POLIDATOS

Diario Expreso (Peru) - - POLÍTICA -

SÍN­DRO­ME CHÁ­VARRY Van de un la­do a otro, cru­zan­do rau­dos el He­mi­ci­clo. Coor­di­nan, ges­ti­cu­lan, plan­tean, dia­lo­gan. Es el sín­dro­me Chá­varry, que pa­re­ce ha­ber afec­ta­do a un gru­po de con­gre­sis­tas ‘pe­pe­kau­sas’, muy ner­vio­sos des­de que pen­de so­bre ellos una acu­sa­ción cons­ti­tu­cio­nal. Ese re­cur­so le­gal mal­di­to que sa­ben usar los po­lí­ti­cos pa­ra anu­lar ri­va­les.

FLE­MÁ­TI­CO

Es ob­vio que el fis­cal de la Na­ción, Pe­dro Chá­varry, la tie­ne cla­ra. No se­rá po­lí­ti­co, no se­rá ora­dor, pe­ro tie­ne una fle­ma a prue­ba de ba­las. Y sa­be que al fren­te hay un po­der po­lí­ti­co que en­fren­tar. Sa­be que en esa lu­cha es­ta­rá so­lo, sin apo­yo po­lí­ti­co, pe­ro ahí es­tá, re­sis­tien­do a la peor cam­pa­ña que ha­ya co­no­ci­do la his­to­ria de la con­cen­tra­ción me­diá­ti­ca.

DESORIENTADOS

Es bueno sub­ra­yar que el fu­ji­mo­ris­mo, úl­ti­ma­men­te de­so­rien­ta­do y gol­pea­do, so­bre to­do por la gauche ca­viar ju­di­cial y lom­bro­sia­na, no sa­be qué ha­cer con el trá­mi­te de las acu­sa­cio­nes cons­ti­tu­cio­na­les que po­drían com­pli­car el fu­tu­ro po­lí­ti­co de los con­gre­sis­tas ‘pe­pe­kau­sas’. ¿No sa­ben que el ca­rác­ter mar­ca el des­tino? Ve­re­mos en qué ter­mi­na to­do.

COM­PA­ÑE­RA

En to­do ca­so, por lo pron­to el fac­tor Chá­varry vie­ne cau­san­do estragos. Mer­ce­des Aráoz vo­tó ayer en con­tra de su ban­ca­da, ne­gán­do­se a que Alan García sea in­clui­do en el in­for­me La­va Jato. Ver el ros­tro de sa­tis­fac­ción de los con­gre­sis­tas apris­tas, a los cua­les Me­chi­ta se acer­có lue­go de la vo­ta­ción, nos di­ce mu­cho.

CON LI­CEN­CIA

Y ha­blan­do de lo que pa­sa en el pleno del Con­gre­so, ya no lla­ma la aten­ción la ac­ti­tud del ofi­cia­lis­ta Gilbert Violeta an­te vo­ta­cio­nes im­por­tan­tes, en las cua­les un po­lí­ti­co tie­ne que fi­jar po­si­ción. Gilbert, el pa­tea­dor de las puer­tas en San Marcos, es­tu­vo au­sen­te, por una opor­tu­na li­cen­cia, de la vo­ta­ción del in­for­me La­va Jato. ¿Qué di­rán en Pa­la­cio?

CON­FE­SIÓN SIN­CE­RA

Otro que an­da más que ex­tra­via­do es el vie­jo ca­ma­ra­da Cé­sar Villanueva, hoy diz­que de­mó­cra­ta. Ha di­cho que el Eje­cu­ti­vo no tie­ne “ni ban­ca­da ni par­ti­do”. Ja, ja, ja, ja. Qué bue­na. ¿Y la ban­ca­da ‘pe­pe­kau­sa’ qué co­sa es? Y fren­te a es­ta con­fe­sión sin­ce­ra se ve que no hay co­la­bo­ra­ción efi­caz de la ban­ca­da, tan­to que el ca­via­rón Guido Lom­bar­di ha ti­ra­do la toa­lla y se lar­gó de lo po­co que que­da del par­ti­do ofi­cia­lis­ta.

¿POR QUÉ SE FUE…?

Di­cen que el “Barba blan­ca” Lom­bar­di se fue por­que no en­cuen­tra en el ‘pe­pe­kau­sis­mo’ con­gre­sal cohe­ren­cia pa­ra la lu­cha fron­tal con­tra la co­rrup­ción. ¿Qué co­sa? Bien gra­cio­so, Guido. ¿Por­que Violeta no quie­re su­mar­se a me­ter a los par­ti­dos Fuer­za Po­pu­lar y al Apra co­mo “or­ga­ni­za­cio­nes cri­mi­na­les”? ¿Por­que Me­chi­ta Aráoz no se su­ma a la ca­ce­ría con­tra Alan García? Ya pues hi­ji­to, com­pór­ta­te.

UBICAÍNA

Por lo de­más, ¿cree Lom­bar­di que un per­so­na­je co­mo Martín Viz­ca­rra –que ela­bo­ró la en­tre­guis­ta aden­da de Chin­che­ro, y la hi­zo fir­mar por Fio­re­lla Mo­li­ne­lli,

se­gún lo ha di­cho con to­da cla­ri­dad el ex­con­tra­lor Ed­gar Alar­cón

en el pro­gra­ma de Mi­la­gros Lei­va–, pue­de lu­char con­tra la co­rrup­ción? Ya pues, Guido, Guido.

Ubí­ca­te.

BIEN BAR­TRA

Des­de es­ta sec­ción po­bre pe­ro hon­ra­da hay que sa­lu­dar la per­sis­ten­cia y el tra­ba­jo de la con­gre­sis­ta Ro­sa Bar­tra (FP) por ha­ber lle­va­do a buen tér­mino el in­for­me fi­nal del ca­so La­va Jato, an­te el boi­cot me­diá­ti­co del si­len­cio y los in­ten­tos de los sub­si­dia­rios de Ode­brecht, co­mo Ma­nuel Dam­mert, de en­tram­par y des­na­tu­ra­li­zar el de­ba­te con sus ma­ja­de­rías. Muy bien Bar­tra. Que si­ga ade­lan­te es­ta pro­me­sa de li­de­raz­go en la ban­ca­da na­ran­ja.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.