La OIM no es­tá obli­ga­da a ren­dir cuen­tas a na­die

Diario Expreso (Peru) - - PORTADA -

Para que la Or­ga­ni­za­ción In­ter­na­cio­nal para las Mi­gra­cio­nes (OIM) ten­ga un es­ta­tus de pri­vi­le­gios e inmunidades se creó un mar­co nor­ma­ti­vo que le per­mi­tió al Mi­nis­te­rio de Vi­vien­da, Cons­truc­ción y Sa­nea­mien­to y a las en­ti­da­des a car­go del pro­yec­to del Cen­tro de Con­ven­cio­nes de Li­ma fir­mar con­ve­nios con di­cha en­ti­dad sin nin­gún ti­po de con­tro­les, lo que es vio­la­to­rio de la nor­ma­ti­va so­bre con­tra­ta­cio­nes del Es­ta­do.

Por eso es que se pro­mul­gó la Ley N° 29951 y el De­cre­to Su­pre­mo N° 097-2013-EF, ru­bri­ca­dos por Ollan­ta Hu­ma­la Tasso para fa­vo­re­cer­la, a pe­sar de que la fi­na­li­dad de la OIM, se­gún su pro­pia cons­ti­tu­ción, “no co­rres­pon­día a la pres­ta­ción de es­te ti­po de ac­ti­vi­da­des sino a te­mas mi­gra­to­rios”; es de­cir, no era com­pe­ten­te.

Para ese an­da­mia­je le­gal se usó el De­cre­to Ley N° 23018 del 30 de abril de 1980, un con­ve­nio so­bre mi­gra­cio­nes fir­ma­do por el dic­ta­dor Fran­cis­co Mo­ra­les Ber­mú­dez.

Es más, es­te 30 de ma­yo 2018, el Es­ta­do pe­ruano y la OIM fir­ma­ron otro acuer­do para las Mi­gra­cio­nes que in­clu­yen “pri­vi­le­gios e inmunidades de es­ta or­ga­ni­za­ción en el Pe­rú”.

Por esa per­mi­si­vi­dad la OIM no so­lo se ne­gó en reite­ra­das opor­tu­ni­da­des a en­tre­gar in­for­ma­ción en la bue­na pro a la com­pe­ten­cia de OAS sino a las mis­mas au­to­ri­da­des pe­rua­nas y a la co­mi­sión La­va Jato. “Es­tos pri­vi­le­gios son ex­ten­si­vos a los ac­tos y las ex­pre­sio­nes ora­les o es­cri­tas que sus fun­cio­na­rios reali­cen du­ran­te y des­pués del desem­pe­ño de sus fun­cio­nes. Asi­mis­mo, la in­mu­ni­dad tam­bién al­can­za a los bie­nes y ha­be­res de la en­ti­dad, cual­quie­ra que sea el lu­gar en que se en­cuen­tren y quien quie­ra que los ten­ga en su po­der”. Por es­tas lin­de­zas de nues­tra le­gis­la­ción la OIM “no se en­cuen­tra obli­ga­da a ren­dir cuen­tas ni ex­pli­ca­cio­nes de sus ac­tos”. sien­do ti­tu­lar del Mi­nis­te­rio de Vi­vien­da, Cons­truc­ción y Sa­nea­mien­to Re­né Cornejo Díaz, el fac­tó­tum de la Cor­po­ra­ción He­lios, no echó mano a las ins­ti­tu­cio­nes del Es­ta­do sino que si­mu­la­ron es­co­ger y lo hi­cie­ron en­tre en­ti­da­des que se pre­sen­ta­ban co­mo coope­ran­tes, es de­cir, la Or­ga­ni­za­ción In­ter­na­cio­nal para las Mi­gra­cio­nes (OIM), la Ofi­ci­na de las Na­cio­nes Uni­das de Ser­vi­cios para Pro­yec­tos (UNOPS) y la Or­ga­ni­za­ción de Es­ta­dos Ibe­roa­me­ri­ca­nos para la Edu­ca­ción (OEI).

