Jus­ti­cia de Es­ta­dos Uni­dos de­cla­ró in­cons­ti­tu­cio­nal la apli­ca­ción de la pe­na de muer­te en Was­hing­ton

SE­GÚN LOS JUECES DE LA COR­TE SU­PRE­MA DEL ES­TA­DO DE WAS­HING­TON, LA PE­NA DE MUER­TE ERA APLICADA DE MANERA ARBITRARIA Y RACISTA

La Primera Diario - - Portada -

La Cor­te Su­pre­ma del es­ta­do de Was­hing­ton de­cla­ró el jue­ves in­cons­ti­tu­cio­nal la pe­na de muer­te, con­si­de­ran­do que era aplicada de manera “arbitraria” y “racista”, con lo que el cas­ti­go ca­pi­tal sigue su re­tro­ce­so en Es­ta­dos Uni­dos. En el no­roes­te de Es­ta­dos Uni­dos, el es­ta­do de Was­hing­ton, que no ha pro­ce­di­do a nin­gu­na eje­cu­ción des­de 2010, se con­vier­te así en el vi­gé­si­mo es­ta­do que prohí­be la pe­na ca­pi­tal. La pe­na de muer­te no es in­cons­ti­tu­cio­nal “per se”, pe­ro es “in­vá­li­da por­que se apli­ca de una manera y con un pre­jui­cio racista”, es­ti­mó el má­xi­mo tri­bu­nal en un fa­llo uná­ni­me. Pa­ra los jueces, su uso va­ria “se­gún el lu­gar del cri­men, el con­da­do de re­si­den­cia o los re­cur­sos pre­su­pues­ta­rios (del tri­bu­nal) dis­po­ni­bles y la ra­za del acu­sa­do”. “Co­mo es aplicada en nues­tro es­ta­do, la pe­na de muer­te no per­si­gue nin­gún ob­je­ti­vo le­gí­ti­mo. Por lo tan­to, vio­la la Cons­ti­tu­ción”, con­clu­ye­ron los magistrados an­tes de con­ver­tir en ca­de­nas per­pe­tuas to­das las sen­ten­cias a muer­te de­ci­di­das en el es­ta­do. Se­gún el Cen­tro de in­for­ma­ción so­bre pe­na de muer­te, una ONG, la de­ci­sión afec­ta a ocho de­te­ni­dos. La Cor­te Su­pre­ma del es­ta­do de Was­hing­ton ha­bía to­ma­do el ca­so de Allen Eu­ge­ne Gre­gory, con­de­na­do a la pe­na ca­pi­tal por la vio­la­ción y ho­mi­ci­dio de una mu­jer en 1996. El go­ber­na­dor de Was­hing­ton, el de­mó­cra­ta Jay Ins­lee, que ha­bía de­cre­ta­do una mo­ra­to­ria a las eje­cu­cio­nes en 2014, ce­le­bró el jue­ves la de­ci­sión de la cor­te. “Es­te es un mo­men­to ex­tre­ma­da­men­te im­por­tan­te en nues­tra bús­que­da por una jus­ti­cia equi­ta­ti­va y jus­ta”, de­cla­ró. La pe­na ca­pi­tal es­tá en re­tro­ce­so en Es­ta­dos Uni­dos, don­de so­lo 39 acu­sa­dos fue­ron sen­ten­cia­dos a muer­te en 2017, con­tra 295 en 1998 o 114 en 2010.En los 30 es­ta­dos don­de la pe­na de muer­te es per­mi­ti­da, 16 no han lle­va­do a ca­bo nin­gu­na eje­cu­ción des­de 1976. Es­te año 18 de­te­ni­dos han si­do eje­cu­ta­dos, diez de ellos en Te­xas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.