Sa­lud con­fir­ma más ano­ma­lías por el zi­ka

Ex­per­tos ad­vier­ten que la can­ti­dad de be­bés im­pac­ta­dos por es­te vi­rus es mu­cho ma­yor

El Nuevo Día - - PUERTO RICO HOY - MAR­GA PARÉS ARRO­YO mpa­res@el­nue­vo­dia.com Twit­ter: @Mar­gaPa­re­s_END

El De­par­ta­men­to de Sa­lud in­for­mó cua­tro ca­sos más de be­bés que su­frie­ron de­fec­tos con­gé­ni­tos a cau­sa del vi­rus del zi­ka, lo que ele­va a 54 el nú­me­ro de re­cién na­ci­dos con ano­ma­lías del ce­re­bro, con o sin mi­cro­ce­fa­lia.

Las ano­ma­lías in­clu­yen otras mal­for­ma­cio­nes tem­pra­nas del ce­re­bro, de­fec­tos es­truc­tu­ra­les y pos­te­rio­res de los ojos.

La ci­fra fue re­ve­la­da en el más re­cien­te In­for­me Se­ma­nal de En­fer­me­da­des Ar­bo­vi­ra­les, cu­yos da­tos fue­ron da­dos a co­no­cer el vier­nes con in­for­ma­ción has­ta la se­ma­na 29 del año, del 15 al 21 de ju­lio.

Los da­tos de nue­vos ca­sos con zi­ka tras­cen­die­ron –sin mu­cho rui­do– en la pá­gi­na de in­ter­net de Sa­lud, tal co­mo ha si­do des­de que se con­fir­mó el pri­mer ca­so de zi­ka en Puer­to Ri­co el 31 de di­ciem­bre de 2015.

Sa­lud tam­bién con­fir­mó en el In­for­me otro ca­so de de­fec­to del tu­bo neu­ral, as­cen­dien­do a cin­co la can­ti­dad de be­bés afec­ta­dos por de­fec­tos con­gé­ni­tos del ce­re­bro, la co­lum­na ver­te­bral y la mé­du­la es­pi­nal. Es­tos de­fec­tos sue­len desa­rro­llar­se du­ran­te el pri­mer mes de em­ba­ra­zo, sien­do la es­pi­na bí­fi­da y la anen­ce­fa­lia los más co­mu­nes. La anen­ce­fa­lia es un de­fec­to de na­ci­mien­to gra­ve en el cual el be­bé nace sin par­tes del en­cé­fa­lo y el crá­neo.

Se des­co­no­cen más de­ta­lles so­bre es­tos nue­vos ca­sos de be­bés afec­ta­dos por zi­ka, ya que Sa­lud no brin­dó más in­for­ma­ción al res­pec­to ni con­tes­tó una pe­ti­ción de en­tre­vis­ta de El Nue­vo Día.

PUE­DE SER PEOR

A pe­sar de es­tos nú­me­ros, va­rios ex­per­tos ase­gu­ran que la can­ti­dad de be­bés im­pac­ta­dos por es­te vi­rus es mu­cho ma­yor. Ade­más, an­ti­ci­pan que se­gui­rán sur­gien­do más ca­sos en años ve­ni­de­ros.

So­lo en tres hos­pi­ta­les del país (Hos­pi­tal Uni­ver­si­ta­rio, Hos­pi­tal Mu­ni­ci­pal de San Juan y Hos­pi­tal de la Uni­ver­si­dad de Puer­to Ri­co, en Ca­ro­li­na) ya se han iden­ti­fi­ca­do 335 be­bés de ma­dres con­ta­gia­das con zi­ka du­ran­te su em­ba­ra­zo. De esos, 21 desa­rro­lla­ron mi­cro­ce­fa­lia, in­for­mó la doc­to­ra Inés García, catedrática del Re­cin­to de Cien­cias Mé­di­cas de la Uni­ver­si­dad de Puer­to Ri­co.

En­tre los que no desa­rro­lla­ron mi­cro­ce­fa­lia, de 188 ca­sos ana­li­za­dos, 10 pre­sen­ta­ron ha­llaz­gos sig­ni­fi­ca­ti­vos en so­no­gra­mas del ce­re­bro. Ade­más, de 83 be­bés que re­ci­bie­ron una eva­lua­ción of­tal­mo­ló­gi­ca, 26 pre­sen­ta­ron al­gu­na irre­gu­la­ri­dad.

“¿Có­mo va a ser su desa­rro­llo? ¿Qué im­pac­to van a te­ner a lar­go pla­zo? Mu­chas ve­ces vas a ver un be­bé bien, pe­ro la úni­ca ma­ne­ra de sa­ber­lo es ha­cién­do­le un so­no­gra­ma de ca­be­za y una eva­lua­ción de re­ti­na”, sos­tu­vo García.

