Bo­li­via no res­pon­dió a una so­li­ci­tud de re­fu­gio del exac­ti­vis­ta ita­liano de ul­tra­iz­quier­da Ce­sa­re Bat­tis­ti, a quien el go­bierno de Evo Mo­ra­les en­tre­gó a Ita­lia, y es­to vio­la sus de­re­chos, ase­gu­ró la De­fen­so­ría del Pue­blo. En su hui­da, es­co­gió Bo­li­via –dij

Perú - La República - - MUNDO - PE­DI­DO.

Ro­ma el 18 de di­ciem­bre de 1954 en una fa­mi­lia co­mu­nis­ta pe­ro tam­bién ca­tó­li­ca, co­mo él. A fi­nes de 1970 se unió a la lu­cha ar­ma­da den­tro del gru­po Pro­le­ta­rios Ar­ma­dos Por el Co­mu­nis­mo (PAC).

Tras ser detenido en Mi­lán, fue en­car­ce­la­do en 1979 y en 1981 lo­gró es­ca­par. En 1993 fue con­de­na­do en au­sen­cia a ca­de­na per­pe­tua por dos ase­si­na­tos y com­pli­ci­dad en otros dos co­me­ti­dos en 1978 y 1979, de los que di­ce ser inocen­te.

Tras pa­sar por Mé­xi­co, en­con­tró re­fu­gio en Francia en­tre 1990 y 2004 gra­cias a la pro­tec­ción del ex­pre­si­den­te Fra­nçois Mit­te­rrand. Bat­tis­ti rehi­zo su vi­da en Pa­rís. Pu­bli­có no­ve­las po­li­cía­cas.

Pe­ro en 2004, el go­bierno de Jac­ques Chi­rac de­ci­dió ex­tra­di­tar­lo. Bat­tis­ti hu­yó en­ton­ces a Bra­sil; en 2007 fue detenido en Río y pa­só cuatro años en pri­sión.

En 2009, el Tri­bu­nal Su­pre­mo de Bra­sil au­to­ri­zó su ex­tra­di­ción, pe­ro de­ja la de­ci­sión en ma­nos del pre­si­den­te Lu­la, que de­ci­dió no ex­pul­sar­lo. En 2015, una juez or­de­na una nue­va ex­pul­sión. El sá­ba­do, tras ca­si 40 años de hui­da, se anun­cia su de­ten­ción en San­ta Cruz de la Sie­rra, Bo­li­via, y des­pués su en­tre­ga a Ita­lia, a don­de ya par­tió es­te do­min­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Peru

© PressReader. All rights reserved.