LA HIS­TO­RIA DE­TRÁS DEL EDI­FI­CIO DE LOS HER­MA­NOS DE SUSANA VILLARÁN

El in­mue­ble que fue alla­na­do por la Fis­ca­lía fue cons­trui­do vio­lan­do las nor­mas uni­ci­pa­les, se­gún una de­nun­cia he­cha pú­bli­ca el año pa­sa­do

La Primera Semanal - - PORTADA -

La his­to­ria de­trás del edi­fi­cio de los her­ma­nos de Susana Villarán

El úl­ti­mo jue­ves por la ma­ña­na, el Equi­po Es­pe­cial de la Fis­ca­lía pa­ra el ca­so La­va Ja­to, li­de­ra­do por el fis­cal Hamilton Castro, dis­pu­so el alla­na­mien­to de los in­mue­bles de la ex al­cal­de­sa Susana Villarán y de Jo­sé Mi­guel Castro, su mano de­re­cha du­ran­te su ges­tión en la Mu­ni­ci­pa­li­dad Me­tro­po­li­ta­na de Li­ma. No obs­tan­te, por la tar­de el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co tam­bién in­for­mó que se reali­zó una di­li­gen­cia si­mi­lar en la ca­sa de pla­ya de la fa­mi­lia Villarán de la Puen­te, ubi­ca­da en el dis­tri­to de Lu­rín, exac­ta­men­te en la ca­lle Is­las Ba­lles­tas, man­za­na a-27, Lo­te 3, al­tu­ra del ki­ló­me­tro 40 de la Pa­na­me­ri­ca­na Sur. El año pa­sa­do, el pro­gra­ma do­mi­ni­cal Pa­no­ra­ma de­nun­ció que el in­mue­ble don­de los her­ma­nos Villarán sue­len va­ca­cio­nar ha­bía si­do cons­trui­do ile­gal­men­te. Se­gún se ex­pli­có en el re­por­ta­je, la fa­mi­lia de la ex bur­go­maes­tre so­lo ha­bía ob­te­ni­do una li­cen­cia pa­ra cons­truir, co­mo má­xi­mo, tres pi­sos. No obs­tan­te, edi­fi­ca­ron cin­co pi­sos y una piscina fue­ra de la zo­na es­ta­ble­ci­da vio­lan­do así las nor­mas mu­ni­ci­pa­les. “Esa obra des­co­no­ce los pa­rá­me­tros ur­ba­nís­ti­cos, in­va­de el es­pa­cio pú­bli­co, no tie­ne li­cen­cia pa­ra la cons­truc­ción de los dos úl­ti­mos pi­sos. Es una cons­truc­ción ile­gal”, se es­cu­cha en el in­for­me. Has­ta el año pa­sa­do el pre­dio que les per­te­ne­ce a Gon­za­lo, Jo­se­fi­na, Ál­va­ro y Rosa Ma­ría Villarán de la Puen­te no pu­do ser ins­cri­to en los Re­gis­tros Pú­bli­cos por no te­ner con­for­mi­dad de obra por ha­ber vio­la­do las nor­mas mu­ni­ci­pa­les. El in­mue­ble en cues­tión fue ad­qui­ri­do, en el 2009, por los her­ma­nos de la exal­cal­de­sa por la su­ma de 15 mil dó­la­res. En ese en­ton­ces, el pre­dio so­lo se tra­ta­ba de una ca­so­na de un pi­so con azo­tea. Aho­ra, esa pro­pie­dad cons­ta de un edi­fi­cio de cin­co pi­sos con

una piscina con vis­ta al mar in­clui­do. “So­lo hay una pro­pie­dad ins­cri­ta, no hay una de­cla­ra­to­ria de fá­bri­ca. No es­tán ins­cri­tos o de­cla­ra­dos los cin­co pi­sos que se vi­sua­li­zan”, di­jo un fun­cio­na­rio de la Mu­ni­ci­pa­li­dad de Lu­rín. En el re­por­ta­je emi­ti­do, se ob­ser­vó que Susana Villarán acu­día, al pa­re­cer, con mu­cha fre­cuen­cia a esa ca­sa fa­mi­liar (“pa­ra es­cri­bir de vez en cuan­do”, di­jo ella), aun­que ne­gó que tu­vie­ra co­no­ci­mien­to de que sus her­ma­nos es­ta­rían vio­lan­do las nor­mas mu­ni­ci­pa­les. Ade­más, se dio a co­no­cer de que a pe­sar de que los her­ma­nos de la ex bur­go­maes­tre de la Mu­ni­ci­pa­li­dad de Li­ma cons­tru­ye­ron dos pi­sos más de lo que les es­ta­ba per­mi­ti­do, tam­bién al­qui­la­ban esos de­par­ta­men­tos. “Se es­tá pro­du­cien­do una eva­sión por­que al no te­ner sa­nea­da la pro­pie­dad, pe­ro al ocu­par­la, o sea es­tar usu­fruc­tuan­do con ella, a par­tir de allí el pro­pie­ta­rio tie­ne la obli­ga­ción de pa­gar tri­bu­tos (pre­dial y ar­bi­trios). Pe­ro si la pro­pie­dad no es­tá re­gu­la­ri­za­da, si no es­tá ins­cri­ta ni en la mu­ni­ci­pa­li­dad ni en Re­gis­tros Pú­bli­cos, en la prác­ti­ca es una eva­sión de tri­bu­tos”, ex­pli­có Mar­tín D’Aze­ve­do, ex­per­to en de­re­cho mu­ni­ci­pal. De con­cre­tar­se lo di­cho por el es­pe­cia­lis­ta D’Aze­ve­do, la ex al­cal­de­sa de Li­ma acu­mu­la­ría una de­nun­cia más, pe­ro en es­te ca­so por de­frau­da­ción tri­bu­ta­ria, que de acuer­do a es­pe­cia­lis­tas, la cár­cel po­dría ser tam­bién su des­tino fi­nal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.