Bre­ve de­ten­ción del pre­si­den­te del Par­la­men­to, Juan Guai­dó, agu­di­za la ten­sión po­lí­ti­ca en Ve­ne­zue­la

El con­fu­so in­ci­den­te en que fue de­te­ni­do Juan Guai­dó po­dría au­men­tar la ten­sión po­lí­ti­ca en el país

El Nuevo Día - - ENTÉRATE - THE AS­SO­CIA­TED PRESS

CA­RA­CAS.- El pre­si­den­te de la Asam­blea Na­cio­nal de Ve­ne­zue­la, con­tro­la­da por la opo­si­ción, fue de­te­ni­do bre­ve­men­te ayer por agen­tes de la po­li­cía po­lí­ti­ca, en una ac­ción que fue ca­ta­lo­ga­da co­mo “irre­gu­lar” por el go­bierno del pre­si­den­te Ni­co­lás Ma­du­ro.

El in­ci­den­te con­fu­so po­si­ble­men­te au­men­te las ten­sio­nes en­tre la opo­si­ción y el go­bierno lue­go que Ma­du­ro pres­ta­ra ju­ra­men­to pa­ra un po­lé­mi­co se­gun­do man­da­to es­te mes.

Un vi­deo de 33 se­gun­dos que cir­cu­la en las re­des so­cia­les, gra­ba­do con un te­lé­fono ce­lu­lar por un au­to­mo­vi­lis­ta atra­pa­do en el trá­fi­co, mues­tra có­mo un gru­po de pre­sun­tos agen­tes del Ser­vi­cio Bo­li­va­riano de In­te­li­gen­cia Na­cio­nal (SEBIN), ar­ma­dos y en­mas­ca­ra­dos, in­ter­cep­tan y for­ce­jean pa­ra lle­var­se a Juan Guai­dó en una ca­mio­ne­ta SUV, en mo­men­tos que el po­lí­ti­co se di­ri­gía pa­ra par­ti­ci­par en un “ca­bil­do abier­to” con­vo­ca­do en el es­ta­do cos­ta­ne­ro de Var­gas.

El in­ci­den­te ocu­rrió en un tra­mo de la ca­rre­te­ra que en­la­za la ca­pi­tal ve­ne­zo­la­na y Var­gas, unos 20 ki­ló­me­tros al nor­te de Ca­ra­cas.

“Agra­dez­co a to­dos la in­me­dia­ta reac­ción de apo­yo an­te el atro­pe­llo de la dic­ta­du­ra con­tra mi es­po­so”, di­jo Fa­bia­na Ro­sa­les, es­po­sa del le­gis­la­dor, a tra­vés de Twit­ter. “Es­toy ya con él. La dic­ta­du­ra no po­drá doblegar su es­pí­ri­tu de lu­cha”.

Ade­más de la con­fu­sión, el go­bierno tra­tó de res­pon­sa­bi­li­zar a los alia­dos de Guai­dó. El mi­nis­tro de Co­mu­ni­ca­ción e In­for­ma­ción, Jor­ge Ro­drí­guez, di­jo que el “show” qui­zás ha­bía si­do or­ques­ta­do pa­ra pro­vo­car un al­bo­ro­to in­ter­na­cio­nal.

Sin em­bar­go, re­co­no­ció que los agen­tes ha­bían par­ti­ci­pa­do en el arres­to y di­jo que se­rían des­ti­tui­dos y dis­ci­pli­na­dos.

En una de­cla­ra­ción di­fun­di­da por la te­le­vi­sión es­ta­tal, el mi­nis­tro Ro­drí­guez in­di­có que tan pron­to co­mo se en­te­ra­ron de que se “ha­bía da­do un si­tua­ción irre­gu­lar don­de un gru­po de fun­cio­na­rios, ac­tuan­do de ma­ne­ra uni­la­te­ral” de­tu­vie­ron a Guai­dó, obra­ron pa­ra “sol­ven­tar” el he­cho.

“Esos fun­cio­na­rios que se pres- ta­ron pa­ra que se ins­ta­la­ra es­te show con­tra el nor­mal de­sen­vol­vi­mien­to de la vi­da de la re­pú­bli­ca es­tán en es­te mo­men­to sien­do des­ti­tui­dos y es­tán sien­do so­me­ti­dos a los pro­ce­di­mien­tos dis­ci­pli­na­rios es­tric­tos, de ma­ne­ra que po­da­mos ave­ri­guar y po­da­mos es­ta­ble­cer a cien­cia cier­ta si es que se pres­ta­ron pa­ra rea­li­zar es­te ti­po de si­tua­cio­nes” o no, afir­mó el mi­nis­tro.

El he­cho “afor­tu­na­da­men­te ya es­tá com­ple­ta­men­te sol­ven­ta­do y su­pe­ra­do”, agre­gó.

Guai­dó apa­re­ció pos­te­rior­men­te en el ac­to opo­si­tor mul­ti­tu­di­na­rio en Var­gas. Di­jo a The As­so­cia­ted Press que cuan­do lo arres­ta­ron, los agen­tes de SEBIN le in­for­ma­ron que “eran ór­de­nes” de arri­ba.

