El Nuevo Día

Revive a la bachatera

sonya cortés Vuelve al estudio de grabación

- POR DAMARIS HERNÁNDEZ MERCADO dhernandez­1@elnuevodia.com

LA BACHATERA boricua ha vuelto. Salió del clóset donde la tenían guardada por casi cinco años para retomar el ritmo quisqueyan­o con más fuerza.

Esta vez Sonya Cortés asegura que llega con mayor entusiasmo ya que su inspiració­n son dos personas que ya no están físicament­e, pero permanecen en espíritu: su padre Roberto Cortés y su manejadora Meche Hernández. Ambos falleciero­n el año pasado.

La animadora y cantante desempolvó el martes por la noche a la bachatera y entró al estudio de grabación para darle vida a la etapa musical que tanto le apasiona y “me permite mantener un hogar y ser jefa de familia”.

Ese día le puso voz a dos temas conocidos. El primero Quiero

beber, populariza­do por Felipe Rodríguez y el otro, Mil años en voz de Fernando Villalona.

“Entré al estudio porque quie- / ro sacar a la bachatera del clóset, ya que en el momento en que me lancé com bachatera me fue bien. Tengo un público que le gusta mi estilo cortavenas, que un día cantó a ese amor maravillos­o, otro día al desamor, unas veces nos reventamos en el piso cantando en una barra. Dondequier­a que me paro me ven y me preguntan ‘cuándo vuelve la bachatera’. Entendí que ahora es el momento porque hay un público que me escucha”, mencionó la locutora del programa radial El Ajetreo de La X.

Sonya grabó de madrugada los dos temas con los que espera realizar un álbum discográfi­co antes de diciembre. En su caso, volver al estudio de grabación tiene un significad­o especial ya que la canción Quiero beber era favorita de su padre que falleció en agosto de un paro cardiorres­piratorio.

“A Father (apodo con el que nombra a su padre) le gustaba este tema, porque él era muy bohemio y eso lo aprendí de él. Father era uno que me decía: ‘cuándo vas a volver a lanzar un disco’. Era mi fanático número uno. Sabía que no sería fácil porque todavía su ausencia me afecta mucho. Pero (al cantar) pensé en los momentos de alegría y en vez de tristeza y nostalgia canté celebrando su vida”, narró la cantante, quien aseguró que mientras grabó “prendí mi velón y sé que él estuvo allí”.

De su pausa en la bachata explicó que lo hizo porque la persona que la lanzó y la bautizó como “la bachatera boricua” no pudo continuar desarrolla­ndo su carrera. Y con ello vino un poco de desilusión.

“Mis tres produccion­es discográfi­cas anteriores las hizo Meche Hernández. Ella falleció. Al fallecer, pues me sentí perdida porque ella era mi mano derecha, la mujer que me daba el apoyo y la seguridad para hacerlo. Aunque los guisos eran espectacul­ares lo cierto es que en la radio no gozaba con la misma suerte. Entonces me desanimé y me desilusion­é. Ahora quiero continuar lo que Meche me inculcó de cantar, de llevar esa alegría por ahí ”, explicó.

Sobre el auge que ha tomado la bachata en el mundo reconoce que es similar a lo ocurrido con otros géneros en el pasado.

“La bachata está en su momento. Al igual que lo estuvo la salsa. Ahora mismo la bachata ha logrado una difusión mundial increíble y pienso que es porque las letras son en arroz y habichuela­s y a la gente le gusta escuchar letras con las que se puedan olvidar de los problemas”, comentó la cantante que además guarda una estrecha relación con República Dominicana porque vivió allí.

Por último, dijo que planifica para el año que viene un nuevo espectácul­o de comedia de tipo stand up en el que participar­á con otro actor comediante con el que nunca ha laborado en espacios de comedia. “A lo mejor Noelia Crespo, Tita Guerrero o hasta Luis Raúl... quién sabe, Luis Raúl fue quien dio mi brindis en la boda”, adelantó.

 ??  ??
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico