Pro­pie­da­des

El vi­na­gre se usa pa­ra fle­xi­bi­li­zar el al­mi­dón, y la gli­ce­ri­na, pa­ra plas­ti­fi­car­lo.

Ultima Hora - Vida - - Agenda -

ti­vo los cui­da­dos que re­quie­re, la plan­ta se se­có y, al fi­nal, tu­vie­ron que re­co­rrer el ca­mino ini­cial, el que con­du­ce a la ver­du­le­ría o al su­per­mer­ca­do más cer­cano.

Los com­po­nen­tes pa­ra fa­bri­car el plás­ti­co eco­ló­gi­co son, co­mo la man­dio­ca, re­la­ti­va­men­te fá­ci­les de con­se­guir, pues la gli­ce­ri­na, el vi­na­gre na­tu­ral y, even­tual­men­te, el co­lo­ran­te pue­den en­con­trar­se en cual­quier ne­go­cio del ve­cin­da­rio.

El pro­ce­so tam­bién es sen­ci­llo: se pe­la la man­dio­ca, se ra­lla y el pro­duc­to ob­te­ni­do, hú­me­do, se ex­pri­me pa­ra eli­mi­nar la ma­yor can­ti­dad po­si­ble de lí­qui­do; se de­ja se­car al sol du­ran­te dos ho­ras y así se ob­tie­ne el al­mi­dón.

Des­pués se mez­cla con el agua, la gli­ce­ri­na y el vi­na­gre, y se le agre­ga –es­to es op­cio­nal– el co­lo­ran­te ve­ge­tal de pre­fe­ren­cia. “Son tres cu­cha­ra­das de vi­na­gre, tres de gli­ce­ri­na, una cu­cha­ra­da gran­de de al­mi­dón y me­dia ta­za de agua”, ex­pli­ca Iván.

Se lle­va a la olla y se de­ja cin­co mi­nu­tos a fue­go me­dio, mien­tras se re­vuel­ve la mez­cla con una es­pá­tu­la. Una vez que la ma­sa se vuel­ve es­pe­sa, an­tes de que se en­du­rez­ca se po­ne en mol­des, se de­ja re­po­sar por 24 ho­ras y ¡ya es­tá!

Las lá­mi­nas así ob­te­ni­das se sien­ten al tac­to co­mo el plás­ti­co que co­no­ce­mos, pe­ro –a di­fe­ren­cia del de­ri­va­do de pe­tró­leo– su de­gra­da­ción es rá­pi­da y pue­de ser­vir co­mo abono or­gá­ni­co una vez des­com­pues­to.

Exis­ten vi­deos en los que Ku­ma­la se be­be el com­pues­to di­lui­do en agua pa­ra de­mos­trar

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.