Día de­ci­si­vo pa­ra la se­cre­ta­ria de Jus­ti­cia

El pro­ce­so ju­di­cial se­rá trans­mi­ti­do en di­rec­to des­de el Tri­bu­nal de Pri­me­ra Ins­tan­cia de San Juan

El Nuevo Día - - PORTADA - WILMA MALDONADO ARRIGOITÍA [email protected]­dia.com Twit­ter: Wil­maMal­do­na­doA

Hoy lle­ga­rá la ho­ra ce­ro, no so­lo pa­ra la sus­pen­di­da se­cre­ta­ria de Jus­ti­cia, Wan­da

Váz­quez Gar­ced, sino pa­ra el De­par­ta­men­to de Jus­ti­cia, una agen­cia de ran­go cons­ti­tu­cio­nal que se co­rre el ries­go es­ta tar­de de te­ner, por pri­me­ra vez, a su más al­ta fun­cio­na­ria de­nun­cia­da por de­li­tos pe­na­les.

De igual ma­ne­ra, la Ofi­ci­na del Pa­nel so­bre el Fis­cal Es­pe­cial In­de­pen­dien­te (OPFEI) mi­de hoy su pres­ti­gio en la sa­la de in­ves­ti­ga­cio­nes cri­mi­na­les del Cen­tro Ju­di­cial de San Juan cuan­do ten­ga que de­mos­trar la re­le­van­cia de los car­gos que impu­ta.

La exposición de los he­chos y los ar­gu­men­tos po­drán ser vis­tos por la po­bla­ción en di­rec­to, por­que el Tri­bu­nal Su­pre­mo apro­bó ayer la gra­ba­ción y trans­mi­sión en vi­vo del pro­ce­so.

El ex­se­cre­ta­rio de Jus­ti­cia William Váz­quez Iri­zarry in­di­có que, co­mo es­ta es la pri­me­ra vez que la Ley del Pa­nel so­bre el Fis­cal Es­pe­cial In­de­pen­dien­te se ac­ti­va pa­ra un ca­so de una se­cre­ta­ria de Jus­ti­cia, re­sul­ta im­pres­cin­di­ble que acla­re el trá­mi­te que si­guió.

“Es im­por­tan­te que se pue­da acla­rar in­for­ma­ción en dos sen­ti­dos, en tér­mi­nos de con­te­ni­do y del pro­ce­so. Sa­ber fi­nal­men­te qué se le es­tá impu­tan­do a la se­cre­ta­ria por­que hay mu­chas ver­sio­nes y es­pe­cu­la­cio­nes…”, re­fle­xio­nó Váz­quez Iri­zarry.

El tam­bién pro­fe­sor de De­re­cho Ad­mi­nis­tra­ti­vo pun­tua­li­zó que, por otro la­do, es im­por­tan­te sa­ber “cuál fue el pro­ce­so por­que hay un pro­ble­ma de fal­ta de con­fian­za y la le­gi­ti­mi­dad de las ins­ti­tu­cio­nes que­da bien la­ce­ra­da en tér­mi­nos de no es­tar cla­ro de có­mo se ha ma­ne­ja­do es­to”.

INCERTIDUMBRE

Ni la can­ti­dad de car­gos que se ra­di­ca­rán ni la na­tu­ra­le­za del de­li­to se co­no­cen to­da­vía. An­te la fal­ta de in­for­ma­ción ofi­cial, so­lo se cree que las impu­tacio­nes pue­den ve­nir por uno de dos asun­tos.

El asun­to que más exposición ha te­ni­do es la pre­sun­ta par­ti­ci­pa­ción in­de­bi­da de la se­cre­ta­ria, en una reunión en la que su­pues­ta­men­te fis­ca­les dis­cu­tie­ron con su je­fa Ol­ga Castellón las de­nun­cias ra­di­ca­das a dos su­je­tos que es­ca­la­ron la ca­sa de la hi­ja de Váz­quez Gar­ced. Castellón es hoy la se­cre­ta­ria in­te­ri­na de Jus­ti­cia.

La se­gun­da po­si­bi­li­dad sur­ge a raíz de las en­tre­vis­tas de los fis­ca­les es­pe­cia­les in­de­pen­dien­tes a fis­ca­les del De­par­ta­men­to de Jus­ti­cia que in­ves­ti­ga­ron lo re­la­cio­na­do con el chat. Es pro­ba­ble que las de­nun­cias en con­tra ten­gan que ver con la for­ma en que Jus­ti­cia ma­ne­jó la pes­qui­sa del What­sApp y si hu­bo pre­sio­nes in­de­bi­das por par­te de la se­cre­ta­ria. Es­te es­cán­da­lo in­vo­lu­cró a va­rios fun­cio­na­rios del

Eje­cu­ti­vo.

