Una voz su­bli­me en as­cen­so

La jo­ven so­prano puer­to­rri­que­ña Na­ta­lia Gon­zá­lez San­ta­liz bri­lló en su con­cier­to pa­ra Pro Ar­te Mu­si­cal

El Nuevo Día - - FLASH & CULTURA -

LUIS EN­RI­QUE JULIÁ

“Una ines­pe­ra­da tran­qui­li­dad ha

so­bre­ve­ni­do pa­ra el jus­to.” - del “Ex­sul­ta­te Ju­bi­la­te” de Mo­zart, tex­to de au­tor des­co­no­ci­do La so­prano Na­ta­lia Gon­zá­lez

San­ta­liz co­men­zó su re­ci­tal el sá­ba­do en la tar­de en la Sa­la San­ro­má del Con­ser­va­to­rio en Mi­ra­mar con los tres mo­vi­mien­tos del mo­te­te “Re­go­ci­jaos, ale­graos”: una par­ti­tu­ra re­li­gio­sa, com­pues­ta ori­gi­nal­men­te pa­ra el “cas­tra­to” Ve­nan­zio Rauz­zi­ni -cu­ya voz era ad­mi­ra­da por Mo­zart en su ju­ven­tud en Salz­bur­go- con un flo­ri­do acom­pa­ña­mien­to or­ques­tal.

Una má­gi­ca con­jun­ción de mú­si­ca y poe­sía de­fi­nió el con­cier­to de la Se­rie Nue­vos Vir­tuo­sos, con que Pro Ar­te Mu­si­cal clau­su­ra­ba su Tem­po­ra­da 2016-2017.

Na­ta­lia -so­bre un só­li­do acom­pa­ña­mien­to de la re­duc­ción or­ques­tal en el piano de la pro­fe­so­ra Dia­na Fi­gue­roa- abor­dó con gra­cia el fra­seo y las agi­li­da­des del “Ex­sul­ta­te Ju­bi­la­te”, pres­tan­do aten­ción a la di­rec­ción de es­tas me­lo­días en el es­ti­lo clá­si­co.

Si­guió con el re­ci­ta­ti­vo y aria “Zef­fi­ret­ti lu­sing­hie­ri” de la ópe­ra en ita­liano “Ido­me­neo”, tam­bién de Mo­zart, con li­bre­to de Gio­van­ni Bat­tis­ta Va­res­co. Es­tos “Cé­fi­ros li­son­je­ros” fue­ron can­ta­dos con trans­pa­ren­cia, de ma­ne­ra apa­ci­ble, co­mo un “vien­to sua­ve que so­pla del oes­te, co­mo una te­la fi­na de al­go­dón” de la de­fi­ni­ción en el La­rous­se. “Tú eres co­mo una flor” - Hein­rich Hei­ne

To­da­vía hu­bo es­pa­cio en la pri­me­ra par­te pa­ra otras tras tres jo­yas de la cul­tu­ra ger­ma­na: las can­cio­nes de ar­te “Du bist wie ei­ne Blu­me” de Ro­bert Schu­mann, so­bre un tex­to ex­qui­si­to de Hei­ne; y el “Ler­chen­ge­sang” o “Can­ción de la alon­dra”, del gran in­no­va­dor del ro­man­ti­cis­mo eu­ro­peo, Johannes Brahms, so­bre dos cuarte­tas del poe­ta Karl Au­gust Can­di­dus. Am­bos “lie­der” -así co­mo “La pre­sen­ta­ción de la ro­sa”, de la ópe­ra có­mi­ca “Der Ro­sen­ka­va­lier” de Ri­chard Strauss -en un idio­ma com­po­si­cio­nal que jue­ga con la ato­na­li­dad más con­tem­po­rá­nea-, sir- vie­ron pa­ra es­ta­ble­cer una re­la­ción con el pú­bli­co con­vo­ca­do por los pro­duc­to­res pa­ra una tar­de muy es­pe­cial, de­lei­ta­dos en el “per­for­man­ce“de la so­prano Gon­zá­lez San­ta­liz y su pia­nis­ta co­la­bo­ra­do­ra Fi­gue­roa.

La se­gun­da par­te abrió con las “Cin­co me­lo­días po­pu­la­res grie­gas” de Maurice Ra­vel, so­bre la le­tra ori­gi­nal de las can­cio­nes tra­du­ci­das por el crí­ti­co mu­si­cal fran­cés, Mi­chel D. Cal­vo­co­res­si. Es­tas “sen­ci­llas” y bre­ves can­cio­nes fol­kló­ri­cas fue­ron can­ta­das y to­ca­das des­de su in­trín­se­ca cla­ri­dad, ha­cien­do evi­den­te el sa­bor me­di­te­rrá­neo con que fue­ron con­ce­bi­das.

Tam­bién de la cul­tu­ra fran­ce­sa de en­tre si­glos, Na­ta­lia Gon­zá­lez pre­sen­tó -con prís­ti­na dic­ción y do­mi­nio de los co­lo­res de los so­ni­dos gra­ves, me­dios y agu­dos en su am­plio re­gis­tro-, “Flor des­pre­cia­da” y “L’idéal” de la sin­gu­lar com­po­si­to­ra y pia­nis­ta Cé­ci­le Cha­mi­na­de. “Tu voz co­mo can­ción…” - Johanny Na­va­rro

Otro mo­men­to cum­bre fue la in­clu­sión de dos im­por­tan­tes obras de dis­tin­tas ge­ne­ra­cio­nes de com­po­si­to­res de la Is­la: “Tres poe­mas de Juan An­to­nio Co­rret­jer”, mu­si­ca­li­za­dos en un len­gua­je van­guar­dis­ta por el maes­tro y ges­tor cul­tu­ral Héc­tor Cam­pos Par­si; y el des­lum­bran­te “Pró­lo­go de Ca­mi­la” de la ópe­ra de cá­ma­ra “Fre­ne­sí”, de la com­po­si­to­ra Johanny Na­va­rro, es­tre­na­da re­cien­te­men­te en su re­ci­tal de gra­dua­ción de maes­tría en la Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca de Amé­ri­ca, Was­hing­ton D.C. Aquí Na­ta­lia lo­gró en el es­ce­na­rio una tras­for­ma­ción ra­di­cal en las pro­fun­di­da­des dra­má­ti­cas del per­so­na­je.

En es­ta ma­ti­né, el pú­bli­co ex­ta­sia­do pu­do ex­pe­ri­men­tar la coin­ci­den­cia de las ex­cel­sas des­tre­zas pia­nís­ti­cas de la maes­tra Dia­na Fi­gue­roa, co­mo con­tex­to pa­ra la in­te­li­gen­cia mu­si­cal, la her­mo­sa pre­sen­cia es­cé­ni­ca y la voz su­bli­me de la nue­va es­tre­lla de la voz puer­to­rri­que­ña, Na­ta­lia Gon­zá­lez San­ta­liz.

su­mi­nis­tra­da

Na­ta­lia Gon­zá­lez con­quis­tó a la au­dien­cia con su voz diá­fa­na, prís­ti­na dic­ción y do­mi­nio de los co­lo­res gra­ves, me­dios y agu­dos en su am­plio re­gis­tro.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Puerto Rico

© PressReader. All rights reserved.