Ar­tu­ro de No­rie­ga com­par­te diez tips pa­ra or­ga­ni­zar un ma­tri­mo­nio per­fec­to.

Diez con­se­jos pa­ra to­mar co­mo re­fe­ren­cia, or­ga­ni­zar­se y dis­fru­tar del día más es­pe­ra­do.

Cosas Novias - - Índice - Por Ar­tu­ro de No­rie­ga

Pa­le­ta de co­lo­res

Es una re­gla car­di­nal pa­ra la de­co­ra­ción. Bus­car ele­men­tos que si­gan la mis­ma ga­ma de co­lo­res es —y se­rá siem­pre— pri­mor­dial. Los fa­vo­ri­tos pa­ra es­ta tem­po­ra­da se­rán el pla­tea­do, el do­ra­do y el azul, sin de­jar de la­do el ne­gro. Es­tos dos úl­ti­mos no se uti­li­za­ban en bo­das, pe­ro aho­ra se es­tán po­nien­do de mo­da por su efec­to ele­gan­te.

2 LO IN­DUS­TRIAL ES­TÁ DE MO­DA

To­do lo re­la­cio­na­do a es­te es­ti­lo es­tá en bo­ga. Y, por eso, es una ten­den­cia muy uti­li­za­da en los ma­tri­mo­nios. Es cier­to: ca­da pa­re­ja or­ga­ni­za su día se­gún sus gus­tos, pe­ro siem­pre exis­ten mo­das que in­fluen­cian la de­co­ra­ción. Hoy, las no­vias bus­can al­go que las dis­tin­ga; y el es­ti­lo in­dus­trial rom­pe con mu­chos de los có­di­gos es­ta­ble­ci­dos en un ma­tri­mo­nio. El uso de lo­ca­cio­nes o es­ce­no­gra­fías im­pre­vis­tas (co­mo fá­bri­cas, vi­ñe­dos o re­ta­blos) tam­bién se es­tá uti­li­zan­do mu­cho pa­ra el ini­cio de un con­cep­to.

3 LESS IS MO­RE

No sig­ni­fi­ca que se­rá un ma­tri­mo­nio "me­dio­cre" o que fal­ta­rá al­go. Sim­ple­men­te to­do re­cae en los de­ta­lles. Mu­chas no­vias, por ejem­plo, quie­ren un am­bien­te ro­mán­ti­co, sin ne­ce­si­dad de que sea os­ten­to­so. En esos ca­sos, el uso de ve­las to­ma mu­cha im­por­tan­cia en la de­co­ra­ción (al­go que re­quie­re un gas­to al­to, aun­que no lo ima­gi­nen).

4 ES­CO­GER EL LU­GAR ADE­CUA­DO

Es es­pe­cial­men­te im­por­tan­te. Mu­chas pa­re­jas desean ha­cer su bo­da en la pla­ya o en una ca­sa que dé a ori­llas del mar. Es una ex­ce­len­te idea pe­ro, en esos ca­sos, re­co­mien­do con­tro­lar de al­gu­na ma­ne­ra el vien­to. (No so­lo pue­de apa­gar las ve­las y generar in­co­mo­di­da­des, sino que des­arre­gla­rá el pei­na­do de las in­vi­ta­das y, por su­pues­to, el de la no­via).

5 PLAN­TAS CO­MO CEN­TROS DE ME­SA

Es­tán su­ma­men­te in. El len­gua­je flo­ral di­ce mu­chí­si­mo acer­ca del even­to. Creo que las or­quí­deas (co­mo plan­tas), su­cu­len­tas y las ho­jas en sí son al­gu­nas de las me­jo­res op­cio­nes pa­ra crear at­mós­fe­ras má­gi­cas. Ade­más, tie­nen otro plus: cuan­do se ter­mi­na el even­to, en lu­gar de bo­tar­las, se las pue­den lle­var a ca­sa.

6 ES­TA­CIO­NES DE DUL­CES CREA­TI­VAS

Siem­pre es bueno de­di­car­le un es­pa­cio a los dul­ces. Las bo­das tie­nen tan­ta co­mi­da al­ta en sa­zón, que uno ne­ce­si­ta sa­bo­res dis­tin­tos. Y ahí, es cuan­do des­ta­ca es­ta me­sa. Una vez, por ejem­plo, hi­ce un ma­tri­mo­nio hin­dú en don­de la es­ta­ción de dul­ces te­nía su pro­pia mú­si­ca y es­pa­cio.

7Pa­ra­guas

En las bo­das oto­ña­les, pue­den lle­gar a te­ner un pa­pel im­por­tan­te du­ran­te la ce­re­mo­nia. Si llue­ve o chis­pea, po­drás dár­se­los a los in­vi­ta­dos y ad­qui­ri­rán pro­ta­go­nis­mo.

8 OFRE­CER BE­BI­DAS CA­LIEN­TES HA­CIA EL FI­NAL DE LA FIES­TA

El fa­mo­so agua­di­to o un tin­to ca­lien­te. Es­ta es una cos­tum­bre que es­tá vol­vien­do y es bue­na. Otra, es la co­mi­da des­pués de la fies­ta. En ese ca­so, es bueno per­so­na­li­zar­la. Por ejem­plo, si al no­vio le en­can­tan los nug­gets, se pue­de crear una es­ta­ción. Otra op­ción son los chu­rros. Des­pués de to­do, en ese mo­men­to, ya no im­por­ta si rom­pe­mos es­que­mas.

9 Con­tem­plar la tem­pe­ra­tu­ra

Si la re­cep­ción se ha­rá en un es­pa­cio abier­to, es ne­ce­sa­rio con­si­de­rar el al­qui­ler de ca­len­ta­do­res. Por otro la­do, si hay tol­dos, hay que pla­near­los muy bien (si es­tán ce­rra­dos, la gen­te va a sen­tir ca­lor, aun­que en el ex­te­rior ha­ga frio). El te­ma de la ven­ti­la­ción y las co­rrien­tes de aires son fun­da­men­ta­les pa­ra que los in­vi­ta­dos no su­fran frio o bo­chorno, y se va­yan an­tes de lo pre­vis­to.

10 SER DI­FE­REN­TES, ÚNI­COS

No de­ben co­piar­se del res­to. Eso ha­rá que siem­pre sean re­cor­da­dos. Ar­tu­ro No­rie­ga es ma­gis­ter en Pu­bli­ci­dad y Co­mu­ni­ca­ción, téc­ni­co en Ad­mi­nis­tra­ción y Ba­chi­ller en Mar­ke­ting Em­pre­sa­rial, con es­pe­cia­li­za­ción en di­se­ño de even­tos. En 2005 fun­dó La Fe­te Event Plan­ning, una em­pre­sa de pla­nea­mien­to y di­se­ño de reunio­nes cor­po­ra­ti­vas, ma­tri­mo­nios y fies­tas pri­va­das. Su re­co­no­ci­mien­to a ni­vel na­cio­nal lo ha lle­va­do, in­clu­so, a rea­li­zar even­tos en Nue­va York y Pa­ris.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.