Ca­ma­yo lle­gó a la ca­sa de Chá­varry y ase­gu­ra que le de­jó en­tra­das de Ovie­do

Li­bro de vi­si­tas a do­mi­ci­lio del ex­fis­cal de la Na­ción coin­ci­de con la de­cla­ra­ción del em­pre­sa­rio so­bre re­ga­los del di­ri­gen­te de­por­ti­vo.

Perú - La República - - POLÍTICA - Da­vid Pe­re­da Z.

El em­pre­sa­rio An­to­nio Ca­ma­yo, in­vo­lu­cra­do en el ca­so de ‘Los Cue­llos Blan­cos del Puer­to’, fue a la ca­sa del ex­fis­cal de la Na­ción Pe­dro Gon­za­lo Chá­varry has­ta dos ve­ces el mis­mo día que ase­gu­ra ha­ber en­tre­ga­do en­tra­das de fút­bol por en­car­go de Ed­win Ovie­do, se­gún re­ve­ló el pro­gra­ma te­le­vi­si­vo Cuar­to Po­der, de Amé­ri­ca TV. Pa­ra la Fis­ca­lía, es­to re­fuer­za las impu­tacio­nes de que Chá­varry in­te­gra es­ta or­ga­ni­za­ción cri­mi­nal.

El úl­ti­mo mar­tes 8, la fis­cal San­dra Cas­tro, que in­ves­ti­ga el ca­so de ‘Los Cue­llos Blan­cos’ en el Ca­llao, lle­gó has­ta la ca­sa de Chá­varry, en un con­do­mi­nio en el dis­tri­to li­me­ño de La Mo­li­na. La fis­cal pre­gun­tó a los agen­tes de se­gu­ri­dad pri­va­da del con­jun­to re­si­den­cial por los cua­der­nos en que re­gis­tra­ban las vi­si­tas.

La fis­cal te­nía ya el tes­ti­mo­nio de Ca­ma­yo, quien el pa­sa­do 10 de oc­tu­bre, lue­go de ser de­te­ni­do y aco­ger­se a la co­la­bo­ra­ción efi­caz, dio in­for­ma­ción cla­ve a las au­to­ri­da­des. En­ton­ces, el em­pre­sa­rio ase­gu­ró que en­tre­gó a Chá­varry en­tra­das pa­ra un im­por­tan­te par­ti­do de fút­bol por en­car­go de Ed­win Ovie­do, en­ton­ces pre­si­den­te de la Fe­de­ra­ción Pe­rua­na de Fút­bol y tam­bién in­vo­lu­cra­do en es­te ca­so. Se­gún el tes­ti­mo­nio, el ob­se­quio se dio po­cos días an­tes del even­to de­por­ti­vo y es­te se­ría en el Es­ta­dio Na­cio­nal.

El li­bro de vi­si­tas del con­do­mi­nio re­gis­tra que el 27 de ma­yo del 2018, dos días an­tes del par­ti­do amistoso de Pe­rú y Es­co­cia, rea­li­za­do co­mo pre­pa­ra­ción pa­ra el cer­cano mun­dial de fút­bol, lle­gó Ca­ma­yo a la ca­sa de Chá­varry has­ta dos ve­ces, a dos y me­dia y a cua­tro y cin­co mi­nu­tos de la tar­de.

Es­to coin­ci­de con el tes­ti­mo­nio de Ca­ma­yo a la fis­cal: el em­pre­sa­rio le de­cla­ró que el día que lle­vó las en­tra­das a Chá­varry no lo en­con­tró, pe­ro re­gre­só po­co des­pués, aun­que tam­po­co lo en­con­tró y le de­jó el ob­se­quio a su hi­jo.

Al re­vi­sar el re­gis­tro de las vi­si­tas de ese mis­mo día, La Re­pú­bli­ca tam­bién no­tó que an­tes de la lle­ga­da del em­pre­sa­rio a la ca­sa de Chá­varry, es­tu­vo el co­mu­ni­ca­dor En­ri­que Vidal, co­no­ci­do co­mo ‘El Ne­gro Vidal’, quien co­la­bo­ra­ba pa­ra Ca­ma­yo.

Es­te co­mu­ni­ca­dor, ase­sor de la em­pre­sa de Ca­ma­yo, Iza Mo­tors, es re­cor­da­do por su cer­ca­nía con el exa­se­sor Vla­di­mi­ro Montesinos.

Pa­ra la fis­cal Cas­tro, el re­gis­tro de vi­si­tas de la ca­sa de Chá­varry con­fir­ma la ver­sión de Ca­ma­yo so­bre las en­tra­das que le ha­bría en­tre­ga­do por en­car­go de Ovie­do. Ade­más, re­fuer­za la hi­pó­te­sis de que Ovie­do, ac­tual­men­te con pri­sión pre­ven­ti­va, re­ga­la­ba en­tra­das a jue­ces y fis­ca­les a cam­bio de ser fa­vo­re­ci­do en sus pro­ce­sos ju­di­cia­les, es­pe­cí­fi­ca­men­te en el ca­so ‘Los Wa­chi­tu­rros’ y por un re­cur­so que lle­gó al tri­bu­nal del ex­juez Cé­sar Hi­nos­tro­za, aún pre­so en Es­pa­ña.

En­ton­ces, Chá­varry era el fis­cal su­pre­mo que, en po­cas se­ma­nas, se­ría ele­gi­do fis­cal de la Na­ción, co­mo efec­ti­va­men­te ocu­rrió. ‘Los Cue­llos Blan­cos’, co­mo se sa­be, bus­ca­ban acre­cen­tar y for­ta­le­cer su red. Es­tas evi­den­cias com­pli­ca­rían aún más la si­tua­ción de Chá­varry quien, lue­go de re­nun­ciar al má­xi­mo car­go del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co, ha re­ci­bi­do una or­den ju­di­cial que le im­pi­de sa­lir del país.

ME­LIS­SA ME­RINO

HUE­LLA. Ca­ma­yo apa­re­ce dos ve­ces en el cua­derno de vi­si­tas a la ca­sa de Chá­varry. An­tes ha­bía lle­ga­do En­ri­que Vidal, se­gún el mis­mo re­gis­tro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.