SU ÚL­TI­MO NEGOCIAZO

PPK en­tre­gó cin­co lo­tes pe­tro­le­ros pa­ra ex­plo­tar el mar de Grau, mi­nu­tos pre­vios a que fir­ma­ra su car­ta de re­nun­cia a la pre­si­den­cia

La Primera Diario - - Portada -

Co­mo es su cos­tum­bre, to­do lo reali­zó ba­jo la me­sa, sin con­cur­so pú­bli­co, usur­pan­do fun­cio­nes, per­ju­di­can­do al país, pe­ro fa­vo­re­cien­do a em­pre­sa­rios “ami­gos”. Apro­bó los con­tra­tos pa­ra que la em­pre­sa ir­lan­de­sa Tu­llow Oil ex­plo­re y ex­plo­te cin­co lo­tes pe­tro­le­ros ubi­ca­dos en el mar pe­ruano. Kuczyns­ki otor­gó, a de­do, los lo­tes Z-64, Z-65, Z-66, Z-67 y Z–68, que abar­can más de 2 mi­llo­nes de hec­tá­reas en­tre las re­gio­nes Án­cash, Tum­bes y Piu­ra. Pa­ra es­ta ad­ju­di­ca­ción, no hu­bo con­cur­so pú­bli­co, sino una ne­go­cia­ción di­rec­ta en­tre Pe­rú­pe­tro y la compañía pe­tro­le­ra. Las re­ga­lías, que se es­pe­ra­ba fue­ran del 20%, so­lo que­da­ron es­ta­ble­ci­das en 5%.

El mis­mo día en el que en­vió su car­ta de re­nun­cia al Con­gre­so, Pedro Pa­blo Kuczyns­ki (PPK), apro­bó los con­tra­tos pa­ra que la em­pre­sa ir­lan­de­sa Tu­llow Oil ex­plo­re y ex­plo­te cin­co lo­tes pe­tro­le­ros ubi­ca­dos en el mar pe­ruano.

An­tes de de­jar la Pre­si­den­cia, PPK otor­gó, a de­do, los lo­tes Z-64, Z-65, Z-66, Z-67 y Z–68, que abar­can más de 2 mi­llo­nes de hec­tá­reas en­tre las re­gio­nes Án­cash, Tum­bes y Piu­ra. Pa­ra es­ta ad­ju­di­ca­ción, no hu­bo con­cur­so pú­bli­co, sino una ne­go­cia­ción di­rec­ta en­tre Pe­rú­pe­tro y la compañía pe­tro­le­ra. Las re­ga­lías, que se es­pe­ra­ba fue­ran del 20%, so­lo que­da­ron es­ta­ble­ci­das en 5%.

Pa­ra el con­gre­sis­ta Ma­nuel Dam­mert, de las fi­las de Nue­vo Pe­rú, es­te úl­ti­mo ac­to de Kuczyns­ki co­mo pre­si­den­te fue “la ce­re­za del pos­tre de la co­rrup­ción”. “Es­to de­mues­tra el es­ti­lo de PPK”, di­jo el le­gis­la­dor.

No so­lo ha si­do a de­do, sino que se ha­brían usur­pa­do fun­cio­nes. El par­la­men­ta­rio Dam­mert se­ña­ló que en el Con­gre­so se es­ta­ban de­ba­tien­do mo­di­fi­ca­cio­nes a la Ley Or­gá­ni­ca de Hi­dro­car­bu­ros, pa­ra am­pliar las fun­cio­nes de Pe­rú­pe­tro y que “es­té en­ci­ma de las em­pre­sas y mi­nis­te­rios y pue­da de­ci­dir so­bre los lo­tes pe­tro­le­ros, con las re­ga­lías y con los pa­gos”.

Lo que no pu­do ha­cer por la vía par­la­men­ta­ria, el go­bierno de PPK lo ha­bría he­cho me­dian­te es­tos de­cre­tos su­pre­mos. “Es­tan­do es­to en pro­ce­so, in­vi­ta­mos a la mi­nis­tra y no se pre­sen­tó. Aho­ra, han pi­so­tea­do el de­ba­te en el Con­gre­so. Los cambios que que­rían ha­cer los han apli­ca­do en es­tos con­tra­tos y le dan po­si­bi­li­da­des a Pe­rú­pe­tro de ma­ne­jar las áreas a su an­to­jo”, di­jo Dam­mert.