SE­LEC­CIÓN POR EN­CAR­GO…

Para efec­tos me­diá­ti­cos, al igual que la ar­ti­ma­ña “de go­bierno a go­bierno”, ob­vio que so­na­ba bien y le da­ba un ca­riz de ho­nes­ti­dad para que la en­ti­dad for­mu­la­do­ra del sec­tor Vi­vien­da, es­pe­cí­fi­ca­men­te el Pro­gra­ma Nues­tras Ciu­da­des, re­cu­rra a la mo­da­li­dad de con­tra­ta­ción de­no­mi­na­da ‘se­lec­ción por en­car­go a or­ga­nis­mos in­ter­na­cio­na­les’. En es­te ca­so a tra­vés de OIM, la es­co­gi­da por los fun­cio­na­rios de Cornejo lla­ma­dos Ri­car­do Emi­lio Sa­li­nas Vil­ca­cha­gua y Lu­cía del Pi­lar Le­des­ma Mar­tí­nez.

Has­ta que el 15 de ju­lio de 2013, el ministro Cornejo Díaz, que des­pués se­ría pri­mer ministro del go­bierno na­cio­na­lis­ta, y Jo­sé Iván Dá­va­los Sa­ra­via, je­fe de Ope­ra­cio­nes de la OIM- Pe­rú, fir­ma­ron un con­ve­nio mar­co de asis­ten­cia mu­tua.

Es así que el sec­tor Vi­vien­da de­ci­dió en­car­gar­le al ci­ta­do or­ga­nis­mo in­ter­na­cio­nal la ad­mi­nis­tra­ción de re­cur­sos y la con­tra­ta­ción de una em­pre­sa para la ela­bo­ra­ción del ex­pe­dien­te téc­ni­co de­fi­ni­ti­vo, la eje­cu­ción de la obra, el equi­pa­mien­to y el su­mi­nis­tro de ma­te­ria­les, he­rra­mien­tas, equi­pos, mano de obra y otros ser­vi­cios. Asi­mis­mo de­be­ría de­sig­nar otra em­pre­sa para la su­per­vi­sión de la ela­bo­ra­ción del ex­pe­dien­te téc­ni­co, así co­mo la eje­cu­ción de obra y equi­pa­mien­to, la pues­ta en ope-

Otra obra in­con­clu­sa de la cons­truc­to­ra bra­si­le­ña OAS que se hi­zo con el “apo­yo” de la Or­ga­ni­za­ción In­ter­na­cio­nal para las Mi­gra­cio­nes (OIM).

ra­ción, re­cep­ción, li­qui­da­ción de obra y el in­for­me fi­nal. Co­mo ya es pú­bli­co, en­tre los pos­tores es­tu­vo Cons­truc­to­ra OAS S.A. Su­cur­sal del Pe­rú y el Con­sor­cio OHL-JJC (Obras­cón Huar­te Laín S.A. Su­cur­sal del Pe­rú y JJC Con­tra­tis­tas Ge­ne­ra­les S.A.) Ga­nó el pri­me­ro, con ma­las ar­tes, se­gún la Co­mi­sión La­va Jato, sus­cri­bien­do con­tra­to OIM, en re­pre­sen­ta­ción del Mi­nis­te­rio de Vi­vien­da, con OAS un 5 de mar­zo del 2014.

Un de­ta­lle que han pues­to de re­lie­ve los in­ves­ti­ga­do­res es que OIM cam­bió el con­ve­nio ini­cial a su ma­ne­ra, en for­ma irre­gu­lar, en de­ta­lles re­fe­ri­dos a mon­tos de in­ver­sión, a la dis­mi­nu­ción de pe­na­li­da­des pe­cu­nia­rias por in­cum­pli­mien­to de con­tra­to (co­mo su­ce­dió por par­te de la cons­truc­to­ra bra­si­le­ña OAS), y, fi­nal­men­te, des­co­no­cer en for­ma uni­la­te­ral otros acuer­dos, co­mo el re­in­te­gro eco­nó­mi­co al Es­ta­do por asis­ten­cia téc­ni­ca.

Es­to, por­que OIM en su pro­pues­ta ini­cial ofre­cía un 60 % del 2 % que ga­na­ría so­bre el mon­to to­tal del va­lor re­fe­ren­cial del pro­yec­to, aun­que sí man­ten­dría la ofer­ta eco­nó­mi­ca (el cos­to ne­to del ser­vi­cio se­ría de 0.8 % del va­lor re­fe­ren­cial), por­cen­ta­je es­te que fue el ar­gu­men­to uti­li­za­do por Ri­car­do Emi­lio Sa­li­nas Vil­ca­cha­gua y Lu­cía del Pi­lar Le­des­ma Mar­tí­nez para re­co­men­dar la sus­crip­ción del con­ve­nio con la OIM.

