Jó­ve­nes en con­tac­to di­rec­to con la na­tu­ra­le­za

Las or­ga­ni­za­cio­nes Pa­ra la Na­tu­ra­le­za y Boys & Girls Clubs de Puer­to Rico es­ta­ble­cen alian­za que ofre­ce ac­ti­vi­da­des de con­ser­va­ción del en­torno y el pa­tri­mo­nio his­tó­ri­co

El Nuevo Día - - ENTÉRATE - GE­RAR­DO E. AL­VA­RA­DO LEÓN gal­va­ra­do@el­nue­vo­dia.com Twit­ter: @GAl­va­ra­do_END

A Isaí Eche­ves­tre Ro­mán le bas­ta­ron dos ac­ti­vi­da­des de in­mer­sión en la na­tu­ra­le­za pa­ra con­ven­cer­se de que, en un fu­tu­ro no muy le­jano, po­dría te­ner sus pro­pios cul­ti­vos y has­ta desa­rro­llar una em­pre­sa agrí­co­la.

El jo­ven, de 16 años, es par­ti­ci­pan­te del Boys & Girls Club de Isa­be­la y, por dos sá­ba­dos con­se­cu­ti­vos, ha vi­si­ta­do la Ha­cien­da La Es­pe­ran­za, en Ma­na­tí, ma­ne­ja­da por Pa­ra la Na­tu­ra­le­za.

Am­bas or­ga­ni­za­cio­nes es­ta­ble­cie­ron re­cien­te­men­te una alian­za pa­ra ofre­cer­les a ni­ños y jó­ve­nes, de 6 a 18 años, ac­ti­vi­da­des que les per­mi­tan ex­pe­ri­men­tar la im­por­tan­cia de to­mar ac­ción en la con­ser­va­ción de la na­tu­ra­le­za y el patrimonio his­tó­ri­co.

En sus dos vi­si­tas, Isaí ha apren­di­do des­de có­mo ma­ne­jar un vi­ve­ro y sem­brar plan­tas en ties­tos in­di­vi­dua­les has­ta la ne­ce­si­dad de re­fo­res­tar la is­la tras el pa­so de los hu­ra­ca­nes Irma y María ha­ce 13 me­ses. Ade­más, su­po que en La Es­pe­ran­za se con­ser­va el úni­co tra­pi­che de va­por de su cla­se exis­ten­te en el mun­do.

“No co­no­cía esos de­ta­lles. Pa­ra mí, que siem­pre es­toy en ca­sa usan­do el te­lé­fono (celular), sien­to que es bueno sa­lir y apren­der so­bre es­tas co­sas. Es bueno es­tar pen­dien­te de Puer­to Rico co­mo tal”, di­jo.

Isaí, quien ha tra­ba­ja­do “ha­cien­do co­sas de agri­cul­tu­ra”, tam­po­co sa­bía que pue­de ren­tar al­gu­nas de las más de 2,300 cuer­das en La Es­pe­ran­za y “sa­car­les pro­ve­cho” sem­bran­do.

“Pien­so que po­dría sem­brar al­gu­nas cuer­das y se­guir así en di­fe­ren­tes par­tes de Puer­to Rico. Es­toy en un club de em­pre­sa­ris­mo y quie­ro es­tu­diar Ad­mi­nis­tra­ción de Em­pre­sas. Veo que pue­do ha­cer un ne­go­cio de la agri­cul­tu­ra, pa­ra lo­grar que lo que con­su­mi­mos en Puer­to Rico sea pro­du­ci­do aquí tam­bién”, afir­mó.

Pa­ra Noel So­ler, di­rec­tor del Boys & Girls Club de Isa­be­la, la ac­ti­tud de Isaí re­fle­ja el ob­je­ti­vo de la alian­za con Pa­ra la Na­tu­ra­le­za: con­cien­ciar a los ni­ños y jó­ve­nes so­bre la con­ser­va­ción del país.

“Me­dian­te es­tas ac­ti­vi­da­des, en las que los chi­cos tie­nen con­tac­to di­rec­to con la na­tu­ra­le­za, pue­den in­vo­lu­crar­se en el pro­ce­so de re­cu­pe­ra­ción. Ade­más, son ac­ti­vi- da­des que tam­bién los pue­den ayu­dar a desa­rro­llar sus pro­fe­sio­nes y ca­rre­ras”, di­jo So­ler.

“DAR­LE CON­TI­NUI­DAD”

En to­tal, 260 ni­ños y jó­ve­nes, de los 13 cen­tros de Boys & Girls Clubs de Puer­to Rico, par­ti­ci­pa­rán en las ac­ti­vi­da­des de in­mer­sión, in­di­có el pre­si­den­te de

Pa­ra la Na­tu­ra­le­za, Fernando Llo­ve­ras.

