Cen­tra­li­zar y di­gi­ta­li­zar la com­pra y la con­tra­ta­ción

Diario Expreso (Peru) - - ECONOMÍA - FER­NAN­DO CILLÓNIZ BENAVIDES (*)

En tér­mi­nos ge­ne­ra­les, los sis­te­mas de con­trol del Es­ta­do no fun­cio­nan. Los Ór­ga­nos de Con­trol Ins­ti­tu­cio­nal (OCIs) –que exis­ten en casi to­das las ins­ti­tu­cio­nes pú­bli­cas– no con­tro­lan la co­rrup­ción. Frente a tal si­tua­ción, la Con­tra­lo­ría Ge­ne­ral de la Re­pú­bli­ca va a asu­mir to­das las OCIs de los go­bier­nos re­gio­na­les y pro­vin­cia­les. ¡Ve­re­mos si la co­sa me­jo­ra! Yo ten­go mis du­das. En fin, oja­lá.

El Or­ga­nis­mo Su­per­vi­sor de las Con­tra­ta­cio­nes del Es­ta­do (OSCE) tam­po­co fun­cio­na co­mo de­bie­ra. Mu­chos pro­ce­sos su­per­vi­sa­dos por el OSCE es­tán pla­ga­dos de co­rrup­ción. Los ex­pe­dien­tes téc­ni­cos y las es­pe­ci­fi­ca­cio­nes de los bie­nes y ser­vi­cios a ser ad­qui­ri­dos por el Es­ta­do, los tér­mi­nos de re­fe­ren­cia y ba­ses de los con­cur­sos pú­bli­cos, los con­cur­sos en sí, y has­ta los otor­ga­mien­tos de las bue­nas pro y la sus­crip­ción de con­tra­tos, to­do es­tá “di­rec­cio­na­do” pa­ra fa­vo­re­cer a pos­tores in­de­bi­dos. Y –por en­de– pa­ra lu­crar en per­jui­cio del Es­ta­do. En mu­chos ca­sos el OSCE se pres­ta pa­ra ello. Sus nor­mas y pro­ce­di­mien­tos fa­vo­re­cen a pro­vee­do­res y con­tra­tis­tas po­co idó­neos. Los em­pre­sa­rios co­rrup­tos se apro­ve­chan de ello. Jue­gan con los pla­zos a su an­to­jo. Se po­nen de acuer­do en­tre sí pa­ra re­par­tir­se las obras. De ahí el nom­bre de “Club de los Cons­truc­to­res”.

In­clu­so cuan­do hay trans­pa­ren­cia e in­te­gri­dad en los pro­ce­sos, igual se pre­sen­tan, pe­ro pa­ra tra­bar­lo to­do. “Si no hay pa­ra mí, no hay pa­ra na­die”. Así ac­túan. El país –y la po­bla­ción– les im­por­ta­mos un ble­do. To­do lo ob­ser­van a úl­ti­ma ho­ra, el úl­ti­mo día, y el OSCE les da ca­bi­da. Lue­go, el OSCE se toma tam­bién los má­xi­mos pla­zos pa­ra emi­tir sus opi­nio­nes, las cua­les –mu­chas ve­ces– re­sul­tan am­bi­guas e irre­le­van­tes. To­do lo cual di­la­ta los pro­ce­sos has­ta las ca­len­das grie­gas. El fra­ca­so del Plan de la Re­cons­truc­ción con Cam­bios es una ex­pre­sión –la más cla­mo­ro­sa– de la inope­ran­cia de los pro­ce­sos de com­pras y con­tra­ta­cio­nes del Es­ta­do. Y por en­de del OSCE. ¿Qué ha­cer? En mi opi­nión hay que cen­tra­li­zar –y di­gi­ta­li­zar– to­dos los pro­ce­sos de com­pras y con­tra­ta­cio­nes del Es­ta­do. Na­die en el Es­ta­do de­be­ría po­der com­prar ni con­tra­tar na­da ex­cep­to la Cen­tral Úni­ca de Com­pras y Con­tra­ta­cio­nes 100% di­gi­tal. Ce­ro so­bor­nos. In­clu­so po­dría ser una em­pre­sa pri­va­da –na­cio­nal o ex­tran­je­ra– es­pe­cia­li­za­da en di­chos me­nes­te­res. Ade­más, hay que em­po­de­rar a la ciu­da­da­nía. La ciu­da­da­nía em­po­de­ra­da –en alian­za con la pren­sa res­pon- sa­ble– de­be fun­gir de ór­gano de con­trol de las ins­ti­tu­cio­nes del Es­ta­do. Tal co­mo lo es­tá ha­cien­do ac­tual­men­te – con re­sul­ta­dos muy es­pe­ran­za­do­res– con el Po­der Ju­di­cial y el Con­gre­so de la Re­pú­bli­ca.

La ciu­da­da­nía em­po­de­ra­da de­be vi­gi­lar más de cer­ca a las ins­ti­tu­cio­nes del Es­ta­do, y exi­gir pro­bi­dad e ido­nei­dad en to­das ellas. Pe­ro con más mu­cho ri­gor que el que exi­ge ac­tual­men­te. ¡Pro­tes­tar cuan­do sea­mos mal­tra­ta­dos por ser­vi­do­res pú­bli­cos!, por ejem­plo. Mi­nis­te­rios, go­bier­nos re­gio­na­les y lo­ca­les, Fuer­zas Ar­ma­das y Po­li­cia­les, Con­gre­so de la Re­pú­bli­ca y Po­der Ju­di­cial, to­das las ins­ti­tu­cio­nes del Es­ta­do de­ben es­tar me­jor vi­gi­la­das des­de la ciu­da­da­nía em­po­de­ra­da. Una “Aso­cia­ción Cí­vi­ca del Pe­rú” –a la que po­dría­mos de­no­mi­nar CÍ­VI­CA– ca­na­li­za­ría di­cho empoderamiento ciu­da­dano. Va­mos a ver có­mo nos va. En Ica –en cier­ta me­di­da– lo he­mos he­cho. Y nos ha ido bien. Con­tro­lar al Es­ta­do des­de la ciu­da­da­nía, esa es la idea. ¿Pa­ra qué? Pues pa­ra me­jo­rar el bie­nes­tar de la po­bla­ción. ¿Có­mo? Lu­chan­do fron­tal­men­te con­tra la co­rrup­ción. Esa es la idea.

Da­do que los or­ga­nis­mos de con­trol del Es­ta­do no fun­cio­nan, la ciu­da­da­nía em­po­de­ra­da pue­de asu­mir ese rol.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.