De­nun­cias con­tra Ro­me­ro y un em­plea­do

La mu­jer ase­gu­ra que el le­gis­la­dor pe­ne­pé su­pues­ta­men­te no pu­so fin a un ale­ga­do pa­trón de mal­tra­to en su ofi­ci­na

El Nuevo Día - - PUERTO RIICO HOY - JA­VIER CO­LÓN DÁ­VI­LA ja­vier.co­[email protected]­dia.com Twit­ter: @Ja­veCo­lon

Una em­plea­da del se­na­dor no­vo­pro­gre­sis­ta Mi­guel Ro­me­ro lo acu­sa de no pro­te­ger­la de un su­pues­to pa­trón de mal­tra­to si­co­ló­gi­co y agre­sio­nes fí­si­cas y ver­ba­les en su con­tra per­pe­tra­do por un com­pa­ñe­ro de la­bo­res en la ofi­ci­na del po­lí­ti­co en el Ca­pi­to­lio.

Ra­quel Vé­lez, se­cre­ta­ria de la Co­mi­sión de Go­bierno del Se­na­do -que pre­si­de Ro­me­ro- de­nun­ció al em­plea­do Luis Flo­res Alomar de so­me­ter­la a un pa­trón de abu­so que cul­mi­nó con una agre­sión, el pa­sa­do 26 de no­viem­bre, en la ofi­ci­na legislativa. Flo­res Alomar es di­rec­tor de cam­pa­ña de Ro­me­ro, quien as­pi­ra a la al­cal­día de San Juan.

Por la pre­sun­ta agre­sión, Vé­lez pre­sen­tó una que­re­lla po­li­cía­ca, el pa­sa­do 28 de no­viem­bre, de la que El Nue­vo Día ob­tu­vo co­pia.

Vé­lez tam­bién se­ña­ló que, en la Ofi­ci­na de Re­cur­sos Hu­ma­nos del Se­na­do, no le to­ma­ron una que­re­lla, y se li­mi­ta­ron a re­fe­rir­la a un si­có­lo­go. Es­ta ofi­ci­na es di­ri­gi­da por Ma­ría D. San­tia­go, mano de­re­cha del pre­si­den­te del Se­na­do, Tho­mas Ri­ve­ra Schatz.

Es­te dia­rio so­li­ci­tó una reac­ción de Ri­ve­ra Schatz, a tra­vés de su por­ta­voz, pe­ro no se ob­tu­vo res­pues­ta.

“En la ofi­ci­na del se­na­dor Mi­guel Ro­me­ro, ha ha­bi­do un pa­trón de mal­tra­to si­co­ló­gi­co, y agre­sión ver­bal ha­cia mi per­so­na”, sos­tu­vo Vé­lez, en una gra­ba­ción que di­fun­dió, el jue­ves en la ma­ña­na, en la red so­cial Fa­ce­book.

Lue­go, en una en­tre­vis­ta con El Nue­vo Día, Vé­lez re­la­tó ayer que to­do co­men­zó en ma­yo, cuan­do Flo­res Alomar sos­tu­vo un al­ter­ca­do en la ofi­ci­na de Ro­me­ro con otra em­plea­da y ella acu­dió a su res­ca­te. Vé­lez ale­gó que Flo­res Alomar le di­jo que era una “pre­sen­tá”, e ini­ció un pa­trón de aco­so en su con­tra. La mu­jer sos­tu­vo que le no­ti­fi­có lo que es­ta­ba ocu­rrien­do a Ro­me­ro, en va­rias oca­sio­nes, y en una reunión el 18 de sep­tiem­bre.

“Me di­jo que iba a to­mar no­ta, que iba a ha­cer una in­ves­ti­ga­ción de lo ocu­rri­do, pe­ro si­guió au­men­tan­do el pa­trón. Nun­ca nos reunie­ron y no nos di­je­ron el re­sul­ta­do de la de­nun­cia y lo que iban a ha­cer”, afir­mó Vé­lez.

“Él (Ro­me­ro) es así. Cuan­do pa­san si­tua­cio­nes en la ofi­ci­na, tra­ta de que las di­rec­to­ras lo re­suel­van”, agre­gó.

Ed­ward Za­yas, por­ta­voz de Ro­me­ro, in­di­có que el se­na­dor no reac­cio­na­ría a las de­nun­cias has­ta que fi­na­li­ce el pro­ce­so, que in­clu­ye la ce­le­bra­ción de una vis­ta ju­di­cial, el 23 de enero, en que se aten­de­rá la pre­sun­ta agre­sión de Flo­res Alomar.

“Hi­ce una de­nun­cia por agre­sión. Me agre­dió”, di­jo la mu­jer, al in­di­car que Flo­res Alomar le pi­lló los de­dos de la mano iz­quier­da al lan­zar una puer­ta mien­tras le gri­ta­ba, el 26 de no­viem­bre. “¿Mi dig­ni­dad co­mo mu­jer quién la res­pe­ta si el pro­pio pa­trono no ha­ce na­da?”, cues­tio­nó.

El jue­ves, se lle­vó a ca­bo una vis­ta en el Tri­bu­nal de Ca­ro­li­na, don­de Vé­lez so­li­ci­tó una or­den de ace­cho a su fa­vor para man­te­ner a Flo­res Alomar a dis­tan­cia. Ex­pli­có que una jue­za de­cla­ró no ha lu­gar y acu­só a Ro­me­ro de mo­vi­li­zar a va­rios em­plea­dos y exem­plea­dos de la ofi­ci­na para que es­tu­vie­ran dis­po­ni­bles para tes­ti­fi­car a fa­vor del hom­bre.

Des­de el 26 de no­viem­bre, Vé­lez y Flo­res Alomar no han te­ni­do con­tac­to, y ayer la mu­jer re­gre­só a tra­ba­jar a la ofi­ci­na de Ro­me­ro. In­di­có que, el jue­ves en la no­che, El­vi­ra Can­cio, di­rec­to­ra de la Co­mi­sión de Go­bierno, que pre­si­de Ro­me­ro, le ase­gu­ró que se­guía sien­do par­te del equi­po de tra­ba­jo.

“Di­jo que cuen­tas con­mi­go y el se­na­dor tam­bién”, ex­pli­có Vé­lez.

“Es un pa­trón cons­tan­te de hos­ti­ga­mien­to. Te­mo por mi se­gu­ri­dad” RA­QUEL VÉ­LEZ EM­PLEA­DA DE MI­GUEL RO­ME­RO

Archivo / xa­vier.arau­[email protected]­dia.com

Ro­me­ro no ha­rá ex­pre­sio­nes has­ta que fi­na­li­ce una vis­ta ju­di­cial, en la que se aten­de­rá una pre­sun­ta agre­sión que se le impu­ta a uno de sus em­plea­dos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.