Se­gún la pe­dia­tra, des­de que Sa­lud de­cla­ró el fin de la epi­de­mia de zi­ka, en ju­nio del año pa­sa­do, se ha ba­ja­do la guar­dia so­bre la pre­ven­ción y el mo­ni­to­reo que de­be ha­ber, par­ti­cu­lar­men­te en­tre las em­ba­ra­za­das.

“No se es­tán ha­cien­do prue­bas (de zi­ka) en el em­ba­ra­zo de ma­ne­ra con­sis­ten­te, el cer­ni­mien­to que se de­be ha­cer”, de­plo­ró.

García re­cor­dó que Puer­to Ri­co es una is­la tro­pi­cal en la que exis­te tan­to el mos­qui­to que pro­pa­ga el zi­ka, el Ae­des aegy­pti, co­mo la trans­mi­sión de es­te vi­rus.

“Con es­tos ca­lo­res, no se ven tan­tos mos­qui­tos, pe­ro eso no quie­re de­cir que no ha­ya”, di­jo.

Agre­gó que el se­gui­mien­to de be­bés cu­ya sa­lud po­dría ver­se afec­ta­da a cau­sa del zi­ka de­be ex­ten­der­se más allá de tres años. Re­cal­có que el sín­dro­me de zi­ka con­gé­ni­to po­dría desa­rro­llar­se des­pués. Es­te sín­dro­me in­clu­ye cin­co con­di­cio­nes: mi­cro­ce­fa­lia, me­nos te­ji­do ce­re­bral de lo nor­mal, da­ño en la par­te pos­te­rior del ojo, pro­ble­mas en las ex­tre­mi­da­des o ar­ti­cu­la­cio­nes e hi­per­to­nía. Otras con­di­cio­nes re­la­cio­na­das son atro­fia ce­re­bral, de­fec­tos del tu­bo neu­ral, pa­rá­li­sis ce­re­bral, ba­jo pe­so al na­cer, pro­ble­mas de cre­ci­mien­to, pér­di­da de au­di­ción, pro­ble­mas del sis­te­ma ner­vio­so y de la vis­ta, en­tre otros.

“Se nos es­tán es­ca­pan­do la ma­yo­ría de los be­bés afec­ta­dos (por zi­ka)”, la­men­tó García, quien in­di­có que, en lo que va de año, ya han na­ci­do dos be­bés con mi­cro­ce­fa­lia por zi­ka.

Se­gún el doc­tor Johnny Ru­llán, no to­dos los be­bés im­pac­ta­dos por es­te vi­rus van a desa­rro­llar mi­cro­ce­fa­lia, por lo que coin­ci­dió en la im­por­tan­cia de dar­les se­gui­mien­to. “Esos be­bés (afec­ta­dos) van a ir ca­yen­do co­mo cuen­ta go­ta a la lar­ga”, di­jo.

Se­gún sus cálcu­los, unos 1,300 be­bés se­rán im­pac­ta­dos por es­te vi­rus, in­clu­yen­do 672 de mu­je­res que se hi­cie­ron la prue­ba de zi­ka du­ran­te el em­ba­ra­zo y 628 de otras que no se la hi­cie­ron.

Es­ta se­ma­na, el Cen­tro pa­ra el Con­trol y Pre­ven­ción de En­fer­me­da­des pu­bli­có un es­tu­dio en­tre ni­ños de me­nos de un año cu­yas ma­dres con­tra­je­ron zi­ka en el em­ba­ra­zo. De 1,450 ni­ños, 14% pre­sen­tó pro­ble­mas de desa­rro­llo. De esos ni­ños, 6% tu­vo de­fec­tos con­gé­ni­tos, co­mo mi­cro­ce­fa­lia, da­ño ce­re­bral o afec­cio­nes ocu­la­res.

“Co­mo (el De­par­ta­men­to de) Sa­lud de­cla­ró el fin de la epi­de­mia (de zi­ka) se ha ba­ja­do la guar­dia del cer­ni­mien­to que hay que ha­cer”

INÉS GARCÍA CATEDRÁTICA DEL RE­CIN­TO DE CIEN­CIAS MÉ­DI­CAS DE LA UPR

Ar­chi­vo

Ade­más de mi­cro­ce­fa­lia, el sín­dro­me de zi­ka con­gé­ni­to in­clu­ye da­ño en la par­te pos­te­rior del ojo, pro­ble­mas en las ar­ti­cu­la­cio­nes y pér­di­da de au­di­ción, en­tre otras com­pli­ca­cio­nes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.