Otro as­pec­to preo­cu­pan­te de es­ta de­ci­sión de PPK es que la zo­na en cues­tión es ri­ca en bio­di­ver­si­dad ma­ri­na. “Ahí es­tán nues­tras ca­pa­ci­da­des ali­men­ta­rias, de la in­dus­tria, es­tán en el mar pe­ruano, es una zo­na ri­ca. Pue­de dis­cu­tir­se si se de­be ex­plo­tar pe­tró­leo de ahí, pe­ro no así, al ca­ba­lla­zo”, se­ña­ló el con­gre­sis­ta.

Los ciu­da­da­nos tam­bién fue­ron de­ja­dos de la­dos al mo­men­to de to­mar la de­ci­sión de en­tre­gar es­tos lo­tes pe­tro­le­ros. “Es una mi­llo­na­da de di­ne­ro y en con­tra del país, no se le ha con­sul­ta­do a nin­gún pes­ca­dor, ni a nin­gún pue­blo en el nor­te”, la­men­tó Dam­mert, quien tam­bién anun­ció que, jun­to a la ban­ca­da NP re­co­rre­rá los puer­tos de es­ta zo­na pa­ra con­sul­tar si los po­bla­do­res es­tán de acuer­do o no con es­ta ex­plo­ta­ción pe­tro­le­ra.

“Yo no es­toy en con­tra de la ac­ti­vi­dad pe­tro­le­ra, el te­ma es­tá en que es­to ha si­do un regalo jus­to en el co­ra­zón de la in­dus­tria pes­que­ra en el mar pe­ruano. Lo prin­ci­pal es de­fen­der la ri­que­za del mar pe­ruano que nos ali­men­ta y nos da ga­nan­cias”, acla­ró el con­gre­sis­ta.

An­te las crí­ti­cas, la So­cie­dad Pe­rua­na de Hi­dro­car­bu­ros (SPH) se ha pro­nun­cia­do pa­ra de­fen­der y has­ta pe­dir que los pe­rua­nos ce­le­bre­mos es­tas ad­ju­di­ca­cio­nes. Su pre­si­den­te, Fe­li­pe Can­tua­rias, di­jo que los ciu­da­da­nos de­be­mos ce­le­brar que las em­pre­sas ex­tran­je­ras ven­gan a in­ver­tir en el país por­que es­tas tie­nen un “buen pres­ti­gio in­ter­na­cio­nal” y “cum­plen exi­gen­tes es­tán­da­res de se­gu­ri­dad, sa­lud y po­lí­ti­cas am­bien­ta­les”

“Se tra­ta de con­tra­tos que no com­pro­me­ten in­ver­sión del Es­ta­do, es de­cir son a cuen­ta y ries­go de la em­pre­sa que ex­plo­ra pa­ra con­fir­mar si exis­ten re­cur­sos, pe­ro ade­más se cum­ple una ri­gu­ro­sa le­gis­la­ción am­bien­tal qui­zá la más es­tric­ta y res­tric­ti­va del con­ti­nen­te”, di­jo.

La ban­ca­da Nue­vo Pe­rú pre­sen­ta­rá un pro­yec­to de ley pa­ra de­jar sin efec­to es­tos de­cre­tos su­pre­mos. El con­gre­sis­ta Dam­mert con­fía que, en ca­so es­tos se de­ro­guen, y la em­pre­sa de­ci­da ir a jui­cio, es­te re­sul­te fa­vo­ra­ble al Es­ta­do pe­ruano por­que con­si­de­ra que es un ac­to in­cons­ti­tu­cio­nal y que se usur­pan fun­cio­nes del Par­la­men­to. Ade­más, pi­dió al pre­si­den­te Mar­tín Viz­ca­rra que no apli­que es­ta me­di­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.