Bau­ti­zan el USNS Puer­to Rico

La jue­za Sonia So­to­ma­yor es la ma­dri­na de la em­bar­ca­ción de la Ma­ri­na de Gue­rra

El Nuevo Día - - PUERTO RICO HOY - JOSÉ A. DELGADO jdel­ga­do@el­nue­vo­dia.com Twit­ter: @Jo­seADel­ga­doEND

WAS­HING­TON.- La jue­za puer­to­rri­que­ña del Tri­bu­nal Su­pre­mo de Es­ta­dos Uni­dos, Sonia So­to­ma­yor, bau­ti­zó ayer un nue­vo bar­co de trans­por­te rá­pi­do de la Ma­ri­na de Gue­rra con el nom­bre de USNS Puer­to Rico.

El even­to tu­vo lu­gar en el as­ti­lle­ro Aus­tal USA de Mo­bi­le, Ala­ba­ma, e in­clu­yó un men­sa­je de la co­mi­sio­na­da re­si­den­te en Was­hing­ton, Jenn­ni­fer Gon­zá­lez.

Puer­to Rico es “una tie­rra de per­so­nas que han de­mos­tra­do una y otra vez que po­de­mos so­bre­lle­var prue­bas di­fí­ci­les y sa­lir ade­lan­te”, in­di­có Gon­zá­lez.

La co­mi­sio­na­da sos­tu­vo que, “por más de un si­glo”, puer­to­rri­que­ños “han res­pon­di­do al lla­ma­do de la na­ción (es­ta­dou­ni­den­se) al de­ber en las Fuer­zas Ar­ma­das y la Ma­ri­na Mer­can­te”.

“Es­te bar­co rin­de ho­me­na­je al Es­ta­do Libre Aso­cia­do de Puer­to Rico y a los puer­to­rri­que­ños que con sus con­tri­bu­cio­nes for­jan a nues­tra na­ción y al equi­po de la Ma­ri­na y la In­fan­te­ría de Ma­ri­na”, in­di­có, por su par­te, el se­cre­ta­rio de Ma­ri­na de Gue­rra de EE.UU., Ri­chard V. Spen­cer.

En agos­to pa­sa­do, la jue­za So­to­ma­yor se con­vir­tió en la pa­tro­ci­na­do­ra del bu­que, en otra ce­re­mo­nia en la que sol­dó sus ini­cia­les en una pla­ca de alu­mi­nio que es­ta­rá en el cas­co de la em­bar­ca­ción.

“Soy hi­ja de una mu­jer que sir­vió en el Ejér­ci­to du­ran­te la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial. Tam­bién, soy la so­bri­na y pri­ma de mu­chos puer­to­rri­que­ños que han ser­vi­do con or­gu­llo en las Fuer­zas Ar­ma­das de Es­ta­dos Uni­dos... Ser­vi­mos a Puer­to Rico con or­gu­llo y ser­vi- mos a los Es­ta­dos Uni­dos con más or­gu­llo”, in­di­có en­ton­ces So­to­ma­yor, se­gún in­for­mes de pren­sa.

PRI­MER SE­LEC­CIO­NA­DO

Gon­zá­lez di­jo que el pri­mer ofi­cial se­lec­cio­na­do pa­ra el bar­co es el puer­to­rri­que­ño Ya­mil Sán­chez Pa­di­lla, quien so­li­ci­tó ser­vir en el USNS Puer­to Rico.

El bar­co, que lle­va la de­sig­na­ción T-EPF 11, se­rá la pri­me­ra na­ve ac­ti­va en ser­vi­cio na­val en honor a la is­la, se­gún la Ma­ri­na de Gue­rra.

La co­mi­sio­na­da sos­tu­vo que se tra­ta de una em­bar­ca­ción que no es de ata­que, sino una uni­dad de apo­yo. Por ello, se iden­ti­fi­ca con las si­glas USNS.

La Ma­ri­na de Gue­rra tie­ne otros em­bar­ca­cio­nes que ha­cen alu­sión a la is­la, co­mo el sub­ma­rino USS San Juan, el cru­ce­ro de la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial USS San Juan, y los “bu­ques de re­pa­ra­ción” de la Se­gun­da Gue­rra Mun­dial USS Cu­le­bra Is­land y USS Mo­na Is­land, in­di­có Gon­zá­lez.

Por más de seis dé­ca­das, la Ma­ri­na de Gue­rra uti­li­zó co­mo cam­po de ti­ro y en­tre­na­mien­to mi­li­tar zo­nas de Cu­le­bra y Vie­ques.

An­te las pro­tes­tas que ge­ne­ra­ron los en­tre­na­mien­tos, la Ma­ri­na de Gue­rra ce­só sus ope­ra­cio­nes en Vie­ques en 2003. Tam­bién ce­rró la ba­se na­val Roo­se­velt Roads.

“Po­ner­le el nom­bre de Puer­to Rico a un bu­que de la Ma­ri­na de Gue­rra del país que nos in­va­dió y que aún nos man­tie­ne co­mo co­lo­nia, es el equi­va­len­te a gra­bar nues­tro nom­bre en la gui­llo­ti­na de nues­tro ver­du­go. Es un in­sul­to, una pro­vo­ca­ción que me­re­ce el ma­yor re­pu­dio de nues­tro pue­blo. Na­die de­be­ría ce­le­brar o sen­tir­se hon­ra­do con que se es­té de­sig­nan­do el nom­bre de Puer­to Rico a un ins­tru­men­to de agre­sión, gue­rra y muer­te de Es­ta­dos Uni­dos”, in­di­có el se­na­dor y se­cre­ta­rio ge­ne­ral del Par­ti­do In­de­pen­den­tis­ta Puer­to­rri­que­ño, Juan Dal­mau, en una de­cla­ra­ción.

El se­na­dor in­de­pen­den­tis­ta sos­tu­vo que el even­to de­be ser­vir de re­cor­da­to­rio de que “pre­ci­sa­men­te, por nues­tra con­di­ción co­lo­nial han muer­to mi­les de jó­ve­nes que han si­do uti­li­za­dos co­mo car­ne de ca­ñón en la gue­rras es­ta­dou­ni­den­ses”.

Los bu­ques de la cla­se EPF es­tán di­se­ña­dos pa­ra trans­por­tar unas 1,200 mi­llas náu­ti­cas, un má­xi­mo de 600 to­ne­la­das de car­ga mi­li­tar, a una ve­lo­ci­dad pro­me­dio de 35 nu­dos. El bar­co es ca­paz de ope­rar en puer­tos y vías flu­via­les de po­co ca­la­do. Tam­bién tie­ne un área pa­ra ope­ra­cio­nes de he­li­cóp­te­ro y una ram­pa de des­car­ga que per­mi­ti­rá a los vehícu­los sa­lir rá­pi­da­men­te del bar­co.

La co­mi­sio­na­da di­jo que an­tes de la ce­re­mo­nia hu­bo una ce­na pro­to­co­lar or­ga­ni­za­da por la jue­za So­to­ma­yor. In­di­có, ade­más, que en­tre­gó una ban­de­ra de Puer­to Rico con su cer­ti­fi­ca­do pa­ra que se uti­li­ce en el nue­vo bu­que mi­li­tar.

Su­mi­nis­tra­da

Gon­zá­lez, a la de­re­cha, fue la ora­do­ra prin­ci­pal en el bau­ti­zo del bu­que USNS Puer­to Rico.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.