Guai­dó, mien­tras era abra­za­do y sa­lu­da­do por de­ce­nas de per­so­nas que le gri­ta­ban “Guai­dó pre­si­den­te”, agre­gó que se sen­tía bien y que en­tien­de “un po­co la lo­cu­ra del ré­gi­men”.

“¿Por qué man­dar a se­cues­trar a un pre­si­den­te de la Asam­blea Na­cio­nal en ejer­ci­cio y cla­ra­men­te en atri­bu­cio­nes de ejer­cer la cons­ti­tu­ción?”, ma­ni­fes­tó.

El le­gis­la­dor afir­mó que el in­ci­den­te no lo ame­dren­tó y que “aquí va­mos a se­guir”.

En de­cla­ra­cio­nes a la pren­sa, Guai­dó re­la­tó que los agen­tes “tra­ta­ron de po­ner­me unas es­po­sas. No lo per­mi­tí por­que soy el pre­si­den­te de la Asam­blea Na­cio­nal”.

En re­la­ción con los co­men­ta­rios del mi­nis­tro Ro­drí­guez, Guai­dó ma­ni­fes­tó que si es el ca­so que los agen­tes son unos “es­pon­tá­neos” que ac­tua­ron por su cuen­ta, en­ton­ces: “¿Quién man­da hoy en el ré­gi­men?”.

“Si ya de­cla­ran, re­co­no­cen que ya no con­tro­lan los or­ga­nis­mos de se­gu­ri­dad del Es­ta­do, tie­nen un pro­ble­ma muy gra­ve”, en­fa­ti­zó.

El vier­nes, Guai­dó, de 35 años, afir­mó que él es­tá dis­pues­to a asu­mir tem­po­ral­men­te la pre­si­den­cia del país sud­ame­ri­cano, en re­em­pla­zo de Ma­du­ro, tras con­si­de­rar que así lo es­ta­ble­ce la ley fun­da­men­tal del país y acu­sar a Ma­du­ro de “usur­pa­dor”.

Ma­du­ro des­es­ti­mó el in­ten­to del je­fe del Con­gre­so opo­si­tor y ca­li­fi­có su ac­to co­mo un “show” di­ri­gi­do, se­gún el go­ber­nan­te so­cia­lis­ta, a ge­ne­rar des­es­ta­bi­li­za­ción.

Em­pe­ro, el lí­der opo­si­tor ha di­cho que pa­ra asu­mir la pre­si­den­cia es ne­ce­sa­rio el con­cur­so del

“Me pu­de za­far del se­cues­tro por­que hay gen­te que cree en Ve­ne­zue­la... tra­ta­ron de po­ner­me unas es­po­sas, no lo per­mi­tí por­que re­pre­sen­to a un po­der le­gí­ti­mo” JUAN GUAI­DÓ PRE­SI­DEN­TE DE LA ASAM­BLEA NA­CIO­NAL

pue­blo, las fuer­zas ar­ma­das y la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal pa­ra “asu­mir cla­ra­men­te el man­da­to”.

El se­cre­ta­rio ge­ne­ral de la Or­ga­ni­za­ción de Es­ta­dos Ame­ri­ca­nos, Luis Al­ma­gro, apo­yó la de­cla­ra­ción de Guai­dó. En su cuen­ta de Twit­ter sa­lu­dó la “asun­ción de @jguai­do co­mo pre­si­den­te in­te­ri­no de Ve­ne­zue­la”.

Al­ma­gro ex­pre­só en Twit­ter ayer su “con­de­na y re­cha­zo ab­so­lu­tos al se­cues­tro del Pre­si­den­te in­te­ri­no de #Ve­ne­zue­la @jguai­do”.

“La co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal de­be de­te­ner los crí­me­nes de Ma­du­ro y sus es­bi­rros”, aña­dió

El lla­ma­do Gru­po de Li­ma, que reúne a 14 paí­ses del he­mis­fe­rio y que con ex­cep­ción de Mé­xi­co ha des­co­no­ci­do el se­gun­do man­da­to de Ma­du­ro, con­de­nó la que ca­li­fi­có co­mo “de­ten­ción ar­bi­tra­ria” del le­gis­la­dor.

En Ar­gen­ti­na, tam­bién miem­bro del Gru­po de Li­ma, el go­bierno di­jo en un co­mu­ni­ca­do que se so­li­da­ri­za y apo­ya a Guai­dó y a su fa­mi­lia des­pués de que él fue­ra “re­te­ni­do por al­gu­nas por ho­ras” por in­te­gran­tes del SEBIN.

“Es­te epi­so­dio, que aten­ta con­tra las li­ber­ta­das ci­vi­les y po­lí­ti­cas de los ve­ne­zo­la­nos, ra­ti­fi­ca la im­pe­rio­sa ne­ce­si­dad de res­ta­ble­cer en Ve­ne­zue­la el or­den de­mo­crá­ti­co y el res­pe­to de los de­re­chos hu­ma­nos”, agre­gó.

Ap / fer­nan­do llano

El lí­der opo­si­tor Juan Guai­dó fue re­ci­bi­do por una mul­ti­tud de se­gui­do­res al acu­dir a la ac­ti­vi­dad a la que se di­ri­gía al mo­men­to de ser arres­ta­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.