Re­sur­gen las fallas del año epi­dé­mi­co

Al igual que en el 2009, es­ca­sean los da­tos so­bre el avan­ce del vi­rus

El Nuevo Día - - PUERTO RICO HOY - POR MAR­GA PARÉS ARRO­YO Mpa­[email protected]­nue­vo­dia.com

AL­GU­NOS de los in­gre­dien­tes que ca­rac­te­ri­za­ron la epi­de­mia de in­fluen­za del 2009 re­apa­re­cen es­te año, co­mo por ejem­plo, la ines­ta­bi­li­dad en la je­fa­tu­ra del De­par­ta­men­to de Sa­lud, el po­co flu­jo de in­for­ma­ción so­bre el cur­so de los con­ta­gios y la fal­ta de da­tos ac­tua­li­za­dos.

Du­ran­te la epi­de­mia ocu­rri­da ha­ce cua­tro años, se re­por­ta­ron so­bre 1,349 ca­sos y 55 muer­tes. Es­te año, so­lo en­tre el 1 de ju­nio y el 14 de septiembre ya se han re­por­ta­do 4,282 ca­sos y nue­ve muer­tes con­fir­ma­das.

Una de las si­mi­li­tu­des en­tre los con­ta­gios ocu­rri­dos en el 2009 y los que se re­gis­tran aho­ra son los dra­má­ti­cos cam­bios en el al­to man­do de Sa­lud.

De he­cho, en ese en­ton­ces, la je­fa­tu­ra de esa agen­cia lle­gó a po­ner en du­da que a Puer­to Ri­co pu­die­ra lle­gar la lla­ma­da “gri­pe por­ci­na” que ha­cía es­tra­gos en otras par­tes del mun­do.

“No veo co­mo una per­so­na en Puer­to Ri­co po­dría (con­ta­giar­se) con gri­pe por­ci­na”, sos­tu­vo a fi­na­les de abril del 2009 el en­ton­ces se­cre­ta­rio de Sa­lud, Jaime Ri­ve­ra Due­ño.

A los po­cos días (1 de ma­yo), sin em­bar­go, Sa­lud con­fir­mó el pri­mer ca­so de in­fluen­za lo­cal, una ni­ña de cin­co años que vi­vía en Te­xas y es­ta­ba de vi­si­ta en la Is­la.

A fi­na­les de ju­nio, Ri­ve­ra Due­ño re­nun­ció y el doc­tor Iván Gon­zá­lez Can­cel fue de­sig­na­do al pues­to por el en­ton­ces go­ber­na­dor Luis For­tu­ño.

En­ton­ces, prin­ci­pios de agos­to, Gon­zá­lez Can­cel des­ti­tu­yó al doc­tor Johnny Ru­llán de la di­rec­ción de la Di­vi­sión de Epi­de­mio­lo­gía de la agen­cia. Du­ran­te una rue­da de pren­sa, el ga­leno in­for­mó que la doc­to­ra Car­men De­se­da es­ta­ría a car­go de con­ti­nuar la vi­gi­lan­cia epi­de­mio­ló­gi­ca de in­fluen­za AH1N1.

Sin em­bar­go, el 11 de agos­to de ese año For­tu­ño le anun­ció al país que ur­gía de un “se­cre­ta­rio a tiem­po com­ple­to”, y que por lo tan­to re­ti­ra­ba el nom­bra­mien­to de Gon­zá­lez Can­cel. Se­gún tras­cen­dió en­ton­ces, el ci­ru­jano con­ti­nua­ba ha­cien­do in­ter­ven­cio­nes qui­rúr­gi­cas.

A fi­na­les de agos­to de 2009, en me­dio de la pan­de­mia, el doc­tor Ra­fael Bur­gos Cal­de­rón, di­rec­tor del Pro­gra­ma de Bio­se­gu­ri­dad del De­par­ta­men­to de Sa­lud y quien te­nía a su car­go la im­por­tan­te ta­rea de ase­gu­rar­se de que to­das las re­gio­nes de Sa­lud tu­vie­ran me­di­ci­nas y equi­pos pa­ra aten­der la epi­de­mia de AH1N1, re­nun­ció a su car­go.

Jun­to a Bur­gos Cal­de­rón, tam­bién di-

ALER­TA Aun­que la tem­po­ra­da al­ta de con­ta­gio de in­fluen­za ini­cia en dos se­ma­nas, has­ta la fe­cha se han re­por­ta­do nue­ve muer­tes y 4,282 ca­sos.

mi­tie­ron otros seis miem­bros del equi­po de em­plea­dos de con­fian­za de Ri­ve­ra Due­ño, quien de­jó su car­go cuan­do se su­po que el Se­na­do no iba a ava­lar su de­sig­na­ción.

El doc­tor Lo­ren­zo Gon­zá­lez fue de­sig­na­do pa­ra lle­nar la va­can­te en la di­rec­ción de Sa­lud a me­dia­dos de agos­to. SIN DA­TOS OFI­CIA­LES

Mien­tras es­te ti­ra y ha­la ocu­rría, los pro­fe­sio­na­les de la sa­lud de­nun­cia­ban que la fal­ta de ac­ce­so a in­for­ma­ción “fi­de­dig­na y ac­tua­li­za­da” so­bre la in­fluen­za AH1N1 les ha­bía im­pe­di­do te­ner un per­fil epi­de­mio­ló­gi­co cla­ro de có­mo la lla­ma­da gri­pe por­ci­na ha­bía afec­ta­do a la po­bla­ción.

Ese año la in­for­ma­ción pú­bli­ca so­bre los con­ta­gios de in­fluen­za, el ma­ne­jo de los ca­sos sos­pe­cho­sos y las muer­tes tam­bién fue a cuen­ta go­tas.

Cuan­do Gon­zá­lez lle­gó a la agen­cia pro­me­tió brin­dar unos in­for­mes se­ma­na­les so­bre el cur­so de la epi­de­mia. Sin em­bar­go, al ca­bo de un cor­to tiem­po, los in­for­mes de­ja­ron de su­plir­se con la pe­rio­di­ci­dad pro­me­ti­da.

Un cua­dro si­mi­lar ha ocu­rri­do du­ran­te es­te año don­de los re­por­tes so­bre el pro­gre­so de la en­fer­me­dad se di­fun­den con po­ca re­gu­la­ri­dad.

Asi­mis­mo, la es­ta­bi­li­dad de la di­rec-

ti­va actual del de­par­ta­men­to de Sa­lud se ha tam­ba­lea­do, al igual que ocu­rrió en el año de la epi­de­mia.

El go­ber­na­dor Ale­jan­dro García Padilla de­sig­nó al doc­tor Fran­cis­co Jo­glar Pes­que­ra pa­ra la di­rec­ción de Sa­lud a prin­ci­pios de año. A me­dia­dos de ju­nio, tras ca­si cin­co me­ses de in­ten­so es­cru­ti­nio le­gis­la­ti­vo, Jo­glar Pes­que­ra fue con­fir­ma­do al pues­to por el Se­na­do.

Sin em­bar­go, ha­ce es­ca­sa­men­te dos se­ma­nas, en me­dio del caos que ha ge­ne­ra­do el ma­ne­jo de un bro­te bac­te­riano en el Hos­pi­tal de la Uni­ver­si­dad de Puer­to Ri­co (UPR), en Ca­ro­li­na, los au­men­tos de ca­sos de in­fluen­za y la continuaci­ón de la epi­de­mia de den­gue des­de el año pa­sa­do, Jo­glar di­mi­tió.

Jun­to a él, se fue tam­bién la di­rec­to­ra de la Di­vi­sión de Epi­de­mio­lo­gía, Hay­dée García; la sub­se­cre­ta­ria de Sa­lud, Brenda Mi­ra­bal y otros em­plea­dos de con­fian­za. La doc­to­ra Ana Ríus fue nom­bra­da la se­ma­na pa­sa­da pa­ra lle­nar la va­can­te de Jo­glar.

DI­FÍ­CIL AC­CE­SO

El flu­jo de in­for­ma­ción so­bre el com­por­ta­mien­to del vi­rus de la in­fluen­za de es­te año mues­tra el mis­mo flu­jo errá­ti­co a pe­sar de tra­tar­se de un asun­to de vida o muer­te pa­ra ciu­da­da­nos con cier­tos pa­de­ci­mien­tos cró­ni­cos.

El De­par­ta­men­to de Sa­lud lle­gó a de­jar de ac­tua­li­zar sus re­por­tes du­ran­te dos me­ses y so­la­men­te des­pa­cha­ba en su pá­gi­na de In­ter­net un es­cue­to re­por­te con al­gu­nos da­tos so­bre con­ta­gios.

A pe­ti­ción de es­te dia­rio, y an­te el no­ta­ble au­men­to de ca­sos fue­ra de la tem­po­ra­da usual de in­fluen­za que sue­le co­men­zar en oc­tu­bre, Sa­lud co­men­zó a pre­sen­tar un in­for­me se­ma­nal so­bre los con­ta­gios de in­fluen­za. Es­to du­ró, sin em­bar­go, so­lo tres se­ma­nas, des­de fi­na­les de agos­to has­ta me­dia­dos de septiembre.

La se­ma­na pa­sa­da, el in­for­me se­ma­nal pro­me­ti­do se ofre­ció con va­rios días de re­tra­so (el jue­ves) y sin un aná­li­sis so­bre las muer­te ocu­rri­das. En dos se­ma­nas co­mien­za la tem­po­ra­da al­ta de con­ta­gio de in­fluen­za.

EL AÑO EPI­DÉ­MI­CO de 2009 se ca­rac­te­ri­zó por la ines­ta­bi­li­dad en la cú­pu­la del De­par­ta­men­to de Sa­lud y por la fal­ta de un flu­jo pe­rió­di­co de in­for­ma­ción pú­bli­ca so­bre el avan­ce de la in­fluen­za AH1N1. Es­tas si­tua­cio­nes se re­pi­ten es­te año cuan­do los...

EN EL 2009, el mu­ni­ci­pio de Toa Ba­ja de­ci­dió dis­tri­buir guan­tes co­mo una me­di­da sa­ni­ta­ria pa­ra su po­bla­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.