BLIN­DA­JE LE­GAL

¿Por qué OIM se per­mi­tió es­tas y otras irre­gu­la­ri­da­des que ra­yan con el de­li­to, co­mo im­pe­dir el ac­ce­so a la in­for­ma­ción de pos­tores que no sean OAS y a la mis­ma Co­mi­sión In­ves­ti­ga­do­ra Mul­ti­par­ti­da­ria del Con­gre­so que in­ves­ti­gó es­te te­ma?

Por la sen­ci­lla ra­zón de que en la ad­mi­nis­tra­ción Hu­ma­la se ar­mó to­da una ar­ma­zón le­gal que ra­ya la fron­te­ra del de­li­to en fa­vor de es­tas en­ti­da­des “coope­ran­tes”.

Nos re­fe­ri­mos a pri­vi­le­gios e inmunidades (ver re­cua­dro) que tras­gre­die­ron los prin­ci­pios de trans­pa­ren­cia y ac­ce­so a la in­for­ma­ción con­te­ni­dos en la Ley de Con­tra­ta­cio­nes del Es­ta­do, “si­tua­ción que fue de co­no­ci­mien­to de los res­pon­sa­bles del pro­yec­to: Re­né Hel­bert Cornejo Díaz, Mil­ton Mar­tín von Hes­se La Ser­na y Luis Ob­du­lio Ta­gle Pi­za­rro”, in­di­ca el in­for­me La­va.

IN­CRE­MEN­TOS

A con­se­cuen­cia de es­ta realidad po­de­mos tam­bién avi­zo­rar los per­jui­cios eco­nó­mi­cos al Es­ta­do. Re­cor­de­mos que el va­lor to­tal del pro­yec­to ‘Ins­ta­la­ción de un Cen­tro de Con­ven­cio­nes en Li­ma

– Pe­rú’ fue de S/ 539’127,577.88.

Es­te mon­to su­peró al ini­cial­men­te pre­vis­to, de S/ 492’089,928.79, y que en otro mo­men­to -en las ba­ses del pro­ce­so de se­lec­ción- se es­ta­ble­ció que de­be­ría te­ner no más de S/ 478’596,332. “Sin em­bar­go, al mo­men­to de la sus­crip­ción de los con­tra­tos y con­ve­nios es­te as­cen­dió a S/ 524’716,875.38”, se­ña­la del Con­gre­so.

Sin em­bar­go, in­for­ma­ción ofi­cial re­ca­ba­da por el mis­mo mi­nis­te­rio pre­ci­sa que “por sal­dos fi­na­les al 31 de di­ciem­bre de 2017 (…) des­em­bol­só S/ 545´547,978.00 para el pro­yec­to; no obs­tan­te, so­lo eje­cu­tó S/ 539’127,578.00, por lo que hay aún un sal­do por eje­cu­tar as­cen­den­te a S/ 6’420,400.12”. Es­to al mar­gen de que el mon­to ac­tua­li­za­do al 31 de di­ciem­bre de 2017 es de S/ 7’096,500.49. Co­mo se pue­de ob­ser­var, el cos­to del pro­yec­to “se ha­bría in­cre­men­ta­do apro­xi­ma­da­men­te en S/ 16’700,595.21 des­de que se sus­cri­bie­ron los con­tra­tos”.

“Es­te mon­to se ob­tie­ne de la di­fe­ren­cia en­tre el va­lor to­tal del pro­yec­to (S/ 541’417,470.59) y el va­lor to­tal de los con­tra­tos sus­cri­tos (S/ 524’716,875.38)”, aña­de el in­for­me.

IN­CON­CLU­SO

Fi­nal­men­te es de sub­ra­yar que el Cen­tro de Con­ven­cio­nes se en­cuen­tra in­con­clu­so de­bi­do a que OAS no ha sub­sa­na­do la to­ta­li­dad de las ob­ser­va­cio­nes de par­te del Es­ta­do.

Es­ta realidad, au­na­da a otros da­tos, po­dría ge­ne­rar un per­jui­cio eco­nó­mi­co para el Es­ta­do es­ti­ma­do en S/ 66’919,540.14”.

Así es­ta­mos en es­tos es­cán­da­los que la pren­sa con­cen­tra­da y ofi­cia­lis­ta ig­no­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.