MUN­DO AL RE­VéS

Cosas, una revista internacional - - Co­sas De Fa­mo­sos -

En com­pa­ñía de su es­po­sa Me­la­nia y su hi­ja Ivan­ka, el con­tro­ver­sial mag­na­te reali­zó su pri­mer pe­ri­plo in­ter­na­cio­nal co­mo pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos. Ara­bia Sau­di­ta, Is­rael, Pa­les­ti­na, el Va­ti­cano y Bru­se­las for­ma­ron par­te de su iti­ne­ra­rio.

En mi pri­mer via­je al ex­te­rior co­mo pre­si­den­te, he ve­ni­do a es­ta an­ti­gua tie­rra sa­gra­da a re­afir­mar el la­zo in­que­bran­ta­ble en­tre Es­ta­dos Uni­dos y el Es­ta­do de Is­rael. Te­ne­mos por de­lan­te una opor­tu­ni­dad ex­cep­cio­nal pa­ra traer se­gu­ri­dad, es­ta­bi­li­dad y paz a es­ta re­gión y a su gen­te... Pe­ro so­lo lle­ga­re­mos allí si tra­ba­ja­mos jun­tos; no hay otro mo­do”, di­jo Do­nald Trump du­ran­te la ce­re­mo­nia de bien­ve­ni­da a te­rri­to­rio is­rae­lí tras su co­men­ta­do pa­so por Ara­bia Sau­di­ta, en la es­ca­la inaugural de su tra­yec­to. En pa­ra­le­lo, Reuven Ri­vlin, pre­si­den­te de Is­rael, co­men­tó que la vi­si­ta de Trump re­for­za­ba “el in­que­bran­ta­ble víncu­lo en­tre Es­ta­dos Uni­dos e Is­rael”.

Co­mo par­te de su agen­da ofi­cial, ade­más de pre­sen­tar­se co­mo “me­dia­dor y fa­ci­li­ta­dor” en­tre las po­lí­ti­cas de go­bierno de Pa­les­ti­na e Is­rael, Trump vi­si­tó la Igle­sia del San­to Se­pul­cro y el Mu­ro de las La­men­ta­cio­nes –el sím­bo­lo más im­por­tan­te del ju­daís­mo–. Ade­más, es­tu­vo en el Mu­seo del Ho­lo­caus­to de Is­rael, en el que de­jó un men­sa­je –una tra­di­ción en­tre los vi­si­tan­tes de re­le­van­cia que pa­san por el lu­gar– que desató po­lé­mi­ca por su fri­vo­li­dad, so­bre to­do al ser con­tras­ta­do con el que es­cri­bió su pre­de­ce­sor, Ba­rack Oba­ma, la úl­ti­ma vez que es­tu­vo en ese país. “Es un gran ho­nor es­tar aquí con to­dos mis ami­gos. ¡Qué in­creí­ble, nun­ca lo ol­vi­da­ré!”, es­cri­bió en el li­bro de los re­cuer­dos del mu­seo. Y, an­tes de par­tir al Va­ti­cano, se reunió en Be­lén con el pre­si­den­te de Pa­les­ti­na, Mah­mud Abás.

Ya en la San­ta Se­de, y du­ran­te me­dia ho­ra, tu­vo un ami­ga­ble en­cuen­tro con el pa­pa Fran­cis­co, a pe­sar de sus di­fe­ren­cias en te­mas co­mo mi­gra­ción, cam­bio cli­má­ti­co y la ven­ta de ar­mas (ade­más de una fo­to “ofi­cial” en fa­mi­lia que, rá­pi­da­men­te, fue con­ver­ti­da en un hi­la­ran­te me­me en las re­des). “De­seo que us­ted sea un ins­tru­men­to de paz”, le di­jo el Pa­pa al en­tre­gar­le el me­da­llón del oli­vo y una co­pia de su men­sa­je en la Jor­na­da Mun­dial de la Paz, es­pe­cial­men­te fir­ma­da pa­ra él. “Ne­ce­si­ta­mos paz”, res­pon­dió Trump.

Al cie­rre de es­ta edi­ción, Trump se en­con­tra­ba ca­mino a Bru­se­las pa­ra asis­tir a la cum­bre de la OTAN –or­ga­ni­za­ción a la que ca­li­fi­có de ob­so­le­ta–. Tras­cen­dió que en la ci­ta no se to­ca­rían te­mas in­có­mo­dos, co­mo el acuer­do nu­clear con Irán, los con­flic­tos en Li­bia y Si­ria, la ten­sión con Ru­sia y la po­lí­ti­ca co­mer­cial pro­tec­cio­nis­ta de Es­ta­dos Uni­dos.

En ple­na ora­ción en el Mu­ro de las La­men­ta­cio­nes, en Jerusalén.

La pa­re­ja pre­si­den­cial es­ta­dou­ni­den­se jun­to al rey Sal­mán y el pre­si­den­te egip­cio Ab­del Fa­tah al-Si­si, en Ara­bia Sau­di­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.