El Nuevo Día

Estocada legal a la UPR

La demanda de US Bank es la primera que Puerto Rico recibe de uno de los bancos que contrató el Gobierno para custodiar sus emisiones de bonos y pagar a bonistas

- Joanisabel González joanisabel.gonzalez@elnuevodia.com Twitter: @jgonzalezp­r

Si la corte federal del distrito de Puerto Rico no acoge una solicitud de interdicto que permita recuperar los recaudos por matrícula comprometi­dos para el pago de unos $432 millones, los bonistas de la Universida­d de Puerto Rico (UPR) no verán un centavo a partir de diciembre próximo.

Eso alegó ayer US Bank Trust National Associatio­n, la institució­n que sirve como fideicomis­ario de la deuda emitida por la UPR, en una demanda contra el gobernador Alejandro García Padilla, la institució­n universita­ria y su presidenta interina, Celeste Freytes González.

El litigio incoado por US Bank es el primero que radica el síndico de una emisión de bonos de Puerto Rico contra el propio Gobierno. El síndico o fideicomis­ario es una entidad que ha sido contratada por el emisor de la deuda, en este caso la UPR, en acuerdo con los bonistas, para custodiar los fondos y enviar los pagos a acreedores, según se estipula en el contrato de la transacció­n.

La presidenci­a de la UPR indicó a El Nuevo Día que no emitiría comentario­s por el momento. SIN DINERO PARA PAGAR. En un reclamo de 49 páginas, US Bank reveló que no tiene dinero para pagar unos $10.7 millones a bonistas que deben enviarse en diciembre de este año y tampoco para pagar una suma similar en enero de 2017.

Esto, según el fideicomis­ario, a pesar de que el dinero para pagar parte de la deuda contraída por la UPR proviene de las matrículas que pagan los esAunque tudiantes, incluyendo dinero que se recibe del programa de becas federales Pell Grant.

“El acuerdo del fideicomis­o requiere a la UPR transferir todos los dineros comprometi­dos al fideicomis­ario, ser depositado­s en un fondo de reserva para garantizar todas las obligacion­es bajo el acuerdo, incluyendo los gastos del fideicomis­ario y los pagos futuros de interés y de $431.79 millones de principal vigente”, reza el reclamo de US Bank.

Específica­mente, la controvers­ia aplica a las series de bonos Py Q de la UPR, emisiones que se hicieron para refinancia­r deuda emitida previament­e en los años 1995 y 2000. El dinero también se usó para construir la Escuela de Arquitectu­ra del Recinto de Río Piedras, instalacio­nes de Biología en el recinto mayagüezan­o y el centro estudianti­l del recinto de Bayamón, así como el edificio de Ciencias Moleculare­s en el llamado “Corredor del Conocimien­to”. PIDEN ANULAR LA LEY DE MORATORIA. En la demanda, US Bank solicitó a la corte que levante la suspensión automática que se activó con la Ley federal para la Supervisió­n, Gerencia y Estabiliza­ción Financiera de Puerto Rico (PROMESA, en inglés).

Pero sobre todo, US Bank solicitó al foro judicial federal que ordene a la UPR transferir los fondos que actúan como garantía de parte de la deuda del centro docente y declare nulas las órdenes ejecutivas que firmó García Padilla para frenar la transferen­cia de tales fondos, así como la Ley de Moratoria de Emergencia, el estatuto que se aprobó de manera expedita en abril pasado para viabilizar el impago en la deuda pública.

PROMESA prohíbe la radicación de demandas contra Puerto Rico hasta principios del 2017, la limitación es exclusiva para acciones de cobro por parte de los bonistas, por lo que no prohíbe otros litigios como serían aquellos dirigidos a proteger activos que podrían pertenecer a los bonistas, de ser el caso. HAY DINERO PARA PAGAR. De acuerdo con el síndico, hasta junio de 2017, la UPR debe pagar unos $31.7 millones en las series P y Q, cifra que puede sufragarse con los ingresos que recibe la institució­n.

Según US Bank, en este año, si bien la UPR recibe ingresos de otras fuentes como las tragamoned­as, los ingresos por matrícula que recibirá la institució­n serían suficiente­s para pagar a los bonistas.

El estimado de ingresos por matrícula para este año ronda unos $89 millones, una fuente de ingresos que, según el fideicomis­ario, “aportan ciudadanos privados y no está sujeta a los caprichos presupuest­arios del gobierno, requisitos de subvencion­es o al litigio de retención de ingresos o claw-back”.

La demanda de US Bank se une a los múltiples reclamos públicos y legales de distintos grupos de inversión que alegan que Puerto Rico sí tiene recursos para pagar parte de lo que se adeuda a los bonistas.

De igual forma, el reclamo ofrece otro atisbo de la complejida­d para renegociar la deuda, pues en este se plantea que en el proceso de decretar una moratoria, se dio prioridad al pago de otras deudas de la UPR con el Banco Gubernamen­tal de Fomento (BGF) antes que al pago de los bonos.

Con la demanda de US Bank aumenta a 13 el número de litigios radicados contra Puerto Rico desde 2014, cuando el Gobierno aprobó la ahora inconstitu­cional ley de quiebra criolla. Además, es el quinto litigio radicado desde que el presidente Barack Obama convirtió en ley a PROMESA el pasado 30 de junio.

“La UPR y el Gobierno no pueden justificar la expropiaci­ón de los recaudos comprometi­dos, particular­mente los cargos de matrícula” DEMANDA DE US BANK “Si la UPR y el Gobierno desvían y expropian los ingresos comprometi­dos para cubrir otros gastos que no sean el servicio a la deuda, el fideicomis­ario y los bonistas perderán el dinero desviado para siempre” DEMANDA DE US BANK CONTRA LA UPR

 ??  ?? La parte demandante reclama que los recaudos en la matrícula de la Universida­d del Estado son suficiente­s para pagar la deuda.
La parte demandante reclama que los recaudos en la matrícula de la Universida­d del Estado son suficiente­s para pagar la deuda.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico