El ron tie­ne su em­ba­ja­dor in­ter­na­cio­nal

Dic­ke Cu­lli­mo­re re­co­rre el pla­ne­ta pro­mo­vien­do las cua­li­da­des de los ro­nes Ba­car­dí

El Nuevo Día - - FLASH&CULTURA - RE­DAC­CIÓN DE SAL!

Dickie Cu­lli­mo­re, un ca­ris­má­ti­co neo­ze­lan­dés, quien des­de 2015 se desem­pe­ña co­mo em­ba­ja­dor in­ter­na­cio­nal pa­ra ro­nes Ba­car­dí, vi­si­tó la is­la re­cien­te­men­te pa­ra pre­sen­ciar la fi­nal de la com­pe­ten­cia lo­cal de Ba­car­dí Le­gacy Cock­tail Com­pe­ti­tion. SAL! lo abor­dó pa­ra co­no­cer las úl­ti­mas no­ti­cias acer­ca del es­pí­ri­tu que es par­te de la his­to­ria y la tra­di­ción puer­to­rri­que­ña y que si­gue con­quis­tan­do pa­la­da­res al­re­de­dor del mun­do.

Co­men­zas­te tu ca­rre­ra co­mo un pro­fe­sio­nal de la coc­te­le­ría. ¿Qué nos pue­de de­cir so­bre las ca­rac­te­rís­ti­cas del ron en la ba­rra de cóc­te­les que lo dis­tin­guen de otros es­pí­ri­tus des­ti­la­dos?

“La res­pues­ta a esa pre­gun­ta es fá­cil: la ver­sa­ti­li­dad. Hay mu­chos es­pí­ri­tus allá fue­ra, mu­chas mar­cas de­li­cio­sas, pe­ro nin­guno es tan di­ver­so co­mo el ron. Te­ne­mos los ro­nes más in­creí­bles en Ba­car­dí, fun­da­do en Cu­ba y cu­yo le­ga­do se per­pe­túa en Puer­to Ri­co. Lue­go te en­cuen­tras con es­tas de­li­cio­sas mez­clas, co­mo Banks que to­man ro­nes de di­fe­ren­tes is­las del Ca­ri­be y los com­bi­nan pa­ra crear al­go di­fe­ren­te. O lle­gas a Ve­ne­zue­la y prue­bas San­ta Teresa, con cuer­po, ri­que­za e iden­ti­dad. O qui­zás quieras sa­bo­rear al­go ex­qui­si­to, ro­nes ver­da­de­ra­men­te añe­ja­dos, co­mo el Fa­cun­do. Ca­da is­la tie­ne una ca­rac­te­rís­ti­ca, una his­to­ria, al­go que la ha­ce es­pe­cial, y una téc­ni­ca, qui­zás un es­ti­lo de añe­ja­do que la ha­ce di­fe­ren­te. Así que la ver­sa­ti­li­dad es lo más im­por­tan­te acer­ca del ron. El he­cho de que pue­das ha­cer un mo­ji­to o un dai­qui­rí con Car­ta Blan­ca, o que pue­das ha­cer un “zom­bie” con es­tos ro­nes ja­mai­qui­nos, gran­des y pe­sa­dos, o ro­nes de Bar­ba­dos, o de Ve­ne­zue­la… Eso es lo ex­ci­tan­te so­bre los ro­nes, que son tan ver­sá­ti­les”.

El ron siem­pre se re­la­cio­na con el Ca­ri­be. ¿Có­mo se ha in­ser­ta­dos en las ba­rras de cóc­te­les, por ejem­plo, en Eu­ro­pa y Asia?

“Es cier­to, la his­to­ria del ron co­mien­za en el Ca­ri­be con la his­to­ria del azú­car. Pe­ro hay otros paí­ses que lo han abra­za­do; co­mo Aus­tra­lia, don­de la cul­tu­ra del ron es fuer­te y ma­ra­vi­llo­sa, con bar­ten­ders muy ta­len­to­sos que ha­cen tra­gos in­creí­bles. O si mi­ras paí­ses co­mo Ale­ma­nia, un país que sien­te una gran pa­sión por el ron; no lo pro­du­cen, pe­ro son fuer­tes con­su­mi­do­res.

Cuan­do el azú­car co­men­zó a via­jar, el ron no tar­dó en se­guir­le. Pe­ro en la dé­ca­da del 1930, cuan­do lle­gó la prohi­bi­ción a Es­ta­dos Uni­dos, tres ciu­da­des en el mun­do co­men­za­ron a do­mi­nar la cul­tu­ra de los cóc­te­les: Lon­dres, Nue­va York y La Habana, Cu­ba. En­ton­ces ibas a Cu­ba y te en­con­tra­bas con es­tos bar­ten­ders que ya no po­dían tra­ba­jar en Es­ta­dos Uni­dos, mu­dán­do­se y unién­do­se los can­ti­ne­ros de Cu­ba. Esos bar­ten­ders co­men­za­ron a ha­cer los tra­gos que co­no­cían, con Ba­car­dí. Así fue co­mo el Man­hat­tan se con­vir­tió en El Pre­si­den­te; y en un lu­gar ca­lien­te sur­ge uno de los cóc­te­les más re­fres­can­tes del pla­ne­ta: el mo­ji­to”.

“Hay mu­chos es­pí­ri­tus allá fue­ra, mu­chas mar­cas de­li­cio­sas, pe­ro nin­guno es tan di­ver­so y ver­sá­til co­mo el ron”

¿Cuál es la ten­den­cia más re­cien­te en cuan­to a los cóc­te­les con ron?

“Los bar­ten­ders es­tán bus­can­do ins­pi­ra­ción en sa­bo­res con tex­tu­ra y es­tán mi­ran­do ha­cia la co­ci­na. Es­ta­mos co­men­zan­do a ver con mu­cha fre­cuen­cia tra­gos con sal, con gra­sas… En los úl­ti­mos años he­mos vis­to tra­gos con yo­gur grie­go, tra­gos con acei­te de oli­va, con acei­te de ajon­jo­lí, in­gre­dien­tes que dan cuer­po y tex­tu­ra. Así que tie­nes es­tas ma­ra­vi­llo­sas tex­tu­ras. La sal y la so­lu­ción sa­li­na se han con­ver­ti­do en im­por­tan­tes in­gre­dien­tes pa­ra coc­te­les. Y las pró­xi­mas dos áreas en las que ve­re­mos más des­cu­bri­mien­tos son los áci­dos. Es­ta­mos vien­do a los bar­ten­ders ju­gan­do con los cí­tri­cos y los vi­na­gres. Pe­ro tam­bién es­ta­mos vien­do a los bar­ten­ders ju­gan­do con ese cuar­to ele­men­to, que es el ca­lor con los tra­gos ahu­ma­dos”.

DICKIE CU­LLI­MO­RE EM­BA­JA­DOR IN­TER­NA­CIO­NAL PA­RA RO­NES BA­CAR­DÍ

su­mi­nis­tra­da

Dickie Cu­lli­mo­re des­ta­ca có­mo ca­da país ela­bo­ra­dor de ron le im­par­te su ca­rác­ter úni­co.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.