Las ac­ti­vi­da­des se ex­ten­de­rán por un año, to­dos los sá­ba­dos.

Llo­ve­ras ex­pli­có que la alian­za se lo­gró gra­cias a una do­na­ción, de $65,000, de la National Re­crea­tion Foun­da­tion. Des­cri­bió la ini­cia­ti­va co­mo un “pro­yec­to pi­lo­to” del cam­pa­men­to de ve­rano que, por los pa­sa­dos 20 años, Pa­ra la Na­tu­ra­le­za ha ofre­ci­do. “He­mos desa­rro­lla­do to­do un cu­rrícu­lo pa­ra ni­ños y jó­ve­nes. El pro­gra­ma de in­mer­sión a la na­tu­ra­le­za ha si­do muy exi­to­so, pe­ro siem­pre te­nía­mos el in­te­rés de que no se que­da­ra en el ve­rano, sino dar­le con­ti­nui­dad a ese im­pac­to y en­vol­vi­mien­to que lo­gra­mos”, se­ña­ló Llo­ve­ras.

Los par­ti­ci­pan­tes de Boys & Girls Clubs ten­drán ex­pe­rien­cias “de pri­me­ra mano” en cin­co áreas ma­ne­ja­das por Pa­ra la Na­tu­ra­le­za: La Es­pe­ran­za, en Ma­na­tí; Ha­cien­da Bue­na Vis­ta, en Pon­ce, Ca­ñón de San Cris­tó­bal, en Ba­rran­qui­tas; Ca­be­zas de San Juan, en Fa­jar­do; y An­ti­guo Acue­duc­tos del Río Pie­dras, en San Juan.

En sus ex­cur­sio­nes de cam­po, di­jo Llo­ve­ras, los ni­ños y jó­ve­nes co­no­ce­rán e in­ves­ti­ga­rán los di­ver­sos eco­sis­te­mas.

Aña­dió que, en una se­gun­da fa­se, los par­ti­ci­pan­tes co­la­bo­ra­rán co­mo ciu­da­da­nos cien­tí­fi­cos al in­te­grar­se al pro­gra­ma Ma­pa de Vi­da. Es­te úl­ti­mo es un pro­yec­to que le­van­ta da­tos cien­tí­fi­cos so­bre los eco­sis­te­mas del país, que lue­go se usan pa­ra ayu­dar a di­se­ñar pla­nes ma­ne­jo y ela­bo­rar es­tra­te­gias de con­ser­va­ción a pe­que­ña es­ca­la.

Du­ran­te su par­ti­ci­pa­ción en Ma­pa de Vi­da, los ni­ños y jó­ve­nes sal­drán al cam­po jun­to a ex­per­tos de Pa­ra la Na­tu­ra­le­za y re­gis­tra­rán sus ha­llaz­gos de flo­ra y fau­na. Ade­más, apren­de­rán a iden­ti­fi­car ve­ge­ta­ción, rep­ti­les y aves, así co­mo a asis­tir en la pre­pa­ra­ción de per­fi­les de pla­yas.

Los par­ti­ci­pan­tes tam­bién se in­cor­po­ra­rán al pro­gra­ma Há­bi­tat, que pro­cu­ra la res­tau­ra­ción eco­ló­gi­ca y co­mu­ni­ta­ria tras los hu­ra­ca­nes, y tie­ne co­mo me­ta la siem­bra de 750,000 ár­bo­les pa­ra el año 2024. Par­ti­ci­pa­rán co­mo vo­lun­ta­rios en las siembras y vi­si­ta­rán los vi­ve­ros pa­ra apren­der a co­lec­tar se­mi­llas, qué ha­cer pa­ra que ger­mi­nen y cuá­les son los pro­ce­sos de cul­ti­vo ne­ce­sa­rios an­tes de sem­brar un ár­bol na­ti­vo.

“Es un gran sue­ño po­der ex­pan­dir uno de nues­tros pro­gra­mas más exi­to­sos y dar­les la opor­tu­ni­dad a ni­ños y jó­ve­nes a que man­ten­gan y evo­lu­cio­nen su re­la­ción con la na­tu­ra­le­za”, con­clu­yó.

Los jó­ve­nes par­ti­ci­pan­tes del Boys & Girls Club de Isa­be­la ya han asis­ti­do a dos ac­ti­vi­da­des de con­ser­va­ción en la Ha­cien­da La Es­pe­ran­za, en Ma­na­tí, que es ma­ne­ja­da por Pa­ra la Na­tu­ra­le­za. La pró­xi­ma ac­ti­vi­dad en es­ta lo­ca­li­dad es el sá­ba­do 17 de no­viem­bre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.