UNA BI­BLIO­TE­CA DE BON­DAD EN RÍO PIE­DRAS

Co­no­ce la his­to­ria de la vo­lun­ta­ria Lour­des Pi­ñe­ro y de sus pu­pi­los en Sa­ba­na Vi­lla­ge

El Nuevo Día - - POR DENTRO -

El sol azo­ta du­ro afue­ra en Sa­ba­na Vi­lla­ge, Río Pie­dras. Den­tro de la bi­blio­te­qui­ta del com­ple­jo de vi­vien­da ha­ce un ca­lor aún más ché­ve­re.

Es un ca­lor hu­mano, de gen­te ayu­dan­do gen­te, que ni si­quie­ra el acondicion­ador de ai­re que apa­ci­gua a los es­tu­dio­sos ni­ños pue­de com­ba­tir.

“Aquí es­ta­mos to­do el tiem­po con nues­tros ni­ños, ayu­dán­do­los, es­pe­cial­men­te en sus ta­reas, en apren­der y es­tar bien”, di­ce Lour­des Pi­ñe­ro, con un au­ra de bon­da­do­sa ha­da ma­dri­na, que de un la­do al otro re­bo­ta en es­te sa­lón lleno de li­bros y ma­te­ria­les edu­ca­ti­vos.

Hoy con Lour­des hay una tro­pa de cin­co. En un ex­tre­mo de la me­sa el pe­que­ño Ca­leb jue­ga con un fi­gu­rín de Buzz Light­year, el de Toy Story, y con­fie­sa que quie­re ser bom­be­ro. A su la­do, Cris­tal, una fu­tu­ra doc­to­ra, es­cri­be. En la mis­ma me­sa, Me­la­nie, ar­tis­ta grá­fi­ca en cier­nes, di­bu­ja, mien­tras que Ju­liz­za tra­ba­ja en otro cua­derno. Lour­des ob­ser­va con esa son­ri­sa de humildad que siem­pre apa­re­ce en los ros­tros de gen­te que ha­ce co­sas bue­nas.

“De aquí yo he vis­to ni­ños sa­lir ade­lan­te de dis­tin­tas for­mas. Al­gu­nos que han se­gui­do es­tu­dios uni­ver­si­ta­rios. To­da la co­mu­ni­dad es­tá or­gu­llo­sa de lo que lo­gran y aquí es­toy yo pa­ra lo que ne­ce­si­ten”, di­ce.

Cuan­do Lour­des, una exa­sis­ten­te de maes­tro, lle­gó a Sa­ba­na Vi­lla­ge ha­ce cua­tro años, ese sa­lón don­de ha ayu­da­do a de­ce­nas de ni­ños, era un gim­na­sio. Aho­ra, al sa­lón lo do­mi­nan ca­ras de ni­ños, que fe­liz­men­te rea­li­zan sus asig­na­cio­nes, leen mu­cho y la pa­san bien en un am­bien­te de pro­ve­cho.

La ad­mi­nis­tra­ción del con­do­mi­nio res­pal­dó de in­me­dia­to la in­ten­ción de Lour­des de con­ver­tir ese es­pa­cio en una bi­blio­te­ca. Con­si­guie­ron li­bros do­na­dos por una me­ga­li­bre­ría cuan­do es­ta ce­rró tien­das. Se ges­tó un pro­yec­to a fa­vor de la educación co­mu­ni­ta­ria. “Es in­men­so el bien que to­dos los días rea­li­za por nues­tros ni­ños”, ex­pre­sa Mar­ta Fo­rés, de Lu­cha, Inc., en­ti­dad de ba­se co­mu­ni­ta­ria que ad­mi­nis­tra Sa­ba­na Vi­lla­ge. El com­pro­mi­so de Lour­des es tal que en ve­rano rea­li­za el cam­pa­men­to Car­ca­ja­das.

“¡Es la me­jor je­fa del mun­do, es mi ins­pi­ra­ción!”, afir­ma con emo­ción la es­pe­cia­lis­ta en tu­to­rías de ma­te­má­ti­cas, Car­men De­lia Mojica.

“Aquí so­lo ha­ce­mos lo que hay que ha­cer. Es­ta­mos por nues­tros ni­ños, por nues­tra co­mu­ni­dad”, di­ce Lour­des, con­ten­ta y cón­so­na con su ac­to de con­cien­cia so­cial.

Com­par­te tu his­to­ria de la­bor vo­lun­ta­ria en www.Ac­tos­QueIm­por­tan.com.

Des­de que Lour­des lle­gó a Sa­ba­na Vi­lla­ge ha­ce cua­tro años, ha ayu­da­do a de­ce­nas de ni­ños que rea­li­zan sus asig­na­cio­nes, leen mu­cho y la pa­san bien.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.