In­te­rés fa­ran­du­le­ro

Tres “fa­mo­sos” que quie­ren par­ti­ci­par en las elec­cio­nes mu­ni­ci­pa­les del 2018

La Primera Semanal - - OPINIÓN -

Ac­to­res, imi­ta­do­res y chi­cas reality. El lis­ta­do de fi­gu­ras te­le­vi­si­vas que con­fir­man su par­ti­ci­pa­ción en las pró­xi­mas elec­cio­nes de oc­tu­bre em­pie­za a cre­cer. Con­tra­rio a lo que se pue­da pen­sar, los fa­mo­sos que in­cur­sio­nan en po­lí­ti­ca en el Pe­rú se ca­rac­te­ri­zan por fa­llar ro­tun­da­men­te. La fa­lli­da can­di­da­tu­ra de Mel­co­chi­ta al Con­gre­so es so­lo un ejem­plo.

Has­ta hoy, una de las po­cas fi­gu­ras de es­pec­tácu­los que lo­gró con­quis­tar al elec­to­ra­do y ha­cer­se de una cu­rul en el Con­gre­so es la le­gen­da­ria Susy Díaz.

Una de las pri­me­ras en anun­ciar su “ca­rre­ra po­lí­ti­ca” es na­da me­nos que Mi­che­lle Soi­fer, una de las in­te­gran­tes del pro­gra­ma “Es­to es Gue­rra”.

El ex­con­gre­sis­ta fu­ji­mo­ris­ta Pe­dro Spa­da­ro, quien ocu­pó las por­ta­das de los dia­rios a ini­cios de es­te go­bierno por afir­mar que el Con­gre­so era de Kei­ko, anun­ció en sus re­des so­cia­les la in­clu­sión de la Soi­fer en su cam­pa­ña por la al­cal­día de Ven­ta­ni­lla.

En la pu­bli­ca­ción ori­gi­nal, rea­li­za­da el sá­ba­do 10 de mar­zo, no se in­di­ca cuál se­rá el tra­ba­jo que rea­li­za­rá la fi­gu­ra de es­pec­tácu­los. Lo úni­co que se con­fir­ma es que Soi­fer ya for­ma par­te de la can­di­da­tu­ra de Spa­da­ro, quien pos­tu­la­rá con Fuer­za Po­pu­lar. La fi­gu­ra de te­le­vi­sión ya ha­bía anun­cia­do sus in­tere­ses de par­ti­ci­par en po­lí­ti­ca en los pri­me­ros días de mar­zo. En una en­tre­vis­ta pa­ra “Es­tás en to­das”, Soi­fer di­jo que que­ría ha­cer la­bor so­cial por Ven­ta­ni­lla. Las sim­pa­tías fu­ji­mo­ris­tas de Mi­che­lle Soi­fer no son re­cien­tes. En la cam­pa­ña pre­si­den­cial del 2016 fue uno de los tan­tos ros­tros pú­bli­cos que anun­cia­ron su vo­to a fa­vor de Kei­ko Fu­ji­mo­ri. Co­mo sa­be­mos, Kei­ko per­dió.

Uno de los epi­so­dios cues­tio­na­dos de la in­te­gran­te de EEG fue en el 2015. Mi­che­lle Soi­fer par­ti­ci­pó de una fies­ta en La Pam­pa por el Día del Tra­ba­ja­dor y to­dos sa­be­mos que La Pam­pa es: “Un cam­pa­men­to mi­ne­ro ile­gal que es­tá li­ga­do a tra­ta de per­so­nas, pros­ti­tu­ción in­fan­til y, cla­ro, a des­truc­ción de bos­ques“.

Otro per­so­na­je es el ac­tor Car­los Thor­ton, quien quie­re ser al­cal­de de San Isi­dro. A di­fe­ren­cia de Soi­fer, fue cla­ro en anun­ciar su can­di­da­tu­ra a la al­cal­día por el par­ti­do Unión por el Pe­rú, de Est­her Ca­pu­ñay.

Thor­ton ha di­cho en va­rias en­tre­vis­tas que su in­te­rés por par­ti­ci­par en las elec­cio­nes se de­be a que “siem­pre le ha gus­ta­do la po­lí­ti­ca y quie­re ser­vir a los de­más”.

