Cas­te­llo di Vi­ca­re­llo

Cosas Novias - - Hoteles -

Pla­near la lu­na de miel en la Tos­ca­na es una de­ci­sión de la cual es im­po­si­ble arre­pen­tir­se. Me­nos aún, si se or­ga­ni­za en un re­mo­za­do cas­ti­llo del si­glo XII, que mi­ra al río Om­bro­ne y tie­ne un an­ti­guo spa ro­mano en sus al­re­de­do­res.

Cas­te­llo di Vi­ca­re­llo ha si­do ade­cua­do pa­ra dar in­de­pen­den­cia a sus ocho ha­bi­ta­cio­nes, con la idea de ofre­cer una ex­pe­rien­cia ex­clu­si­va. Su di­se­ño in­te­rior— con pi­sos de te­rra­co­ta, pa­re­des de pie­dra, aca­ba­dos de ma­de­ra ori­gi­nal y fres­cos por do­quier— in­vi­ta a los hués­pe­des a sen­tir­se en una ca­sa de cam­po de en­sue­ño. Es­te es­pa­cio po­see, ade­más, cua­ren­ta hec­tá­reas que se re­par­ten en­tre vi­ñe­dos, oli­vos, cam­pos agrí­co­las y bos­que pu­ro. A eso, hay que aña­dir­le el en­can­to de sus jar­di­nes, que si­guen man­te­nién­do­se se­gún el clá­si­co es­ti­lo se­ño­rial ita­liano.

Es­ta al­ter­na­ti­va su­po­ne en­tre­gar­se a los pla­ce­res de la co­mi­da y el vino. Por eso, la pro­pues­ta de Cas­te­llo de Vi­ca­re­llo in­clu­ye las eti­que­tas de su pro­pia bo­de­ga, así co­mo una car­ta de pla­tos or­gá­ni­cos de ins­pi­ra­ción tos­ca­na; que va­ría se­gún la es­ta­ción y los in­su­mos dis­po­ni­bles en la huer­ta. Los que­sos re­gio­na­les, tru­fas y otras de­li­cias, sin em­bar­go, rei­nan en la car­ta du­ran­te to­do el año. Y, si lo desean, la ex­pe­rien­cia cu­li­na­ria se pue­de com­ple­men­tar con la re­co­lec­ción de tru­fas y oli­vas e, in­clu­so, cla­ses pri­va­das de co­ci­na. Una ver­da­de­ra de­li­cia. Más in­for­ma­ción en www.cas­te­llo­di­vi­ca­re­llo.com

1. Cas­te­llo di Vi­ca­re­llo es es un pa­la­ce­te del si­glo XII, ro­dea­do de vi­ñe­dos, cam­pos agrí­co­las y bos­que. 2. La sui­te Sas­si ofre­ce una vis­ta ex­tra­or­di­na­ria de la cam­pi­ña tos­ca­na. 3. Las ins­ta­la­cio­nes es­tán equi­pa­das con dos pis­ci­nas de bor­de in­fi­ni­to, ro­dea­das por un pai­sa­je de va­lles y co­li­nas. 4. La ha­bi­ta­ción Chie­si­na, con te­rra­za pri­va­da, es otra de las re­co­men­da­das pa­ra dis­fru­tar la lu­na de miel.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.