Ric­car­do Tis­ci pa­ra Gi­venchy prêt-à-por­ter

Cosas Moda Colecciones - - Prêt-à-porter -

Lo victoriano ha es­ta­do por to­dos la­dos es­ta tem­po­ra­da, pe­ro qui­zá tie­ne más sen­ti­do que nun­ca en una ca­sa co­mo Gi­venchy y en la ima­gen de ro­man­ti­cis­mo gó­ti­co que Tis­ci vie­ne cul­ti­van­do des­de que to­ma­ra el man­do crea­ti­vo. Ese otro la­do de la era vic­to­ria­na, el más oscuro, fue tra­ta­do de for­ma ex­qui­si­ta por un di­se­ña­dor que po­see tan­to el sa­voir fai­re de la al­ta cos­tu­ra co­mo el pulso de la cul­tu­ra ju­ve­nil. Ves­ti­dos de ter­cio­pe­lo dra­pea­do so­bre el cuer­po, de chi­fón flui­do, de encaje, con pe­plos, vo­la­dos verticales, si­lue­tas de abri­gos de mon­tar, apli­ca­cio­nes de cuen­tas. Los ma­te­ria­les sun­tuo­sos se lu­cie­ron más en co­lo­res pro­fun­dos y os­cu­ros. Las mo­de­los ex­hi­bie­ron la ca­ra de­co­ra­da con jo­ye­ría me­tá­li­ca y are­tes en la na­riz, y lo­gra­ron más in­ten­si­dad en una po­de­ro­sa ima­gi­ne­ría. Pe­ro qui­zá lo más sor­pren­den­te fue que con­si­guió unir con­cep­tos opues­tos y en cons­tan­te ten­sión: fue eró­ti­co, oscuro y, de al­gu­na for­ma, tam­bién vul­ne­ra­ble y sua­ve. Así, se­ño­res, es co­mo se ha­ce mo­da. Wel­co­me to the dark si­de.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.