En una en­tre­vis­ta con Mi­la­gros Leiva, Thor­ton de­jó muy en cla­ro que la crí­ti­ca no es lo su­yo ya que se abs­tu­vo de cues­tio­nar las ges­tio­nes de Ma­nuel Ve­lar­de y Luis Castañeda. Pa­ra el ac­tor, am­bos tie­nen co­sas bue­nas y co­sas ma­las (¿?).

Thor­ton tam­bién ase­gu­ró que no ve con ma­los ojos la cons­truc­ción del ter­cer ca­rril en la ave­ni­da Aram­bu­rú. El pro­yec­to ha ge­ne­ra­do una enor­me dispu­ta en­tre el ac­tual al­cal­de de San Isi­dro y Castañeda, pe­ro se­gún el can­di­da­to “no ve que va­yan a qui­tar áreas ver­des”.

El otro as­pi­ran­te es Car­los Ál­va­rez. El imi­ta­dor y ac­tor có­mi­co anun­ció su pre­can­di­da­tu­ra a la al­cal­día de Li­ma por Va­mos Pe­rú, par­ti­do li­de­ra­do por el al­cal­de del Ca­llao, Juan So­to­ma­yor. Ál­va­rez, al igual que Thor­ton (y otras do­ce­nas de cien­tos de po­lí­ti­cos) ase­gu­ra que el mo­ti­vo por el cual quie­re in­cur­sio­nar en la po­lí­ti­ca es la “preo­cu­pa­ción que tie­ne por la in­se­gu­ri­dad ciu­da­da­na, el trá­fi­co vehi­cu­lar y otros pro­ble­mas co­ti­dia­nos”.

“La preo­cu­pa­ción que yo ten­go des­de ha­ce mu­chos años es por ver a mi ciu­dad que veo que es­tá de­vas­ta­da. Creo que Li­ma ha co­lap­sa­do con la vio­len­cia en las ca­lles. (…) Ya es­ta­mos en un te­ma pa­ra­noi­co. El te­ma de la in­se­gu­ri­dad es mi prin­ci­pal preo­cu­pa­ción. No es un te­ma so­lo de la Po­li­cía, se ne­ce­si­ta de la par­ti­ci­pa­ción de to­dos. Así co­mo de­rro­ta­mos a Sen­de­ro Lu­mi­no­so y nos fui­mos or­ga­ni­zan­do. Mi prin­ci­pal pro­pues­ta co­mo li­me­ño es no men­tir­le a la gen­te”.

Su can­di­da­tu­ra por la al­cal­día de Li­ma to­da­vía no ha si­do anun­cia­da ya que pri­me­ro de­be ga­nar las elec­cio­nes in­ter­nas del par­ti­do

Del ac­tor có­mi­co hay mu­cho que re­cor­dar. El 18 de agos­to del 2002, Mar­co Sifuentes pu­bli­có Car­los Ál­va­rez y el úl­ti­mo psi­co­so­cial del SIN, la his­to­ria del ro­man­ce trá­gi­co en­tre el imi­ta­dor y el ré­gi­men fu­ji­mo­ris­ta. El pri­mer pá­rra­fo del re­por­ta­je re­su­me bas­tan­te bien el epi­so­dio.

“Ma­ña­na, Car­los Ál­va­rez de­cla­ra­rá an­te la Ter­ce­ra Fis­ca­lía An­ti­co­rrup­ción que lo acu­sa de ha­ber re­ci­bi­do tres mil dó­la­res men­sua­les pro­ve­nien­tes del SIN, pa­ra apo­yar la re-re­elec­ción de Fu­ji­mo­ri. Pa­ra quie­nes re­cuer­dan al Ál­va­rez opo­si­tor y desafian­te, siem­pre re­sul­tó ex­tra­ño que se con­vir­tie­ra en un ofi­cia­lis­ta ra­bio­so y ali­nea­do. Él ase­gu­ra que siem­pre fue fu­ji­mo­ris­ta, pe­ro, por ejem­plo, nun­ca de­jó de ha­cer un hu­mor opo­si­tor en el tea­tro. ¿El fu­ji­mo­ris­mo te­le­vi­si­vo de Car­los Ál­va­rez se de­bió real­men­te a su con­vic­ción ideo­ló­gi­ca? ¿Le pa­ga­ron? ¿O, peor aún, lo chan­ta­jea­ron?”

Guar­da­re­mos el res­to de la his­to­ria pa­ra cuan­do la can­di­da­tu­ra de Ál­va­rez se con­fir­me.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.