“Se tra­ta de un vul­gar pla­gio”

Sur­ge otra ale­ga­ción con­tra el ca­te­drá­ti­co de la UPR en Ca­ro­li­na

El Nuevo Día - - PUERTO RICO - POR IS­RAEL RO­DRÍ­GUEZ SÁN­CHEZ is­[email protected]­nue­vo­dia.com

EL CAL­CO de un es­cri­to pu­bli­ca­do por un psi­quia­tra cu­bano es el pla­gio más re­cien­te impu­tado a Iván Ríos Hernández, pro­fe­sor de la Uni­ver­si­dad de Puer­to Ri­co (UPR) en Ca­ro­li­na, y ofi­cial de re­la­cio­nes pú­bli­cas de la rec­to­ra de di­cho re­cin­to, Tri­ni­dad Fer­nán­dez.

Es­te ha­llaz­go apun­ta a que Ríos Hernández co­pió en su co­lum­na “Los me­dios de co­mu­ni­ca­ción y el sui­ci­dio” va­rias ideas y pá­rra­fos com­ple­tos de un ar­tícu­lo pu­bli­ca­do por el pre­si­den­te de la Sec­ción de Sui­ci­dio­lo­gía de la So­cie­dad Cu­ba­na de Psi­quia­tría, Ser­gio A. Pé­rez Ba­rre­ro. La in­for­ma­ción que ha­bría si­do co­pia­da in­clu­ye los fac­to­res de ries­go pa­ra el sui­ci­dio.

Des­de Cu­ba, Pé­rez Ba­rre­ro pu­so el gri­to en el cie­lo al en­te­rar­se de la si­tua­ción. “Se tra­ta de un vul­gar pla­gio, pues el úni­co sui­ci­dió­lo­go en el mun­do que ca­rac­te­ri­za los fac­to­res de ries­go de esa ma­ne­ra soy yo (in­di­vi­dua­les, ge­né­ri­cos, ge­ne­ra­cio­na­les, aso­cia­dos a la cul­tu­ra y re­cien­te­men­te he aña­di­do, his­tó­ri­ca­men­te de­ter­mi­na­dos)... No hay una re­fe­ren­cia a mí en di­cho ar­tícu­lo”, des­ta­có el ex­per­to.

Pé­rez Ba­rre­ro, quien po­see un abul­ta­do re­su­mé de pu­bli­ca­cio­nes aca­dé­mi­cas, afir­mó que pre­sen­ta­ría una de­man­da por pla­gio con­tra Ríos Hernández si tu­vie­ra esa po­si­bi­li­dad.

La co­lum­na de Ríos Hernández fue pu­bli­ca­da en un ro­ta­ti­vo de cir­cu­la­ción ge­ne­ral en Puer­to Ri­co el 21 de ju­nio pa­sa­do y el ar­tícu­lo del doc­tor Pé­rez Ba­rre­ro el 18 de mar­zo de 2010 en la Re­vis­ta Fu­tu­ros.

Uno de los pá­rra­fos que ha­bría si­do co­pia­do tex­tual­men­te, y sin atri­bu­ción al­gu­na, lee: “El ‘efec­to Yu­ki­ko’ es un tér­mino si­mi­lar al ‘Wert­her’ y ha si­do uti­li­za­do pa­ra re­fe­rir­se a la imi­ta­ción de la con­duc­ta sui­ci­da en el Ja­pón, pues nu­me­ro­sos sui­ci­dios en ado­les­cen­tes y jó­ve­nes su­ce­die­ron des­pués de la co­ber­tu­ra sen­sa­cio­na­lis­ta del sui­ci­dio de Yu­ki­ko, es­tre­lla ja­po­nés del rock”.

Ríos Hernández, quien fue por­ta­voz de pren­sa del ex­pre­si­den­te de la UPR Jo­sé Ra­món de la To­rre, re­gre­só a la pa­les­tra días atrás cuan­do la es­tu­dian­te y pu­bli­cis­ta ve­ne­zo­la­na Ja­net Ma­rilyn Hernández le im­pu­tó co­piar par­tes de su te­sis en otra co­lum­na.

An­te esa impu­tación, Ríos Hernández hi­zo pú­bli­ca una co­mu­ni­ca­ción en la que acep­tó que uti­li­zó ma­te­rial no au­to­ri­za­do por su au­to­ra pa­ra es­cri­bir una co­lum­na ti­tu­la­da “Pe­rio­dis­mo 3.0” en un dia­rio de cir­cu­la­ción ge­ne­ral.