JUE­GO PO­LÍ­TI­CO

Tan­to la pes­qui­sa de Jus­ti­cia, co­mo la con­du­ci­da por la OPFEI, han es­ta­do ma­ti­za­das por la lu­cha de po­der par­ti­dis­ta, prin­ci­pal­men­te del mis­mo Par­ti­do Nue­vo Pro­gre­sis­ta en el que exis­ten va­rios ban­dos. Además, una investigación ha abier­to el ca­mino a otras pesquisas o in­hi­bi­cio­nes.

La más re­cien­te es la investigación or­de­na­da por la pre­si­den­ta del Tri­bu­nal Su­pre­mo Mai­te Oro­noz Ro­drí­guez con­tra el es­po­so de Váz­quez Gar­ced, el juez Jor­ge Díaz Re­ve­rón por pre­sun­ta uti­li­za­ción im­pro­pia de sus fun­cio­nes y de los re­cur­sos del Es­ta­do en bus­ca de ayu­dar a su es­po­sa.

Mien­tras, la se­ma­na pa­sa­da, el De­par­ta­men­to de Jus­ti­cia se in­hi­bió de una investigación que le re­fi­rió la Ofi­ci­na del Con­tra­lor y que in­vo­lu­cra a un fa­mi­liar cer­cano del fis­cal es­pe­cial Ra­món Men­do­za Ro­sa­rio, quien es uno de los que pre­sen­ta­rá los car­gos con­tra la se­cre­ta­ria de Jus­ti­cia.

Pa­ra el pro­fe­sor de Cien­cia Po­lí­ti­ca de la Uni­ver­si­dad de Puer­to Ri­co en Are­ci­bo, Jo­sé Ro­drí­guez Váz­quez, tan­to las ac­cio­nes impu­tadas a la se­cre­ta­ria co­mo el pro­ce­so lle­va­do por la OPFEI, han abo­na­do a in­cre­men­tar la in­di­fe­ren­cia y la des­con­fian­za ciudadana.

“Se es­tá des­tru­yen­do la cultura po­lí­ti­ca de­mo­crá­ti­ca, que es in­dis­pen­sa­ble pa­ra que una co­mu­ni­dad se plan­tee, dis­cu­ta y par­ti­ci­pe, y eso me pa­re­ce una co­sa pe­li­gro­sa”, ex­pre­só el tam­bién doc­tor en His­to­ria. “La gen­te creía que Jus­ti­cia era el úl­ti­mo bas­tión de la es­pe­ran­za, en don­de al­guien te­nía un po­co de cor­du­ra, pe­ro ob­via­men­te eso no es así”, agre­gó.

En tan­to, el abo­ga­do Man­lio Arrai­za Do­na­te, quien fue fis­cal es­pe­cial en el ca­so del pro­ce­sa­mien­to éti­co a fis­ca­les del ca­so del Ce­rro Ma­ra­vi­lla, ex­pre­só que la pug­na ge­ne­ra­da en­tre Jus­ti­cia, la OPFEI y otras ins­ti­tu­cio­nes co­mo la Ofi­ci­na de Éti­ca Gu­ber­na­men­tal le pro­vo­ca “ver­güen­za aje­na”. “Con to­do es­to, se mi­na la cre­di­bi­li­dad del sis­te­ma. La gen­te ha per­di­do la con­fian­za en el sis­te­ma por­que es una pe­lea en­tre una ins­ti­tu­ción y la otra”, in­di­có.

“¿Tú crees que hoy día se va a con­fiar en cual­quier co­sa que ha­ga el De­par­ta­men­to de Jus­ti­cia? No so­lo en el as­pec­to cri­mi­nal, es que den­tro del De­par­ta­men­to de Jus­ti­cia es­tá el pro­cu­ra­dor que es el abo­ga­do del go­bierno de Puer­to Ri­co en los ca­sos ci­vi­les”, agre­gó.

Tras ser fis­cal por 24 años y al­can­zar el año pa­sa­do la si­lla más al­ta del De­par­ta­men­to de Jus­ti­cia, Wan­da Váz­quez Gar­ced en­fren­ta­rá hoy de­nun­cias cri­mi­na­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.