EL APOR­TE FAN­TAS­MA DE WEST­FIELD

Em­pre­sa apor­tó 100 mil dó­la­res a la cam­pa­ña de su due­ño PPK, pe­ro no fi­gu­ra en re­gis­tro de la ON­PE

La Primera Semanal - - POR­TA­DA -

El in­for­me de la Uni­dad de In­te­li­gen­cia Fi­nan­cie­ra (UIF) en­tre­ga­do a la co­mi­sión La­va Ja­to del Con­gre­so, el cual se fil­tró a los me­dios, ha traí­do más de una sor­pre­sa. Una de ellas es la trans­fe­ren­cia por un to­tal de US$ 100 mil des­de West­field Ca­pi­tal, em­pre­sa uni­per­so­nal del pre­si­den­te Pe­dro Pablo Kuczyns­ki, ha­cia una cuen­ta de la agru­pa­ción po­lí­ti­ca que li­de­ró. La No­ta de In­te­li­gen­cia Fi­nan­cie­ra Nº 167-2017-DAO-UIF-SBS se­ña­la que en­tre el 11 y el 17 de mar­zo de 2011, West­field Ca­pi­tal reali­zó dos trans­fe­ren­cias de US$ 50 mil ca­da una, des­de su cuen­ta en el Wa­cho­via Bank de Es­ta­dos Uni­dos, ha­cia una cuen­ta de BBVA per­te­ne­cien­te a Alian­za por el Gran Cam­bio. Pe­ro no es to­do. Se­gún el do­cu­men­to de la UIF, di­chos mon­tos no se en­cuen­tran re­gis­tra­dos en los apor­tes que fi­gu­ran en la Ofi­ci­na Na­cio­nal de Pro­ce­sos Elec­to­ra­les (ON­PE) a di­cha alian­za po­lí­ti­ca. Re­cor­de­mos que Alian­za por el Gran Cam­bio de­cla­ró que re­ci­bió apor­tes por un to­tal de S/ 686,330.00 du­ran­te el pe­rio­do com­pren­di­do en­tre el 6 de di­ciem­bre de 2010 y el 31 de enero de 2011. Pe­ro, el úl­ti­mo re­por­te de la ON­PE in­di­có que di­cha agru­pa­ción ha­bía re­ci­bi­do con­tri­bu­cio­nes en efec­ti­vo y sin uti­li­zar cuen­tas ban­ca­rias. En ese en­ton­ces, el te­so­re­ro sos­tu­vo que “no se ha abier­to cuen­ta ban­ca­ria de­bi­do a la au­sen­cia de RUC”. En­ton­ces, ¿cuán­do abrie­ron la cuen­ta a la que West­field trans­fi­rió US$ 100 mil? En aque­lla oca­sión, se di­jo que la ma­yor par­te de los in­gre­sos de Alian­za por el Gran Cam­bio pro­ve­nían del apor­te de su can­di­da­to, Pe­dro Pablo Kuczyns­ki. Lo que fal­tó de­cir es que West­field les trans­fi­rió ca­si la mi­tad del apor­te to­tal de­cla­ra­do. Otro de­ta­lle a te­ner en cuen­ta es que en las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les de 2011, el to­pe pa­ra los apor­tes a las cam­pa­ñas era de 60 UIT, que equi­va­lía a S/ 231,000.00, ca­si S/ 100,000.00 me­nos de lo que apor­tó West­field. Otro he­cho que cau­sa ex­tra­ñe­za es el de­pó­si­to de US$ 50 mil des­de esa mis­ma cuen­ta [West­field Ca­pi­tal] a María Va­lle­jos Ló­pez, quien ac­tual­men­te la­bo­ra­ría en la co­mi­sión que in­ves­ti­ga el ca­so La­va Ja­to en el Con­gre­so. De acuer­do al in­for­me de la UIF, la trans­fe­ren­cia se hi­zo des­de la cuen­ta de la em­pre­sa West­field Ca­pi­tal a una cuen­ta del BCP per­te­ne­cien­te al 17 de mar­zo de 2011, el mis­mo día que se reali­zó la se­gun­da trans­fe­ren­cia a la agru­pa­ción Alian­za por el Gran Cam­bio. El do­cu­men­to tam­bién se­ña­la que María Va­lle­jos re­ti­ró los

