El Nuevo Día

“Yo estoy celebrando su vida”

- POR TATIANA PÉREZ RIVERA tperez@elnuevodia.coms

Las cosas que atesoró en vida José Luis Díaz de Villegas allí estuvieron: su querida esposa Graziella, sus tres hijos -José Luis, Jorge y Graziella-, sus libretas de dibujo y aquellas en las que anotaba datos preciados para sus reseñas gastronómi­cas, sus ilustracio­nes, sus familiares, los amigos que coleccionó en 87 años de vida y la música que acompañaba su proceso creativo.

El velatorio del ingeniero, ilustrador, gastrónomo y editor de este diario se celebró ayer en la Funeraria Buxeda de Hato Rey, y propició un desfile de visitantes que presentaro­n sus respetos. “Yo estoy feliz, yo estoy celebrando su vida”, dijo Díaz de Villegas, hijo, quien fungió como portavoz de la familia.

“Él siempre decía ‘a mi no me lloren, yo quiero que me despidan con música’ y si tu entras en la capilla vas a escuchar música”, anticipó.

No mentía. La voz portuguesa de una cantante acompañaba el féretro, al igual que una mesa con fotos del artista y su esposa Graziella. A un lado de la capilla, dos ilustracio­nes memorables enmarcadas: Conversaci­ones del artista con su ángel de la guarda y otra en la que retrató a la muerte dialogando con su perro y comentando, ‘Bueno Tribilín... nos vamos de cacería’.

“Si nos ponemos a lamentar estamos expresando la tristeza que nosotros sentimos porque no vamos a gozar más de su compañía pero eso es asunto nuestro. En honor a él prefiero estar lo más feliz que pueda porque eso es lo que él quería, él celebraba la vida

y ahora yo celebro la suya”, subrayó el hijo.

Entre los asistentes se repetían varias frases como “él fue mi maestro” o “él amaba el periódico”.

Su hijo lo tiene claro. La influencia de su padre trascendió el ámbito familiar.

“Él cambió la vida y la manera de ser de tanta gente”, dice orgulloso, “mucha gente son ahora otras personas por la relación que tuvieron con él. Estamos apenados porque uno perdió a su papá o a su esposo pero dentro de ese sentimient­o que es muy normal, estamos muy felices por la vida que vivió”.

Según avanzaba la tarde arribaban más personas que se despedían de su maestro, de su amigo, de su colega o todas las anteriores. “Ya pasaron los chefs, la gente de los vinos, más tarde llegarán los artistas, los vecinos, los panas y amigos y a todo el que veo le doy las gracias por la amistad y el cariño que le dieron al Viejo porque él se nutría de eso”, culminó Díaz de Villegas, hijo.

Vida bien vivida, lección aprendida.

 ??  ?? DON ANTONIO LUIS FERRÉ, presidente y fundador de la Junta de Directores y Editor Fundador de El Nuevo Día, ofrece sus condolenci­as a José L. Díaz De Villegas Freyre, hijo del fenecido artista y editor.
DON ANTONIO LUIS FERRÉ, presidente y fundador de la Junta de Directores y Editor Fundador de El Nuevo Día, ofrece sus condolenci­as a José L. Díaz De Villegas Freyre, hijo del fenecido artista y editor.
 ??  ?? AL LADO del féretro se expusieron varias de sus piezas, aquí una de ellas titulada Conversaci­ón del artista con su ángel de la guar
da.
AL LADO del féretro se expusieron varias de sus piezas, aquí una de ellas titulada Conversaci­ón del artista con su ángel de la guar da.
 ??  ?? LIBRETAS de anotacione­s, dibujos, reseñas y otros datos que recopilaba Díaz de Villegas estaban expuestas.
LIBRETAS de anotacione­s, dibujos, reseñas y otros datos que recopilaba Díaz de Villegas estaban expuestas.
 ??  ??

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico