CREA­DOR MÚL­TI­PLE.

Ultima Hora - Vida - - Agenda -

Cla­ro que, más allá de es­tos em­pren­di­mien­tos, ca­si ais­la­dos y con re­cur­sos pre­ca­rios (“usá­ba­mos una luz que po­nía­mos de­ba­jo de las lá­mi­nas pa­ra di­bu­jar”, re­cuer­da Bustos), no ha­bía lu­gar pa­ra la crea­ción de fic­ción y los tra­ba­jos se li­mi­ta­ban al cam­po de la pu­bli­ci­dad.

Con los años, la ca­li­dad de los avi­sos fue au­men­tan­do, pe­ro re­cién aho­ra, gra­cias a una ma­yor dis­po­ni­bi­li­dad de he­rra­mien­tas di­gi­ta­les, exis­te un te­rreno fér­til pa­ra la pro­duc­ción de his­to­rias, usan­do el re­cur­so de la ani­ma­ción. El pa­no­ra­ma se es­tá abrien­do pa­ra que el ta­len­to de pa­ra­gua­yos se mues­tre al mun­do.

Los nue­vos

The spi­der and the but­terfly es un cor­to­me­tra­je de al­go más de ocho mi­nu­tos de du­ra­ción, rea­li­za­do por la pa­ra­gua­ya Tha­lía Mon­tes Mo­jo­li, quien lo pre­sen­tó co­mo te­sis de gra­dua­ción en la John­son County Com­mu­nity College, de Kan­sas, Es­ta­dos Uni­dos. La ar­tis­ta de­ci­dió com­par­tir su crea­ción en su ca­nal de You­Tu­be (dra­gon­fox­girl) y la his­to­ria de amor en­tre una araña y una ma­ri­po­sa se hi­zo vi­ral. Ya su­peró las 13 mi­llo­nes de re­pro­duc­cio­nes.

Otro con­na­cio­nal, Ga­briel Arré­lla­ga, tam­bién pre­sen­tó co­mo te­sis de gra­dua­ción en el She­ri­dan College, de Ca­na­dá, un cor­to de­no­mi­na­do Sies­ta, que re­cu­rre al mi­to gua­ra­ní del Jasy Ja­te­re pa­ra con­tar una his­to­ria am­bien­ta­da en la cam­pi­ña pa­ra­gua­ya. Las vi­sua­li­za­cio­nes de su vi­deo en You­Tu­be ya ron­dan los 25.000 clics.

Tha­lía y Ga­briel son dos de los más jó­ve­nes ilus­tra­do­res y ani­ma­do­res pa­ra­gua­yos que mues­tran su crea­ti­vi­dad apro­ve­chan­do las po­si­bi­li­da­des que ofre­cen las re­des so­cia­les. Otros com­pa­trio­tas es­tán tra­ba­jan­do en el país, rea­li­zan­do obras de fic­ción y pro­yec­tan­do am­bi­cio­sos em­pren­di­mien­tos.

En la mo­da­li­dad stop motion, el ac­tor Pa­blo Mei­lic­ke pro­du­jo cor­to­me­tra­jes con plas­ti­li­na, co­mo Ca­pi­ba­ra, Sin fin y Des­nu­do. La ca­li­dad de sus rea­li­za­cio­nes es muy al­ta y na­da tie­ne que en­vi­diar a las me­jo­res pro­duc­cio­nes del gé­ne­ro. Sus tra­ba­jos pue­den ver­se en You­Tu­be.

El ac­tor Joa­quín Se­rrano es, ade­más, di­rec­tor, rea­li­za­dor y mon­ta­jis­ta. Lo su­yo no es la ani­ma­ción, pe­ro es un fa­ná­ti­co de es­te re­cur­so na­rra­ti­vo. Con Es­te­ban Pe­dro­zo, co­no­ci­do co­mo Roc­ko, es­tán lle­van­do ade­lan­te Alas de glo­ria, que apun­ta a con­ver­tir­se en el pri­mer lar­go­me­tra­je ani­ma­do pa­ra­gua­yo. Con Wilson De Sou­za, Ig­na­cio Ochoa y Ce­ci­lia Var­gas Pe­ña, con­for­man un equi­po de pro­fe­sio­na­les pa­ra ha­cer reali­dad el pro­yec­to.

“Alas de glo­ria es una aven­tu­ra épi­ca, de ac­ción, en la que un par de jó­ve­nes pa­ra­gua­yos van a la gue­rra pa­ra de­fen­der a su pa­tria, por­que no quie­ren ce­der nin­gún centímetro del Cha­co”, cuen­ta el rea­li­za­dor. El guión se cen­tra en la his­to­ria de Ro­ge­lio Et­che­verry (quien tam­bién fue un des­ta­ca­do de­lan­te­ro de Olim­pia), el ar­ti­lle­ro del pi­lo­to Car­me­lo Pe­ral­ta, que de­rri­bó el ae­ro­plano del ma­yor Ra­fael Pa­bón, as de la aviación bo­li­via­na.

“Fil­mar una pe­lí­cu­la iba a sa­lir una for­tu­na. Ahí na­ció la idea de ha­cer ani­ma­ción, la pri­me­ra pe­lí­cu­la pa­ra­gua­ya de es­ta

Es­te­ban Pe­dro­zo (Roc­ko), ar­tis­ta en­tu­sias­ta que a la par de crear ani­ma­cio­nes, es uno de los prin­ci­pa­les pro­mo­to­res de la ac­ti­vi­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.