fon­dos re­ci­bi­dos a los dos días si­guien­tes de ha­ber re­ci­bi­do el de­pó­si­to. El 18 de mar­zo de 2011 reali­zó cin­co re­ti­ros –2 por US$ 10 mil y 3 por US$ 5 mil– y al día si­guien­te dos más: uno por US$ 10 mil y otro por US$ 3 mil. Va­lle­jos Ló­pez tra­ba­ja en el Con­gre­so des­de el 1 de sep­tiem­bre de 2011 y par­ti­ci­pó co­mo téc­ni­ca en el “Mó­du­lo de Apo­yo al Tra­ba­jo de la Or­ga­ni­za­ción Par­la­men­ta­ria”, con un suel­do de S/ 3,790. Asi­mis­mo, la tra­ba­ja­do­ra del Par­la­men­to na­cio­nal no es­tá re­gis­tra­da en nin­gu­na de las lis­tas de apor­tan­tes de los par­ti­dos po­lí­ti­cos que se en­tre­ga­ron a la ON­PE. En un co­mu­ni­ca­do de Pa­la­cio de Go­bierno a ini­cios de mar­zo, PPK se re­fi­rió a las di­ver­sas trans­fe­ren­cias rea­li­za­das en­tre sus cuen­tas per­so­na­les con las de West­field Ca­pi­tal y First Ca­pi­tal, así co­mo los pa­gos rea­li­za­dos a su cho­fer, pe­ro no ha­ce nin­gu­na men­ción res­pec­to a la trans­fe­ren­cia a María Va­lle­jos ni al apor­te de US$ 100 mil a la alian­za po­lí­ti­ca que li­de­ró en el 2011. La ex­pro­cu­ra­do­ra Kat­he­ri­ne Am­pue­ro se­ña­ló al dia­rio Ex­pre­so que uno de los ma­yo­res pe­li­gros que no se abra una in­ves­ti­ga­ción al pre­si­den­te Pe­dro Pablo Kuczyns­ki es que los de­li­tos que po­drían im­pu­tár­se­le pres­cri­bi­rán. “Ha­bla­mos de la­va­do de ac­ti­vos, co­lu­sión y trá­fi­co de in­fluen­cias, exac­ta­men­te los mis­mos que se le impu­tan al ex­pre­si­den­te Alejandro To­le­do. En el ca­so de co­lu­sión, son má­xi­mo 15 años. Si se tra­tan de he­chos de 2003, co­mo las ase­so­rías de Hunt Oil, es­ta­ría­mos a pun­to de la pres­crip­ción”, se­ña­ló. De acuer­do con Am­pue­ro, el in­for­me emi­ti­do por la UIF es lo su­fi­cien­te­men­te con­tun­den­te pa­ra ini­ciar una in­ves­ti­ga­ción per­so­na­li­za­da con­tra el man­da­ta­rio y su ex­so­cio Gerardo Sepúlveda, así co­mo a las em­pre­sas West­field Ca­pi­tal y First Ca­pi­tal. “Mien­tras no se pre­ci­se que Kuczyns­ki y Sepúlveda tie­nen la ca­li­dad de in­ves­ti­ga­dos no pue­des pe­dir el le­van­ta­mien­to de su se­cre­to ban­ca­rio o bur­sá­til, bá­si­co pa­ra este ti­po de in­ves­ti­ga­cio­nes; no po­drías, even­tual­men­te, so­li­ci­tar un im­pe­di­men­to de sa­li­da del país; y, lo más im­por­tan­te, no in­te­rrum­pes el pla­zo de pres­crip­ción. ¿Es­pe­ran que pres­cri­ba pa­ra que abran una in­ves­ti­ga­ción?”, pre­gun­tó. “Si se for­ma­li­za­ra una in­ves­ti­ga­ción, Sepúlveda se ve­ría en la im­pe­rio­sa ne­ce­si­dad de so­me­ter­se a un pro­ce­so de co­la­bo­ra­ción efi­caz, tal co­mo lo hi­zo en su mo­men­to Jo­sef Mai­man”, in­di­có. Pa­ra Am­pue­ro, las trans­fe­ren­cias ban­ca­rias en­tre Ode­brecht, First Ca­pi­tal y West­field Ca­pi­tal son la com­pro­ba­ción que Sepúlveda só­lo fue el tes­ta­fe­rro del man­da­ta­rio, ya que és­te sa­bía que no po­día re­ci­bir el pa­go de las ase­so­rías di­rec­ta­men­te por ocu­par car­gos pú­bli­cos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.