Plás­ti­co al na­tu­ral

Jó­ve­nes de Fer­nan­do de la Mo­ra lo­gra­ron fa­bri­car plás­ti­co a par­tir de man­dio­ca. El re­sul­ta­do es un pro­duc­to bio­de­gra­da­ble que pue­de ser una al­ter­na­ti­va a la con­ta­mi­na­ción pro­vo­ca­da por las bol­sas.

Ultima Hora - Vida - - Sumario -

La ta­rea no se mos­tra­ba fá­cil. Ha­bía que pre­sen­tar un tra­ba­jo pa­ra la ma­te­ria de Cien­cias y la pro­pues­ta de­bía con­te­ner las ca­rac­te­rís­ti­cas exi­gi­das a un pro­duc­to de es­tos días, es de­cir, ade­más de útil, te­nía que ser ami­ga­ble con el me­dioam­bien­te. El desafío es­ta­ba he­cho, y cua­tro ado­les­cen­tes fer­nan­di­nos re­co­gie­ron el guan­te pa­ra desa­rro­llar un plás­ti­co bio­de­gra­da­ble con la más pa­ra­gua­ya de las ma­te­rias pri­mas: la man­dio­ca.

Fa­bri­zio Escobar, Iván Mel­ga­re­jo, Ma­tías Al­ma­da y Ma­tías Ávi­la se reunie­ron pa­ra de­ci­dir có­mo en­ca­rar el pro­yec­to. Pe­ro an­tes tu­vie­ron que ele­gir en dón­de en­fo­ca­rían sus es­fuer­zos. Y la bús­que­da coin­ci­dió con un momento en el que las no­ti­cias traían in­for­ma­cio­nes so­bre un au­men­to de tor­men­tas y hu­ra­ca­nes en to­do el mun­do. ¡Ahí es­ta­ba el te­ma! Se con­cen­tra­rían en ave­ri­guar có­mo ayu­dar a la pre­ser­va­ción del me­dioam­bien­te y dis­mi­nuir los da­ños cau­sa­dos por la hu­ma­ni­dad al eco­sis­te­ma.

Em­pe­za­ron a de­ba­tir y a bus­car al­gu­na ma­ne­ra de pro­te­ger el me­dioam­bien­te. ¿Có­mo sur­gió to­do es­to de la con­ta­mi­na­ción del plás­ti­co? De­bía ha­ber una cau­sa. Y así na­ció la idea. Co­men­za­ron a na­ve­gar por in­ter­net en bus­ca de da­tos, por­que en el país no en­con­tra­ron a na­die que los orien­ta­ra o tu­vie­ra un co­no­ci­mien­to que les sir­vie­ra de ba­se.

“Se reunían en ca­sa pa­ra de­ba­tir y se pre­gun­ta­ban por qué no ha­cer un pro­yec­to con es­te te­ma del me­dioam­bien­te, por­que cual­quier ti­po de in­ves­ti­ga­ción siem­pre na­ce de una pro­ble­má­ti­ca. En­ton­ces, yo fui orien­tán­do­les, con­ver­san­do con ellos, dán­do­les mi pun­to de vis­ta co­mo do­cen­te e in­ves­ti­ga­do­ra”, re­la­ta Gladys Ro­das de Escobar, ma­dre de Fa­bri­zio y tu­to­ra del pro­yec­to, que te­nía que ser pre­sen­ta­do en la fe­ria de cien­cias.

Así die­ron con Ke­vin Ku­ma­la, el bió­lo­go ba­li­nés crea­dor del bio­plás­ti­co, he­cho con al­mi­dón de man­dio­ca. Los es­tu­dian­tes crea­ron en­ton­ces un gru­po de What­sApp pa­ra bus­car la in­for­ma­ción que ne­ce­si­ta­ban y co­men­zar el pro­yec­to. En­tre ellos se pa­sa­ban los links de lo que en­con­tra­ban. Fue un tra­ba­jo que lle­vó de cua­tro o cin­co me­ses.

Bien pa­ra­gua­yo

Des­cu­brie­ron las pro­pie­da­des de la man­dio­ca y vie­ron que, co­mo ma­te­ria pri­ma, tie­ne un cos­to muy ba­jo. Se en­te­ra­ron de que con­tie­ne ami­lo­sa, una sus­tan­cia que pue­de con­ver­tir­se en plás­ti­co na­tu­ral. En­ton­ces, con­clu­ye­ron que el tu­bércu­lo de­bía ser el ele­men­to prin­ci­pal con el cual pro­du­cir el ma­te­rial eco­ló­gi­co que bus­ca­ban.

Con­se­guir la ma­te­ria pri­ma re­sul­tó ba­ra­to, pe­ro aun así pen­sa­ron en cul­ti­var la plan­ta pa­ra uti­li­zar la raíz e im­pro­vi­sa­ron una pe­que­ña huer­ta en el pa­tio de la ca­sa de Fa­bri­zio. Co­mo los chi­cos ca­re­cían de los co­no­ci­mien­tos ne­ce­sa­rios pa­ra dar­le al cul-

PA­SO A PA­SO. La man­dio­ca se pe­la, lue­go se ra­lla, se la de­ja se­car al sol y de ahí se ob­tie­ne el al­mi­dón. Des­pués se mez­cla con el vi­na­gre y la gli­ce­ri­na, y se cue­ce a fue­go me­diano has­ta for­mar una ma­sa que se po­ne en mol­des y de vuel­ta se de­ja se­car. El pro­duc­to ob­te­ni­do es el plás­ti­co bio­de­gra­da­ble.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Paraguay

© PressReader. All rights reserved.