ABREN IN­VES­TI­GA­CIÓN

En en­tre­vis­ta te­le­fó­ni­ca des­de Washington, el pre­si­den­te de la UPR, Mi­guel Mu­ñoz, in­for­mó que dio ins­truc­cio­nes a la rec­to­ra de la UPR en Ca­ro­li­na pa­ra que se eva­lúe el asun­to. Ter­mi­na­da esa in­ves­ti­ga­ción se le so­me­te­rá un in­for­me a él con re­co­men­da­cio­nes.

Mu­ñoz di­jo des­co­no­cer el nue­vo ca­so de pla­gio que se le impu­ta a Ríos Hernández, pe­ro sos­tu­vo que ni él ni Fer­nán­dez pue­den opi­nar por­que son ellos en úl­ti­ma ins­tan­cia los que ten­drán que de­ci­dir so­bre el in­for­me que pre­sen­te el ofi­cial exa­mi­na­dor.

Pe­ro sos­tu­vo que la po­lí­ti­ca de la uni­ver­si­dad es cla­ra en cuan­to a que el pla­gio “es una con­duc­ta inacep­ta­ble, una con­duc­ta cen­su­ra­ble en el sis­te­ma uni­ver­si­ta­rio”. El re­gla­men­to de la UPR dis­po­ne en su ar­tícu­lo 35.2.3 que una de las con­duc­tas su­je­tas a ac­cio­nes dis­ci­pli­na­rias es “la fal­ta de in­te­gri­dad in­te­lec­tual, ma­ni­fes­ta­da en for­ma de pla­gio o frau­de”.

Fer­nán­dez, por su par­te, agre­gó que se pro­po­ne nom­brar a un ofi­cial exa­mi­na­dor po­si­ble­men­te hoy pa­ra que in­ves­ti­gue la si­tua­ción “y el pro­ce­so co­rra den­tro de los or­ga­nis­mos ofi­cia­les de la UPR”. In­di­có que la pes­qui­sa se ba­sa en la co­mu­ni­ca­ción enviada por Ríos Hernández, en la que hi­zo unas ale­ga­cio­nes an­te las impu­tacio­nes de la pe­rio­dis­ta ve­ne­zo­la­na.

Sin em­bar­go, la rec­to­ra di­jo que no pue­de in­for­mar cuán­to tiem­po ten­drá el ofi­cial exa­mi­na­dor pa­ra ha­cer la in­ves­ti­ga­ción. Ríos Hernández, quien es ca­te­drá­ti­co au­xi­liar en el Pro­gra­ma de Pu­bli­ci­dad Co­mer­cial de la UPR en Ca­ro­li­na, tam­bién con­ti­nua­rá sus fun­cio­nes co­mo ofi­cial de re­la­cio­nes pú­bli­cas de Fer­nán­dez mien­tras se rea­li­za la in- ves­ti­ga­ción.

“Has­ta que no se pruebe lo con­tra­rio, con­ti­nua­rá (en su pues­to). Es­to hay que in­ves­ti­gar­lo”, sos­tu­vo Fer­nán­dez.

Ríos Hernández, a quien fuen­tes vin­cu­lan con el Par­ti­do Nue­vo Pro­gre­sis­ta (PNP), no res­pon­dió ayer una lla­ma­da de es­te dia­rio. Pe­ro su abo­ga­do, Mi­guel Gierbolini, in­di­có que una bús­que­da rá­pi­da en in­ter­net apun­ta a que los tex­tos que se le impu­ta a Ríos Hernández ha­ber co­pia­do han si­do re­pro­du­ci­dos por otros au­to­res.

“Me pa­re­ce cu­rio­so que ese mis­mo ar­tícu­lo es­té en otros si­tios. Pue­de que esas fra­ses no sean ori­gi­na­les de na­die y que uti­li­zan pa­ra lle­var un pun­to”, ma­ni­fes­tó Gierbolini, lo que más tar­de fue acla­ra­do por Pé­rez Ba­rre­ro.

ADE­MÁS DE ser pro­fe­sor, Iván Ríos Hernández es ofi­cial de re­la­cio­nes pú­bli­cas de la rec­to­ra de la UPR en Ca­ro­li­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.