti­mis­tas. “El pri­mer año ya tu­vi­mos un éxi­to que no es­pe­rá­ba­mos. Y ca­da vez vie­ne más gen­te. No­so­tros con­tac­ta­mos con to­dos los ve-

Por: Car­los Darío To­rres | Fotos: Gen­ti­le­za Ca­lle­cul­tu­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.